MIENTRAS SEGUIRÁ EN LIBERTAD

Un policía abusó de su prima e irá a juicio: “Por favor, no le digas a nadie", le había dicho a la víctima

Se trata de un cabo primero que se desempeñaba en la Comisaría Segunda, a quien le confirmaron el procesamiento. El hecho por el que será juzgado sucedió en la mañana del 24 de enero de 2019. Esperará el proceso en libertad.

Por La Opinión Austral


¿Qué hiciste, degenerado? ¡Somos prácticamente hermanos, hijo de p...!”, le dijo una joven de Río Gallegos a su propio primo, luego que se diera cuenta que él la había abusado sexualmente cuando ella estaba durmiendo.

El caso tiene como acusado imputado a E. Castro, un hombre de 30 años, cabo primero de la Policía que cumplía funciones en la Comisaría Segunda de nuestra ciudad capital, pero que, tras haber sido procesado, fue sumariado y está con tareas pasivas.

Tras el abuso, el policía le había dicho a su familiar “por favor no le digas a nadie”.

Tal como lo informó La Opinión Austral, el hecho se registró en el interior de una casa ubicada en la calle La Manchuria, en la mañana del 24 de enero de 2019. Allí, para la Justicia, E. Castro violó a su prima mientras ella dormía en una de las habitaciones.

En la morada estaban ellos dos, una beba de un año sobrina de la víctima y la hija de 4 años del policía.

La joven se había acostado junto a la beba cuando apareció nuevamente el efectivo, quien la inmovilizó poniéndole un brazo por encima y la violó, para luego volver a acostarse con su hija.

 El abusador trabajaba como policía en la Comisaría Segunda de Río Gallegos
El abusador trabajaba como policía en la Comisaría Segunda de Río Gallegos

El días después, la chica estaba en estado de shock. Su hermana había llegado, pero no le había contado de la situación que había vivido la noche anterior; el violador todavía dormía cuando eran las seis de la tarde.

Una hora después vino la pareja de la hermana y se fue con ella y los nenes a dar unas vueltas. La sobreviviente había quedado sola en la casa junto a su agresor, que recién se levantaba y luego le pediría que lo alcanzara a su morada.

Para Recursos, el procesamiento se dio por las pericias, no sólo por lo que dijo la víctima.

Ella accedió y, en el camino, el policía le pidió perdón y le dijo: “Por favor, no le digas a nadie. Que esto quede entre nosotros”, a lo que la víctima apenas le respondía con monosílabos. Luego le contaría lo sucedido a una amiga y realizaría la denuncia en la Comisaría de la Mujer.

La causa quedó en manos de la jueza Valeria López Lestón, a cargo del Juzgado de Instrucción Nº 2 que ordenó el procesamiento, pero Castro no fue detenido ya que no había peligro de fuga y el policía siempre estuvo a disposición de la Justicia.

La defensa del efectivo apeló la resolución de primera instancia y el Juzgado de Recursos, de Nelson Sánchez, dio la derecha a López Lestón, ratificando el procesamiento contra Castro.

En su fundamento, Sánchez valoró que la causa penal está fundada en todas las pericias realizadas, no sólo en el testimonio de la víctima, y destacó el trabajo de su colega de primera instancia. Además libró un oficio a Asuntos Internos de la Jefatura.

De esta manera, habiéndose agotado las medidas recursivas posibles y entendiendo la resolución de López Lestón avalada por Sánchez, la abogada querellante en la causa, Yamila Borquez, solicitó la elevación a juicio contra el efectivo y se espera que en el próximo tiempo sea fijada la fecha de debate

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias