TENSIÓN EN EL B° BENITO

Policía agredió a su esposa y se atrincheró en su casa

Se trata de un sargento que había protagonizado un caso de violencia intrafamiliar con su pareja en el interior de su domicilio. Luego de minutos de negociación, fue trasladado al área de Bienestar Policial.

Por La Opinión Austral


Un sargento de la Policía Caminera de Santa Cruz debió ser trasladado al área de Bienestar Policial luego de haber protagonizado un confuso episodio que se registró en su vivienda del populoso barrio San Benito, en horas de la tarde de ayer.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso La Opinión Austral, todo comenzó con un caso de violencia doméstica en el que intervino, en un primer momento, la Comisaría Séptima, pero ellos, al percatarse que se trataba de un hecho en el que debía trabajar otra área, dieron paso a los agentes de la Comisaría de la Mujer y la Familia.

El caso tiene como acusado a un integrante de la fuerza de seguridad provincial de unos 35 años que habría agredido y amenazado a su pareja en el interior de la vivienda que ellos comparten, ubicada en la manzana 30, en la intersección de las calles 25 y 04, del barrio San Benito.

 

 Los efectivos esperando por la llegada de refuerzos. FOTO: MIRTA VELÁSQUEZ
Los efectivos esperando por la llegada de refuerzos. FOTO: MIRTA VELÁSQUEZ

La mujer fue quien solicitó presencia de la Policía y se vivieron momentos de tensión, ya que el efectivo acusado contaba con el arma reglamentaria y se atrincheró en la morada, hecha de material ligero, del barrio periférico.

Además del personal de la Seccional Séptima y de la Comisaría de la Mujer, en un momento se precisó del apoyo del Grupo Especial de Operaciones, ya que poco se sabía del sargento y él podía atentar contra sus pares o contra él mismo.

Fueron varios minutos de tensión entre las cinco y media y las seis de la tarde. Un cordón perimetral se estableció en la cuadra para que los vecinos de casas lindantes se retiraran y los medios de comunicación no se acercaran al lugar.

 

Hasta entrada la noche, se esperaba que la mujer radicara la denuncia correspondiente

 

Luego de una negociación, el sargento se “entregó” a sus pares y estos lo trasladaron de manera preventiva a Bienestar Policial, edificio ubicado en la calle Perito Moreno, a metros de la esquina con la calle Pasteur, para ser contenido y revisado por profesionales.

De igual manera, la Comisaría de la Mujer y Familia hizo una causa de oficio y comenzó con los trámites pertinentes para determinar si hubo violencia física o verbal contra la mujer. Asimismo, hasta entrada la noche de ayer, ella no se había presentado en la seccional para radicar la denuncia y se esperaba que así lo hiciera.

De todas formas, se labró una cédula de notificación que será enviada a la casa donde todo ocurrió y el Juzgado de Instrucción de turno determinará los pasos a seguir

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias