PRECIOS POR LAS NUBES

En Río Gallegos la carne cuesta el doble que en Buenos Aires: mirá los precios

Una comparativa marca diferencias abismales de precios. Dos kilos de milanesas de pollo valen $650 contra $ 399, y el asado, $650 contra $370. No hay precio local para el cordero de fin de año.

Por La Opinión Austral


El precio de la carne se disparó por las nubes, una realidad que cambió drásticamente la conducta de los consumidores, que a las claras conocen que ya no alcanza con caminar y recorrer para hacer “una diferencia”.

 

Gustavo, propietario del autoservicio “Doña Elisa”, dijo a La Opinión Austral en los tres últimos meses la venta cayó de forma estrepitosa. Mientras que a principios de año promediaba la comercialización de doce medias reses semanales, “en la última vendimos dos”. La recaudación oscilaba entre los $ 60 y 70 mil diarios y hoy es de $ 20 mil.

Mientras la disparada de precios abarca a todo el territorio nacional, el carnicero hizo una comparativa de los precios de venta el público entre Buenos Aires y Río Gallegos. La diferencia, en algunos casos, supera el 50%.

 

 Ofertas, la alternativa de las carnicerías para incentivar el consumo. (FOTO: MIRTA VELÁSQUEZ/ LA OPINIÓN AUSTRAL)
Ofertas, la alternativa de las carnicerías para incentivar el consumo. (FOTO: MIRTA VELÁSQUEZ/ LA OPINIÓN AUSTRAL)

Una media res en el centro del país ronda los $ 21.500, pero en la capital de Santa Cruz supera los $ 42 mil. Las ofertas también tienen diferencias: dos kilos de milanesas de pollo valen $ 650 contra $ 399.

Además, el kilo de asado en el centro del país cuesta $ 370, mientras que en Río Gallegos vale $ 650; pata muslo por dos kilos sale $ 150 contra unos $ 350 a $380 que se paga en esta provincia.

Más allá de los problemas de la economía, una alternativa para reducir los costos es el fomento de la instalación de frigoríficos. “De esta manera no se pagará flete y el aumento permanente del combustible no será una variable más en el precio final”, dijo Gustavo a La Opinión Austral.

Camino a las Fiestas

Juan, encargado de “Carnes del Sur”, observó ante La Opinión Austral que se volcaron a ofrecer promociones que “permitan a la gente comprar”.

Él, por su parte, mantiene su actividad comercial y permanece en el mercado. Pronosticó que habrá otra suba de precios a “pesar de que no hay aumento de combustible”.

De hecho, Buenos Aires registró este jueves una disparada del 10% en el precio final.

El hombre de 65 años mostró preocupación por los jubilados y trabajadores. “Está muy difícil, estamos planificando cómo vamos a encarar este fin de año, se acercan las fiestas y todo tiende a la suba”.

“Está previsto que el kilo del novillo de ternera ronde los $ 1.000 antes de fin de año”, mientras que en la actualidad ronda los $ 750. El cálculo de Juan no suena alejado de la realidad, ya que quedan pendientes aumentos en el precio del combustible.

 

 

El cordero, un corte tradicional de calidad para los patagónicos, no quedó afuera de la inflación anualizada en la carne que acumula alrededor del 30%. “Se vende alrededor de $ 550 el kilo, los primeros de esta temporada. Nosotros lo ofrecemos a $ 450, es un precio razonable. Caso contrario no se vende”, dijo sin descartar que haya nuevas subas.

¿Asadito?

“Se come pero no como antes. Hoy para seis personas hay que pensar entre $ 4.500 y 5.000”, analizó Gustavo, propietario de autoservicio “Doña Elisa”.

Por su parte, Juan observó que “$ 3.000 y más hoy cuesta una parrilla para 4 personas”. El menú puede contener: asado, chorizo, salchicha parrillera, pollo y chinchulín.

Ambos comerciantes consultados dieron idéntica recomendación: a preparar los bolsillo que el precio seguirá subiendo.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias