CONTINUABA TRABAJANDO

Sumariaron al policía de Río Gallegos acusado de violar a su prima

La joven atacada hizo la denuncia. La jueza Valeria López Lestón rechazó el pedido de encarcelamiento. La semana pasada le devolvieron su arma. El lunes, por acción de Asuntos Internos, el denunciado pasó a tareas pasivas.

Por La Opinión Austral


Se trata del cabo primero que trabajaba en la Comisaría Segunda de Río Gallegos y que, hace unos días, el Juzgado de Instrucción N° 2 ordenó procesar sin prisión preventiva por el presunto abuso de su familiar.

Fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral indicaron que en la jornada del lunes llegó la resolución de la Justicia al área de “Asesoría letrada” de la Jefatura y comenzó el sumario, que quedó en manos de “Asuntos Internos” de la fuerza de seguridad provincial.

Como el policía, “a prima facie”, sería el autor del abuso sexual, desde la Jefatura adelantaron que, eventualmente, pasará a tareas pasivas.

Es decir, que dejará de integrar de manera activa a la fuerza y recibirá la mitad del sueldo hasta que finalmente la Justicia se expida, en un eventual juicio de valoración de pruebas o una omisión de debate, en caso que reconozca ser el autor del delito.

La causa ahora quedó en manos del Juzgado de Recursos, el que deberá determinar si se impugnan algunas pruebas o si el expediente, finalmente, será elevado a juicio, caratulado como “abuso sexual agravado por ser con acceso carnal”.

La víctima del ataque sexual temía por la no detención del efectivo ya que, según indicó su abogada a La Opinión Austral, se había enterado que días atrás le habían devuelto el arma reglamentariay podría atacarla en represalia por la denuncia, ya que sólo tiene una medida cautelar de restricción de acercamiento.

El policía nunca estuvo detenido, sino que siempre fijó domicilio y estuvo “a disposición de la Justicia”. Este fue uno de los fundamentos que dijo Valeria López Lestón en su fallo para rechazar el pedido de encarcelamiento solicitado por la abogada querellante de la causa.

Cabe recordar que el caso se remite al 23 de enero del año pasado, cuando el efectivo policial se quedó a dormir en la casa de su prima, ubicada en la calle La Manchuria, y, según denunció la sobreviviente, él la sometió y la violó en la cama de sus padres.

El día después, luego de comentarle lo que había pasado a una amiga, la sobreviviente tomó coraje y denunció al integrante de la fuerza de seguridad en la Comisaría de la Mujer de nuestra ciudad capital.

Como dato relevante de la causa, la víctima guardó las prendas de vestir que ella utilizaba y las sábanas donde habría sido sometida y las pruebas de ADN demostraron que había restos del hombre en las mismas. Prueba eficiente para poder ubicar al agresor sexual en tiempo y espacio respecto a lo expuesto por su prima

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias