POR UN FESTEJO RESPONSABLE

Se imponen las fiestas en burbuja social: ¿cómo planificarlas?

Semanas atrás, La Opinión Austral daba cuenta de la modalidad que buscan imponer desde el Gobierno Provincial para poder pasar las fiestas en pandemia. Con la proximidad de Navidad y Año Nuevo, y atendiendo al contexto sanitario, el mecanismo “burbuja” pisa fuerte. ¿De qué se trata y cómo planificar un festejo seguro?

Por La Opinión Austral


En plena pandemia y con la proximidad de los festejos de fin de año, las autoridades provinciales buscan implementar y afianzar el mecanismo “burbuja” para evitar un posible rebrote de contagios de coronavirus.

 

Si bien la provincia entró en Distanciamiento Social, la situación epidemiológica aún es crítica en varias localidades y desde el Gobierno llaman a no relajarse y seguir atentos a las medidas sanitarias, a la espera de la tan ansiada vacuna.

 

Uno de los interrogantes que surgió a poco de terminar 2020 fue cómo podían organizarse los festejos de cara a Navidad y Año Nuevo.

 

Semanas atrás, La Opinión Austral contaba el plan que propone el Ejecutivo Provincial para poder plantear un escenario de reunión familiar y tratar de evitar una nueva escalada de contagios.

 

 

Es que las fechas festivas reúnen tradicionalmente a las familias y amigos y, en contexto de pandemia, esto puede ser un factor propagador del virus.

 

Además, se debe tener en cuenta que adultos mayores y personas que integran el grupo de riesgo se sumarán a las mesas, y su participación requiere especial atención.

 

 El jefe de Gabinete de Ministros, Leonardo Álvarez, confirmó la 'burbuja'.
El jefe de Gabinete de Ministros, Leonardo Álvarez, confirmó la 'burbuja'.

 

Con este panorama, surgió el mecanismo de “burbuja social”, que apunta a minimizar los riesgos de contagio en la provincia.

 

Días atrás, el jefe de Gabinete de Ministros, Leonardo Álvarez, confirmó lo que este multimedio ya venía adelantando: el Ministerio de Salud trabajó sobre el protocolo que apunta a que las familias pasen unas fiestas seguras.

 

El ministro de Salud, Claudio García, detalló lo que propone este mecanismo sencillo, pero que requiere de los cuidados y la atención necesarias para que salga correctamente.

 

 Ministro Claudio García.
Ministro Claudio García.

 

¿En qué consta?

“Básicamente lo que pretende es cuidar al grupo familiar, no más de dos grupos familiares, ni más de 10 personas, que hagan previo al 24 de diciembre o al 31 de diciembre un aislamiento o cuarentena”, aseguró García.

 

Es decir, la “burbuja” busca que se evite el contacto con otras personas fuera de ese entorno familiar. “Es lo que podrá garantizar que se puedan juntar al menos dos familias y no más de 10 personas”,precisó.

 

Así, con esta cuarentena previa y el tiempo que no se tenga contacto con otras personas, se “garantizará que no aparezcan personas sintomáticas y pueda haber riesgo de contagio”.

 

Por su parte, Ignacio Suárez Moré, secretario de Estado de Políticas Sanitarias, amplió detalles al respecto y apeló a la responsabilidad social como “punta de lanza”.

 

“Inicialmente hablamos de grupos cerrados, encapsulados, a fin de intentar que no se interrelacionen distintos grupos familiares y así evitar la cadena de contagios”, profundizó.

 

 Ignacio Suárez Moré.
Ignacio Suárez Moré.

 

En ese sentido, agregó que desde la cartera sanitaria se apunta a fortalecer el vínculo entre las familias, amigos y allegados para que puedan concretar el festejo, pero siempre apelando a la responsabilidad.

 

Suárez Moré recordó que los espacios cerrados colaboran con la propagación del virus y sostuvo que se debe optimizar la ventilación del lugar.

 

Una de las cuestiones que se barajó fue la idea de hacer el encuentro al aire libre, pero como es usual en la Patagonia y particularmente en Santa Cruz, las inclemencias climáticas hacen que la opción dependa de cómo se dé el panorama por esos días.

 

Si bien en varias oportunidades la capital santacruceña mantuvo un clima agradable para una noche de encuentro al aire libre, la alternativa queda a criterio de cada grupo familiar.

 

Otro de los factores a tener en cuenta es asegurar que en la mesa navideña y de Año Nuevo no se compartan elementos entre los comensales y evitar manipularlos lo máximo posible.

 

En otra instancia, Suárez Moré recalcó que “tenemos que seguir cuidándonos y hacerlo especialmente con los adultos mayores y todas aquellas personas que tienen alguna patología predisponente y que también serán parte de los festejos de fin de año”.

“Va a ser difícil”

La iniciativa trajo consigo opiniones diversas. Los más escépticos creen que es algo que va a fracasar rotundamente y, perdiendo la esperanza, sostienen que la sociedad “se relajó”.

 

Sin embargo, muchos optarán por confiar y reducir las posibilidades. Uno de ellos es Horacio Huecke, uno de los vecinos más reconocidos de la ciudad por su loable labor solidaria en los barrios de Río Gallegos.

 

 Huecke reducirá su grupo familiar para festejar.
Huecke reducirá su grupo familiar para festejar.

 

Días atrás contó a La Opinión Austral cómo proyecta un fin de año distinto y cómo espera llegar con su mensaje a la comunidad para que se tome consciencia respecto al tema.

 

“Lamentablemente, habrá que hacer caso y juntarnos con los que convivimos”, detalló. Sin embargo, Horacio mantuvo una postura realista: “Yo camino los barrios y veo que hay juntadas todo el tiempo, pero tenemos que entender que el tema es complejo”.

 

En el caso de Horacio, tanto él como su grupo familiar tuvieron coronavirus y lo superaron. Previo a 2020, los festejos de fin de año en su hogar eran multitudinarios, como en cientos de casas de familias riogalleguenses.

 

“Antes nos juntábamos más de 30 personas, somos un montón. Pero nosotros ahora nos vamos a juntar mi familia cercana, la que tuvo coronavirus, y mis nietos”, detalló.

 

 Huecke y su familia superaron el virus tiempo atrás.
Huecke y su familia superaron el virus tiempo atrás.

 

Así, pasaron de ser casi 40 personas en una cena navideña para reducirse a tan sólo nueve.

 

Si bien el tema es complejo y dependerá, pura y exclusivamente, de la responsabilidad colectiva e individual que adopten las familias de Río Gallegos.

 

Es decir, mientras más grupos opten por el mecanismo “burbuja”, más efectiva será la medida y, por ende, no habrá que lamentar rebrotes de coronavirus.

 

Por el momento, muchos ya se organizaron y otros están en plena planificación. ¿Qué resultados arrojará la propuesta en la provincia de Santa Cruz?

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias