EN EL SAN BENITO - NO ERA LA PRIMERA VEZ

Afiliados de la UOCRA trataron de frenar una obra y les encontraron un arma y droga

Por el caso, tres hombres de entre 24 y 30 años fueron detenidos por la Policía. Habían ido a amenazar al capataz para que la actividad se frenara, hasta tanto afiliados de la UOCRA ingresaran a trabajar. Solo uno quedó tras las rejas.

Por La Opinión Austral


Momentos de tensión se vivieron en horas de la mañana del viernes en la periferia de Río Gallegos, cuando un grupo de personas que respondería a la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) llegó a las inmediaciones de una obra en construcción para impedir que continúen trabajando.

 

De acuerdo a la información recabada por La Opinión Austral, a través de fuentes policiales y judiciales consultadas, se pudo establecer que esta no sería la primera vez que integrantes del gremio de la construcción habrían llegado a la obra de las 20 Viviendas para amedrentar a los trabajadores.

Según pudo saber este medio, el miércoles, otro grupo había ido al lugar y el día siguiente había sido denunciado por la abogada de la empresa constructora, quien había solicitado una medida cautelar para que haya una consigna policial en el sitio y que la obra continúe su curso.

 

La misma está a cargo de la empresa Carrizo Estella Maris, que tiene varios proyectos en los que avanza en toda la provincia. En los días anteriores, llegaron a las 20 Viviendas cuatro personas que no quisieron dar sus nombres, pero que dijeron responder a la dirigencia del sindicato, con las mismas intenciones.

 El revólver secuestrado.
El revólver secuestrado.

“Tenemos la orden de parar la obra hasta que tomen gente de nuestra bolsa de trabajo. Si no parás la obra, vamos a venir más, ¡eh!”, encararon los hombres al capataz, que no tuvo más remedio que enviar a todo el personal a sus casas por miedo a que la situación pasara a mayores.

Esto no impidió que en la mañana del viernes el grupo que respondería a la UOCRA fuera nuevamente hasta las inmediaciones de las 20 Viviendas con las mismas intenciones de los días anteriores.

Unos cinco hombres llegaron a bordo de un Peugeot 206 y nuevamente encararon al capataz.

 Momentos en que la Policía hacía la requisa.
Momentos en que la Policía hacía la requisa.

Esta vez, con la denuncia anterior en el Juzgado de Instrucción N° 3 a cargo de la jueza Rosana Suárez, y con un oportuno llamado a la Policía, la situación pudo ser contenida antes que pase a mayores. Según indicaron fuentes policiales, el encargado de la obra dijo, además, que en esta oportunidad uno de los afiliados del gremio estaba armado.

En el caso intervino el personal de la Comisaría Séptima. Los efectivos arribaron minutos después del hecho y dos de los agresores ya se habían ido del lugar. De igual manera, identificaron y detuvieron a tres sujetos.

En la continuidad del procedimiento en busca de armas de fuego, tal como lo había indicado el capataz, la Justicia ordenó una requisa personal a los agresores y en el vehículo 207.

 Además tenían balas.
Además tenían balas.

El arma estaba en el habitáculo y las balas estaban adentro de la guantera”, indicó una fuente policial consultada, que además remarcó que, entre las pertenencias de uno de los agresores, encontraron marihuana que sería para consumo personal, además de unos resquicios de cigarrillos de la misma droga, vulgarmente llamadas “tucas”.

Los tres hombres fueron trasladados a la dependencia policial y, cumplidos los plazos legales, dos recuperaron su libertad. Sólo quedó tras las rejas en calidad de comunicado el hombre al que le encontraron la marihuana.

Amenazas, coacciones agravadas y afectación maliciosa del normal desenvolvimiento de la actividad de la empresa, además de la causa federal por tenencia de estupefacientes”, indicó una fuente judicial sobre la causa que quedó pesando sobre los hombres que habían sido detenidos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias