BAJAR LOS COSTOS

Puerto Deseado y una prueba piloto que abre oportunidades a la lana

Una empresa fueguina trae sus exportaciones de plásticos a través de la localidad santacruceña. Esto deja liberado los containers “secos” que podrían ser aprovechados por la lana patagónica que hoy, por costo de flete, sale por Buenos Aires, principalmente.

Por Irene Stur


Por Irene Stur

El puerto de Puerto Deseado avanza en profundizar su eje de ser una terminal “multipropósito”, que vaya más allá de la carga y descarga de productos pesqueros, sino incrementar otro tipo de actividad portuaria.

En ese marco fue la reunión que mantuvieron a finales de marzo, en la sede de la UNEPOSC, organizada por el Ministerio de la Producción, todos los sectores que intervienen en la actividad del puerto deseadense, para consensuar políticas que permitan “diversificar la actividad”, indicó la ministra Silvina Córdoba.

Prueba piloto

En ese marco se concretó una prueba piloto que utiliza a la terminal de la localidad costera como punto de desembarco de importaciones que tienen por destino final la Isla de Tierra del Fuego.

Por sorprendente que parezca, a las empresas fueguinas les resulta más económico hacer este pie en el continente para, de ahí, trasladar en camiones la mercadería (plásticos para empaque y otros insumos), hasta la isla, pese a tener dos puertos en dicha provincia: Ushuaia y Río Grande. “Es todo una cuestión de valor de flete” explicó a La Opinión Zona Norte el diputado Carlos Santi.

 La reunión en Producción permitió unificar miradas para la reactivación portuaria.
La reunión en Producción permitió unificar miradas para la reactivación portuaria.

El legislador, que además es empresario de la estiba, indicó que se trabaja con provincia para que esta prueba que es “piloto” se transforme en algo definitivo. Es que si se logra, “tendríamos la oportunidad de volver a exportar la lana desde acá”.

Es que aunque el 80% de la lana ovina se produce entre Chubut y Santa Cruz, la misma es trasladada hasta el puerto de Buenos Aires para su exportación “e incluso hubo oportunidades en que salió desde Concordia (Entre Ríos)”. Nuevamente, juega en ello el valor del flete.

La importación fueguina es una puerta para volver a exportar lana desde Deseado

Santi explicó que en esta oportunidad “si llegan containers secos a Deseado, una vez descargada la mercadería, estos quedan vacíos”. Como el tiempo en que pueden quedar estacionados en puerto es limitado, “a las navieras les conviene llevarlos con mercadería antes que vacíos, y eso puede abaratar hasta un 50% el costo para el que tiene que exportar hacia China o Europa”, como es el caso de la lana.

Se trabaja para atraer la mayor cantidad de descargas

Compartir

Ya se recibió el primer embarque para la Isla, que implicó casi 24 horas de trabajo para la estiba, y ahora se espera un segundo barco. “Que viene a ratificar que Deseado es un puerto multipropósito”, celebró el diputado.

Más oportunidades

Precisamente, en aquel encuentro de hace unas dos semanas, que encabezó la ministra de la Producción Silvina Córdoba, “no sólo se afianzó el concepto de asegurar la paz social, sino también la necesidad de trabajar líneas de producción que incrementen la actividad del puerto”, explicó Santi.

Agregó que hubo un consenso de todos los actores intervinientes de que a través de esta mesa de trabajo “se acuerde cómo hacemos para captar la mayor cantidad de carga posible”. Y la experiencia piloto con esta empresa fueguina, sería en ese marco.

Movimiento pesquero

Sin dudas, es la actividad pesquera la que le da vida y consistencia a la terminal portuaria. Y la misma sigue “muy bien” sostuvo el legislador. Por estas horas llegó al puerto un buque merlucero tipo factoría, con 700 toneladas de merluza, que son desembarcadas con destino a exportación. Labor que demandará 8 turnos de estibaje.

Pero también el calamar continúa dando trabajo. Por estas horas amarró al puerto otro potero, y a eso se le suma “algo de langostino fresco que viene por camiones”, y que garantiza el trabajo para las “diez plantas que hay en Puerto Deseado”.

En tanto, la localidad se prepara para la zafra del langostino. En el caso de Deseado se vive con fuerza desde el 1° de junio a principios de agosto (mientras el crustáceo está por estas latitudes). Independiente a esto, gran parte de los buques deseadenses hoy están pescando el “oro rojo” en la zona norte, habilitada el 1 de abril.

La temporada fuerte del langostino en la terminal, va desde el 1 de junio a principios de agosto

“Igualmente venimos de una temporada de calamar que fue muy buena, y aún se están produciendo las últimas descarga” valoró Carlos Santi. Con la implicancia de labor en puerto y en plantas que esto conlleva.

Precios accesibles

A días de la Semana Santa y con un acuerdo del Gobierno para acceder al kilo de merluza a precios bajos, en la localidad portuaria, tanto la merluza como el langostino o el calamar, salvo excepciones, se paga a precio de mercado.

O incluso, como es un producto de exportación, “al precio internacional”. En ese sentido, Santi reconoció que se debe abordar una política que reconozca que el argentino y en particular el santacruceño, también consume estas especies, y exista un “mercado interno donde tengamos precios accesibles, al menos de lo que se produce en Puerto Deseado”, concluyó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias