PESE AL DNU QUE PROHÍBE DESPIDOS

Revelan que la gente no quiere hisoparse por temor a ser despedida

A cincuenta días del brote en Río Gallegos, el número de muertos en la capital provincial llegó a 17. La titular de Epidemiología reveló que hay personas que temen hacer cuarentena por miedo a perder el empleo.

Por La Opinión Austral


Si bien los despidos están prohibidos por decreto de necesidad y urgencia firmado por el presidente Alberto Fernández, todavía hay quienes temen tener que cumplir con un aislamiento estricto, para no ser echados de sus trabajos.

 

 

 

Lo manifestó la titular de Epidemiología del Ministerio de Salud y Ambiente de nuestra provincia, Ana Cabrera, en función de los operativos del programa Detectar, que realiza puerta a puerta en busca de personas con síntomas del coronavirus.

 

 

 

 

Por estos días el barrio donde se realizó el operativo es el Marina. En declaraciones a LU12 AM680, Cabrera indicó que en el recorrido que realizan los equipos de salud junto a voluntarios, por las diferentes manzanas, notaron cierta reticencia de las personas a someterse al hisopado.

 

 

 

 

“La gente está colaborando en general” dijo, sin embargo, “algunos tienen temor porque tienen miedo de faltar al trabajo, o dejar de trabajar porque sus empleadores no les den la licencia que corresponde”.

 

 

 

 

Salud informó de esta situación al Ministerio de Trabajo “porque es fundamental que las personas sepan que si son casos positivos tienen garantizado el tiempo de aislamiento”, añadió la epidemióloga sobre una situación que probablemente responda al nivel de informalidad que hay en la actividad privada en Río Gallegos.

“Nosotros estamos buscando todos los casos posibles que haya, por eso van a aumentar los números de contagios cuando hacemos estos operativos, porque los estamos buscando”, dijo.

 

 

 

 

Por otro lado, la funcionaria indicó que la situación en relación a los contagios “está inestable” y que “la curva de duplicación está en 20 días, cuando empezó el brote estaba en 4”.

 

 

 

 

Sin embargo, “como tuvimos reapertura comercial hace una semana, depende de la conducta de la gente, de su movilidad. Recién a los 10 días podremos tener un panorama más claro”, adelantó.

“Las reuniones sociales han contribuido para que haya un aumento exponencial de casos positivos”, dijo ayer la epidemióloga del gobierno, marcando lo que sucedió en Río Gallegos con el brote que comenzó el 14 de julio.

 

 

 

 

 

Resultados

Río Gallegos: Barrio 240 Viviendas, se visitaron 222 hogares, de los cuales 9 casos fueron sospechosos (8 positivos, 1 negativo).

El Calafate: Se relevaron 512 hogares, de los cuales 8 fueron casos sospechosos negativos.

 

 

 

 

 

Situación

Santa Cruz registra un total de 1.905 casos positivos desde el inicio de la pandemia: 1.219 activos, 670 pacientes recibieron el alta y 16 fallecieron.

 

 

 

 

De ese total de víctinmas fatales, 15 son de Río Gallegos. Justamente ayer se sumó un hombre de 82 años que se encontraba internado en el Hospital Regional.

 

 

 

 

La situación epidemiológica actual de Río Gallegos está definida como zona de transmisión comunitaria. El Calafate transmisión local con predominancia por conglomerado; Río Turbio brote localizado; Puerto Deseado casos importados- brote localizado con 1 contacto estrecho; Caleta Olivia, Piedra Buena y Perito Moreno casos importados.

 

 

El porcentaje de ocupación de camas de Unidad de Terapia Intensiva en adultos, es de 44,44% en establecimientos públicos y privados de la provincia. En Río Gallegos es de 94.44%.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias