PRIMERO LA SALUD

Río Gallegos: el estacionamiento medido en stand-by por la pandemia

Si bien estaba previsto retomar el cobro del estacionamiento medido este mes, el aumento de casos de Covid-19 llevó a retrasar los planes del Municipio de ponerlo en vigencia luego de la suspensión en el primer semestre. Hoy el personal goza de estabilidad laboral.

Por La Opinión Austral


El Sistema Integral para el Estacionamiento Medido (SIPEM) de Río Gallegos avanzó en un reacomodamiento administrativo y laboral para reactivar el servicio cuando el intendente, Pablo Grasso, baje la orden que sea restablecido.

Mauricio Andrade, responsable del SIPEM, detalló a La Opinión Austral que desde que Santa Cruz ingresó en fase uno por la primera ola de contagios de coronavirus -primer semestre de 2020-, el personal dejó de trabajar. Se trató de una medida preventiva que fue decidida por el Ejecutivo.

 

El objetivo es proteger la salud de cada uno de los trabajadores

Compartir

“En el transcurso de 2020 hubo al menos dos intentos de reanudar el cobro del estacionamiento medido”, pero “las condiciones de salud no lo permitieron”, aseveró el funcionario.

Con la mirada puesta en este año, dio cuenta que deberá mantener un encuentro con Grasso para definir lo que sucederá con el SIPEM.

“No hay una fecha cierta de regreso, la decisión es proteger a los trabajadores, ya que tienen mucho contacto con las personas”, destacó.

Así, en este escenario de incertidumbre ante la segunda ola de coronavirus que ataca a Río Gallegos, el Municipio evitó definir la fecha en que el estacionamiento medido retomará su servicio.

 

La tarifa del estacionamiento medido se sostendrá en $ 40 la hora y $ 20 los 30 minutos

Mientras tanto, la decisión que sí tomó el Ejecutivo local es no avanzar en una actualización de la tarifa. “Se sostendrá el valor de la hora en $ 40, esto ya está definido y no habrá cambios”, explicó el responsable del SIPEM a La Opinión Austral.

 

Agentes

En tanto, voceros del personal del SIPEM señalaron a La Opinión Austral que aguardan la convocatoria de la Municipalidad para reanudar la prestación laboral, pero sin perder de vista el escenario que impone la pandemia.

No obstante, valoraron los acuerdos alcanzados por el Ejecutivo y el SOEM en el marco de las paritarias de 2020 que les permite sostener su fuente de trabajo.

 

 Por ahora, los contribuyentes quedan exentos de abonar el servicio municipal.
Por ahora, los contribuyentes quedan exentos de abonar el servicio municipal.

Del plantel de 140 trabajadores -luego de las huelgas concretadas-, la gestión municipal actual decidió reconocer los derechos laborales e incorporar a la planta municipal a 70 agentes.

El personal no pierde la esperanza que en el transcurso de este mes y más tarde en abril, tendrá continuidad la regularización laboral del personal restante.

De no haber existido la pandemia, con el consecuente daño a la recaudación, los derechos laborales ya habrían sido restituidos.

“El Municipio emitió un decreto y congeló la incorporación a planta, ya que eso significaba una mayor erogación en los salarios (25%), pero confiamos en que este año tendremos novedades”, dijo el vocero consultado por La Opinión Austral.

 

El estacionamiento medido funcionaba de lunes a viernes -excepto feriados- de 8:00 a 20:00

 

En esta sintonía, tampoco fue dejado de lado que al ingresar a planta municipal, los jefes y jefas de familias perciben el cobro de las Asignaciones Familiares, derecho que fue sistemáticamente negado por la administración del exintendente radical Roberto Giubetich.

 

 

Por último, bregaron para que el SOEM y el Municipio acuerden la reincorporación de quienes fueron cesanteados en pandemia.

Este punto ya ha sido tratado el pasado año por las autoridades municipales y los trabajadores.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias