¿ES POSIBLE UNA SOCIEDAD DEL ESTADO?

Colectivos en Río Gallegos: la próxima concesión será por ocho años

Ya con la Línea E funcionando, el Ejecutivo local planifica concretar el segundo llamado a licitación la segunda semana de diciembre. Será clave para "encontrar la solución de fondo", dijo Diego Robles. Sigue la actualización de los puntos de recarga de tarjetas.

Por La Opinión Austral


Diego Robles, secretario de Hacienda de la Municipalidad de Río Gallegos, precisó que luego de la puesta en marcha de la prueba piloto de la Línea E avanzan en el segundo llamado a la licitación pública. Como fecha límite, el 31 de enero del próximo año tendrá que desembarcar en la ciudad una nueva empresa.

 

La gestión del intendente Pablo Grasso tomó la determinación de otorgar la concesión con un plazo de ocho años. El objetivo es otorgar la estabilidad suficiente para que el empresariado que invierta recupere el capital. De quedar desierta, avanzará en una adjudicación directa.

 

De la prestación actual del servicio, indicó que para la comuna “no es un gasto”. Buscan garantizar que las unidades funcionen sin inconvenientes, mientras avanzan en los últimos acuerdos con Maxia SRL para determinar cuáles serán las unidades que recibirá el Municipio con la mirada puesta en la próxima autorización de provincia, que permite la prestación del servicio en toda la ciudad.

 

A continuación, La Opinión Austral reproduce la entrevista con Diego Robles y los detalles del presente y futuro del transporte urbano de pasajeros.

 

 Diego Robles en diálogo con el secretario general de UTA, Rubén Aguilera. Foto: La Opinión Austral
Diego Robles en diálogo con el secretario general de UTA, Rubén Aguilera. Foto: La Opinión Austral

 

LOA: ¿Cómo es el regreso del servicio luego de 177 días?

Diego Robles: Hay que reactualizar una serie de instancias administrativas y técnicas. Después de destrabar el oficio pagamos el millón de pesos que se adeudaba a Micronauta. Había una habilitación transitoria y hoy tenemos plena utilización del sistema de emisión de boletos. Además, avanzamos con los puntos de venta y la optimización de las recargas.

 

Seguimos trabajando en la Verificación Técnica Vehicular (VTV), el objetivo es estar preparados para cuando provincia autorice el regreso de la totalidad de las líneas. En paralelo, dialogamos con Maxia SRL un acuerdo para dejar por escrito de forma específica las unidades que recibiremos. Hasta aquí tenemos nueve de las doce y avanzamos en la compra de cubiertas y otros elementos.

 

LOA: ¿Cuánto debe invertir el Municipio?

DR: No hay un monto fijo, la inversión varía de día a día. Por ejemplo, en las últimas horas una de las unidades saltó con inconvenientes en la Verificación Técnica y hubo que volver a arreglarla. Así, hay gastos fijos como el combustible, 200 litros diarios por colectivo, pero hay eventualidades que no controlamos, y todo es dinero. De todos modos, no lo vemos como un gasto, tampoco como un factor de recaudación. Tenemos la misión de garantizar el servicio hasta el 31 de enero y trabajamos para eso.

A futuro

LOA: ¿Cómo avanza la licitación pública?

DR: La primera semana de diciembre será el segundo llamado de la licitación pública. Ahí sabremos qué alternativa tenemos y las eventualidades que tenemos que enfrentar para encontrar soluciones de fondo al transporte de pasajeros. Esta etapa de transición no se puede perpetuar en el tiempo.

 

Estamos ante una eventualidad y logramos poner en circulación 4 colectivos, y a partir del 31 de enero, cuando concluya la actual transición, la Municipalidad de Río Gallegos debe tener una solución para todo el transporte.

 

LOA: La pandemia puso en jaque al transporte, ¿cómo enfrentan este contexto?

DR: En vista al contexto actual, elaboramos un pliego diferente a los anteriores. Contempla un periodo de ocho años de concesión. Buscamos otorgar el plazo suficiente a la parte privada para que recupere el capital invertido, somos conscientes que nadie invertirá si proponemos cuatro años, para luego analizar lo que sucederá hacia adelante.

 

 

El contexto general no ayuda a que el oferente haga una gran oferta, pero confiamos que si no es por la vía de la licitación continuarán las negociaciones basadas en el pliego y alcanzar una solución. Pero todo depende si el llamado público queda desierto o no. Se trata de escenarios distintos.

 

LOA: ¿Se evaluó la posibilidad de una Sociedad del Estado?

DR: El Estado tiene que evaluar las distintas alternativas. Para funcionar bajo esa modalidad hay que crear la figura correspondiente. Ushuaia lo hizo, directamente el servicio lo presta con una empresa creada que hace todo lo relacionado al transporte y se expandió hacia el lado de las obras.

 

No es imposible, pero hay un contexto difícil que nos impone limitantes para avanzar hacia allí. Nuestro desafío es encontrar la solución que mejor se ajuste a la realidad de Río Gallegos. Hoy existen experiencias en las que las concesiones cotizan según el valor del kilómetro. Brindan el servicio y luego presentan las facturas para cobrar el kilómetro trabajado.

 

Mientras tanto, la Asamblea Ciudadana del Transporte será recibida en esta jornada por el intendente Pablo Grasso para analizar las mejoras que se pueden incorporar en la actual etapa de prueba piloto que recorre los barrios más alejados del centro de la ciudad. Los desafíos se multiplican

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias