SITUACIÓN EN CALETA OLIVIA

Choferes de Maxia temen que, tras el acuerdo, la empresa no les pague lo adeudado

La empresa mantiene una deuda con los trabajadores y estos dudan sobre el pago. Buscarían un mecanismo que les permita cobrar, sin Maxia de por medio.

Por La Opinión Zona Norte


Con el antecedente de un conflicto desatado días atrás en la capital provincial por la falta de pago de haberes, los trabajadores de Maxia SRL en Caleta Olivia temen que cobrar salarios siga siendo un problema, más allá del acuerdo que pretenden firmar el próximo jueves.

Fuentes consultadas señalaron a La Opinión Zona Norte que desde la Unión Tranviaria Automotor (UTA) se planteó extraoficialmente la posibilidad de que los empleados de Maxia perciban los haberes a través de un mecanismo de “pago subrogado”. Habría un condimento de desconfianza, en función a lo sucedido en Río Gallegos.

 

El mal antecedente

Las fuentes destacaron que la desconfianza se debe a que la firma habría cobrado los subsidios de transporte, pero no depositó los sueldos en tiempo y forma a sus empleados en la capital provincial. Ni los trabajadores ni las autoridades municipales desean que algo así se replique en la ciudad de El Gorosito.

Vale recordar que la compañía tiene más de 51 empleados en Caleta Olivia, entre choferes, mecánicos, administrativos y otros. A todos ellos les adeuda los montos relativos a los haberes de febrero, marzo y abril, además de reajustes y acuerdos establecidos en paritarias.

Figura solidaria

Las autoridades estarían buscando la figura legal adecuada para responder a las dudas de los trabajadores. Aún no está definido. La UTA apuntaría a que la figura “solidaria” del Municipio podría ser clave en la búsqueda de una solución a la problemática.

En tanto, continúan las dudas en relación a la continuidad del cobro de los subsidios nacional y provincial al transporte. Básicamente porque los montos, que en conjunto rondarían los 3 millones de pesos, llegan a Caleta “con nombre y apellido: Maxia”, según indicaron las fuentes.

La duda se presenta en relación a qué pasará luego de la desvinculación de la firma comodorense. Es decir, si la Comuna seguirá recibiendo el dinero que se destinaba a la empresa, respecto del cual sólo es intermediaria.

Mientras, el servicio continúa sin prestarse, tal como viene ocurriendo desde los últimos meses del año pasado. En la base de la firma permanecen alrededor de 15 unidades móviles y los propietarios extrajeron 5 colectivos que pertenecían a otra compañía del mismo dueño

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias