UN TROTAMUNDOS

La vida de Misael Rearte, el ex Defensores de Pico Truncado que juega en Finlandia

El futbolista de 27 años se formó en la escuelita del club del norte de la provincia de Santa Cruz. Luego se destacó en las inferiores de San Martín de San Juan y estuvo en Audax Italiano, de Chile. A los 20 años se fue hacia el país europeo en busca de un sueño.

Por La Opinión Austral


Misael Rearte se subió en febrero de 2013 a un avión en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza con destino a Helsinki, Finlandia. Iba junto a un futbolista chileno que conoció en Audax Italiano. El vuelo duró 14 horas. Hizo sólo una escala en Frankfurt, Alemania.

Luego de un interminable viaje, llegaron al destino. En Helsinki nevaba y hacía muchísimo frío. Esa fue su primera impresión sobre la capital de Finlandia. Allí lo esperaba Ari Ikonen -finlandés- y Roxana Contreras -chilena-, una pareja que llevaba jugadores de Chile hacia el país europeo. Así comenzaba una nueva experiencia del futbolista argentino.

Rearte ha tenido una vida nómade: estuvo en Corrientes, Pico Truncado, San Juan, Tucumán, Santiago de Chile, Bolivia y Finlandia. Nació en 1993 en Recreo, Corrientes, pero a los dos años se fue, junto a sus padres, a vivir a Pico Truncado. Los primeros pasos deportivos los dio en la escuela municipal de básquet de la ciudad del norte de Santa Cruz. “Estás perdiendo el tiempo acá. Lo tuyo es el fútbol”, le dijo el profesor.

Rafael Ruiz (formador, técnico, fundador y presidente de Defensores de Pico Truncado) lo esperaba con los brazos abiertos en la escuelita. Rearte era de baja estatura y muy flaco. Era veloz y pensador. Ruiz, inmediatamente, lo colocó de enganche.

El profesor Rafael Ruiz siempre nos inculcó valores y compañerismo

Compartir

“Siempre me acuerdo de jugar los mundialitos en Río Negro. Una vez me fui de vacaciones al norte, estuve sólo tres días y viajé a Río Negro para jugar el torneo. El profe Ruiz siempre nos inculcó valores y compañerismo. Antes de jugar al fútbol, había que respetar esos ejes. Me sirvió para toda la vida”, recordó el futbolista, desde Finlandia, a La Opinión Austral.

Mientras jugó en Defensores, se abrió la chance de probarse en Boca Juniors. “Por circunstancias de la vida, no se dio”, agregó. Su madre, docente, regresó a Corrientes, luego de separarse, y Rearte la acompañó.

 

 Misael, el de la derecha, vistiendo la camiseta de San Martín de San Juan.
Misael, el de la derecha, vistiendo la camiseta de San Martín de San Juan.

Sólo estuvieron un año ahí y se fueron a San Juan. Rearte consiguió a los 16 años una prueba en San Martín, que habita en la Primera Nacional, y se formó durante tres años en las inferiores.

“A los 19 años me fui a vivir a Chile a buscar un equipo. Estuve cuatro meses en Audax Italiano y ahí conocí a la pareja que me llevó a Finlandia. Vi un anuncio de una prueba y fui. Les gustó y me ofrecieron ir a Finlandia. Ellos se hacían cargo de todos los gastos y me buscaban club allá”, relató.

Cuando arribó a Helsinki, viajó hacia Imatra -pequeño pueblo a 230 kilómetros de Helsinki-. Dormía en una casa de dimensiones amplias, junto a cinco jugadores más, y comía en un restaurante. No hablaba ni inglés, ni finés y se comunicaba en español con Contreras. “Acá -dijo- todas las personas, mínimo, hablan tres idiomas”.

Los primeros tres meses fueron de adaptación. No tenía equipo fijo. Club Latino Español es una institución que está en la tercera división de Finlandia. Su presidente es chileno y la comisión directiva está conformada por latinoamericanos.

Rearte jugó un amistoso para un combinado de jugadores libres contra Club Latino Español. Perdieron 1 a 0, pero al presidente y al técnico les gustó el enganche argentino y este se sumó rápidamente al equipo.

“Ahí me mudé a Helsinki. Yo vivía en la casa del presidente y mi compañero con un dirigente. Luego el entrenador, que era paraguayo, nos consiguió una casa para que vivamos cómodamente”, describió.

Tengo pensado estudiar algo relacionado al fútbol para seguir vinculado

Compartir

En 2013, Latino Español estaba en la cuarta división. Esa temporada, con Rearte como extremo, ascendieron a la tercera categoría. Cuando concluyó la temporada, Rearte se fue a Tucumán, donde vive su madre. Sólo estuvo dos semanas y viajó en colectivo “a ojos cerrados” hacia Cochabamba, Bolivia, por recomendación de un amigo, en busca de un sueño: ser futbolista profesional.

Mientras estaba en Nueva Clisa, un pequeño club de la liga local de Cochabamba, lo llamaron en 2016 de Finlandia para que regresara. “Había un buen proyecto. Me hicieron una buena propuesta y me fui. Llegaron muchos refuerzos. Dije, bueno, si voy ya no regreso”, aseguró.

El jugador de 27 años partió hacia Helsinki y nunca más regresó al país. Latino Español, plagado de sudamericanos, peleaba para mantener la categoría, pero Rearte quería nuevos desafíos. “Veía que había equipos que tenían más aspiraciones. Mientras más arriba se pueda, mejor. A pesar de que estaba bien, quería aspirar a más”, remarcó.

Por su pasado de enganche, decidió ir a Atlantis, que juega en la segunda de Finlandia, a probarse de volante central. En Finlandia los enlaces se han disipado y prácticamente todos los equipos juegan con doble mediocampista central.

Rearte agregó marca a su juego y, poco a poco, se ganó un lugar entre los once titulares del primer equipo.

Presente deportivo

El campeonato finlandés se había suspendido en marzo por la pandemia por coronavirus, pero se reactivó en junio.

Es un fútbol muy físico y se observan muchos jugadores brasileros. “Ha ido creciendo el rendimiento. Falta más inversión”, analizó.

Se casó hace dos años con una mujer finlandesa, está radicado allá y estudió el idioma finés, ya que es obligatorio por parte del Estado.

“Acá hay montón de profesiones para aprender y son gratis. Yo elegí la construcción. Busco algo que me dé estabilidad porque el fútbol no es para siempre. Igual tengo pensado estudiar algo relacionado al fútbol para seguir vinculado”, concluyó.

A pesar de estar hace años lejos de Argentina, Rearte hace una pausa y recuerda todo lo que le dejó la escuelita de Defensores de Pico Truncado. No para de elogiar a su formador, Rafael Ruiz, y agradece constantemente las enseñanzas que le dio el sur del país.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias