PARA PASEAR, HACER EJERCICIO Y “EVITAR A LOS PISTERITOS”

Runners piden que la costanera se convierta en peatonal en el verano

Tal como ocurrió a fines de 2020, cuando el buen tiempo coincidió con la cuarentena, son varios los vecinos que piden espacios más seguros. Esta vez una situación desagradable fue el disparador. Hay una ordenanza aprobada que lo pide.

Por La Opinión Austral


La idea volvió a resurgir días atrás, cuando una chica que realizaba ejercicios en la costanera de Río Gallegos recibió una agresión a los gritos por parte de un joven que iba en un auto con el caño de escape libre por la avenida Almirante Brown.

“Cada cuerpo es único ¡y nadie te está pidiendo tu opinión! Antes de decirle a una persona que ¡está gorda! ¡Flaca! ¡Vieja! ¡Pensá dos veces antes de decir las cosas! ¡No te imaginás el daño que producís! Sos tan vivo que andás gritando por la ventanilla, corriendo picadas y pisando el acelerador a fondo en plena costanera, donde hay familias caminando, chicos en bicicleta, gente entrenando”, escribió, indignado, Gastón Rivarola, profesor de Educación Física y coach de un grupo de running que se junta en diferentes lugares de Río Gallegos al aire libre.

La iniciativa resurgió luego de que un “pistero” acosara a una mujer que caminaba.

“Sólo ruego a Dios que nunca pase nada y los de arriba abran los ojos y hagan algo antes de que algo suceda”, completó. Lo que pasó esa tarde con esa chica trajo a la memoria la idea de que la costanera vuelva a ser peatonal, como ocurrió a fines de 2020, cuando coincidieron la flexibilización de la cuarentena y los días calurosos en la capital de la provincia de Santa Cruz.

Tras varios meses de cuidados intensivos y aislamiento físico, fueron muchas las personas que salieron al aire libre a pasear, caminar, correr, andar en bicicleta o buscar una excusa para tomar aire y distenderse del encierro. Con el parque Pirincho Roquel cerrado por prevención sanitaria y asimismo la plaza San Martín por refacciones, la costanera se llenó, tal como lo reflejó La Opinión Austral, y la decisión adoptada por el Municipio había logrado una muy buena aceptación.

La medida en realidad fue una reacción para garantizar el distanciamiento entre las personas. La Comuna prohibió la circulación vehicular sobre la avenida Costanera Almirante Brown, en el tramo comprendido entre las calles Teófilo de Loqui y Magallanes, y sobre la avenida Kirchner, entre 25 de Mayo y Vélez Sarsfield.

“Esta medida se adopta en función de asegurar el distanciamiento y en respuesta a la presencia de vecinos en este lugar de la ciudad, que siempre ha sido punto de aglomeración”, dijo y enfatizó que eso no significa una invitación a que todos vayan a la ría de forma masiva, sino que la Municipalidad busca evitar la aglomeración de personas, y puso énfasis en que no se promueve la actividad, la idea es garantizar un espacio amplio que garantice el distanciamiento. “Existen medidas restrictivas y prohibiciones vigentes. El Municipio no promueve ni incentiva ir al lugar, sólo garantiza un espacio adecuado para que las personas que realicen actividad física, lo hagan respetando la normativa vigente”, explicó en su momento el titular de la Dirección General de Deporte y Actividad Física, Sergio Vilche.

“Pisando el acelerador en plena costanera, donde hay familias”.

En la memoria colectiva quedaron los buenos recuerdos de cómo habían disfrutado los vecinos esos días. “Para que las familias, los niños y quienes se ejercitan puedan disfrutar con más seguridad del verano en nuestra ciudad #CostaneraPeatonalRGL”, se sumó al pedido David Catrihuala, un vecino conocido por varias actividades solidarias, excandidato a concejal e impulsor de varias iniciativas, como el registro de agresores sexuales, con influencia en las redes sociales. “Que fácil burlarse de una mujer que hace ejercicio desde un auto en bandita con amigotes. En la ría, las piedras y los pelo... no se terminan más”, reaccionó tras conocer el incidente que publicó el profesor de Educación Física.

Una ordenanza que lo pide

A principios de noviembre del año pasado, el Concejo Deliberante de Río Gallegos aprobó por unanimidad un proyecto que propone volver a habilitar la peatonal en la costanera local.

La iniciativa insta a que el Ejecutivo Municipal, a través del área correspondiente, “realice un estudio de factibilidad técnica para que la costanera, desde avenida Sureda hasta la calle Magallanes”, se convierta en peatonal.

De resultar habilitada, el período que propone la iniciativa presentada por el concejal Wilson Flores (Frente de Todos) abarcaría desde el 21 de diciembre hasta el 21 de febrero de 2022, es decir, durante casi todo el verano. ¿Se dará en el futuro?

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias