EN LA COMISARÍA DE LA MUJER

Un hombre “raptó” al hijo de su ex, amenazó a los policías y lo detuvieron

El caso tiene como protagonista a un hombre de 35 años. Él, luego de insultar a su ex, amenazó a efectivos policiales. La criatura tiene seis meses y quedó a resguardo de su madre. Cumplidos los plazos legales, recuperó su libertad.

Por La Opinión Austral


La Policía debió intervenir y detener a un hombre, una vez que se ofuscó luego que su expareja le recriminara que había raptado a su hijo a quien -por su corta edad- debía amamantar, en un hecho de curiosos ribetes que comenzó en un barrio periférico de Río Gallegos.

 

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso La Opinión Austral, el hecho se registró el pasado lunes en el barrio Bicentenario I, en las afueras de nuestra ciudad capital, pero recién tomó estado público en las últimas horas.

 

El caso en cuestión tiene como protagonistas a un hombre de 35 años; a quien es su expareja, una joven de 24, y al pequeño hijo que tienen en común de seis meses, que todavía está en periodo de lactancia.

 

Según pudo reconstruir este diario, todo comenzó el lunes feriado en la morada que la pareja compartía en el barrio antes mencionado. Tras una breve discusión, todo parecía haber terminado del mejor modo: la joven se iría del domicilio y terminarían la relación.

 

El problema surgió cuando el hombre decidió que el bebé que ambos tienen en común se quedara con él. La mujer -al no saber a quién recurrir- decidió acercarse a la Comisaría de la Mujer para exponer el caso y que le dieran una mano.

 

Los efectivos dieron intervención al personal de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad y los trabajadores de la Comuna resolvieron acercarse junto a la Policía a la morada en la que estaba el hombre con la criatura.

 

Los trabajadores de la Municipalidad, junto a los efectivos de la Comisaría Séptima, dialogaron con el hombre y este les aseguró que no había drama con dar a su hijo, que lo prepararía y lo llevaría a la dependencia policial para que la situación no pasara a mayores.

 

No fue hasta unas horas después, cerca de las ocho de la tarde noche, cuando el padre se presentó con su hijo en las instalaciones de la Comisaría de la Mujer, ubicada en la calle Mitre al 170, que ocurrió algo que nadie quería que sucediera: los padres comenzaron a discutir y el personal policial debió intervenir.

 

Según indicaron fuentes policiales consultadas por este diario, ambos comenzaron a recriminarse cosas, a insultarse ante la vista de su pequeño hijo y de los efectivos tuvieron que interceder para que la situación no pasara a mayores.

 

Tanto el hombre como la mujer fueron separados. A ella la llevaron a un sector y a él a otro. El problema radicó en que el hombre, lejos de calmarse, siguió discutiendo y gritando. Incluso, la gota que rebalsó el vaso fue cuando insultó a los agentes del orden, llegando a amenazarlos.

 

Por esto, el padre debió ser reducido por los policías y fue trasladado a la Comisaría Primera, dependencia que cuenta con espacio para alojar a contraventores de este tipo.

 

En el caso intervino el Juzgado de Instrucción N° 2, a cargo de Valeria López Lestón. Por la causa, caratulada como “amenazas y atentado y resistencia a la autoridad”, la magistrada ordenó que el hombre, una vez cumplidos los plazos legales, recupere su libertad bajo caución juratoria.

 

En tanto, Niñez continúa abordando a la mujer y a su pequeño hijo, que quedó a su resguardo

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias