LOS DESAFÍOS DE LA GESTIÓN GRASSO

Río Gallegos:¿habrá transporte de pasajeros desde este lunes?

Mientras el Ejecutivo apuesta a que Provincia autorice el regreso del servicio, el gremio denunció que "no están dadas las condiciones de salud" para trabajar. UTA denunció falencias en la sanitización de unidades, cobro del pasaje, salarios, entre otras irregularidades.

Por La Opinión Austral


El domingo vence el Decreto Provincial N° 1.230 que estableció el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) y la Municipalidad de Río Gallegos espera la decisión del Gobierno de Alicia Kirchner que autorice el regreso del transporte urbano, paralizado desde el pasado 24 de mayo.

En caso que Provincia dé un guiño a Pablo Grasso, los desafíos hacia adelante son variados: la puesta a punto de las unidades; diagrama de los recorridos; sistema de pago del boleto; sanitización de las unidades; protocolos de bioseguridad, entre otros.

Mientras el Municipio trabaja, la Unión Tranviario Automotor (UTA) adelantó que las condiciones para el regreso aún no están garantizadas y precisó que evitarán subirse a las unidades mientras tanto la salubridad y la parte administrativa no sean corregidas.

 

Municipio

En las últimas semanas, el municipio de Río Gallegos avanzó en la puesta a punto en la parte mecánica de ocho de las doce unidades que recibió de Maxia SRL, tras el acuerdo judicial.

Por su parte, el diputado por puebloEloy Echazú observó ante La Opinión Austral que en la ciudad están activas las medidas de salud en taxis y remises, por lo que no habrá dificultad en implementarlas para los buses.

 

“Esencialmente, hay que cuidar el distanciamiento entre pasajeros y evitar el contacto con el chofer, que deberá estar aislado”.

Más allá de estas precauciones, “el sentido común ayudará a evitar inconvenientes”, dijo el diputado.

 

Hasta hoy, ocho de las doce unidades  se encuentran en condiciones mecánicas

 

En tanto, el pago del boleto es un aspecto a definir. Sucede que Maxia SRL no trabajó con el sistema SUBE, sino que la gestión del exintendente Roberto Giubetich le permitió utilizar un sistema propio con la afamada tarjeta VOY, hoy en desuso.

Así, la opción es que el pago se haga en efectivo, manteniendo el valor a $ 25. El encargado del cobro -de forma provisoria- será un empleado municipal.

UTA

Pero el transporte presenta otros problemas. Rubén Aguilera, secretario general de la Unión Tranviario Automotor (UTA), precisó que a partir de hoy dejarán de prestar servicio si no son depositados los salarios. El plazo legal venció.

En cuanto al pago del boleto, descartó que sea posible hacerlo como planificó la Comuna local. “Es necesario evitar la aglomeración de personas y pretenden sumar gente en las unidades”, dijo e indicó que la tarea está contemplada en el CCT de los choferes, por lo que “no vamos a permitir que otra persona haga nuestro trabajo. Sería un antecedente perjudicial”, aclaró.

 

Tienen que garantizar las condiciones de salud

Compartir

Otro de aspecto evaluado es la seguridad. “Grandes luchas se han dado para dejar de manejar dinero. En este país se suben los ladrones y mataron al trabajador por quedarse con la recaudación. Lo que planifican es un retroceso grande”, disparó Aguilera.

En esta sintonía, recordó que el pasaje tiene que ser emitido por los sistemas autorizados por el Ministerio de Transporte de la Nación, como con la SUBE o Micronauta, ya que de esa manera el pasajero viaja asegurado.

Tras indicar que el “Municipio no invirtió lo suficiente para la sanitización de las unidades”, Aguilera reclamó que solicitaron “ser veedores y no formamos parte de esta instancia”.

“No vamos a ceder derechos”, puntualizó y reclamó que la Comuna debe primero garantizar las verificaciones técnicas y el verdadero cumplimiento de los protocolos para evitar la pandemia.

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias