AL NORTE DE GREGORES - ¿ADÓNDE FUE?

Elías Pailán, un peón de 80 años desapareció y la Policía lo busca intensamente

Se trata Elías Pailán, un trabajador de la estancia Santa Clara que fue visto por última vez a principios de agosto. Recién el viernes denunciaron su desaparición y se realizaron rastrillajes. Un repaso por los casos no resueltos similares de la zona centro de la provincia.

Por La Opinión Austral


Las fuerzas de seguridad de la zona céntrica de la provincia se encuentran realizando rastrillajes en inmediaciones de la estancia Santa Clara, ubicada a unos 200 kilómetros al norte de la ciudad de Gobernador Gregores, en búsqueda de un trabajador rural que fue visto por última vez hace casi un mes.

Se trata de Elías Pailán, un hombre de 80 años oriundo de Gregores, pero que dedica su vida a realizar labores en estancias y que, desde el 8 de agosto, nadie sabe dónde está. Según pudo saber La Opinión Austral, él usa bastón y tiene su propia tropilla de caballos y perros, pero tampoco esta fue hallada. El viernes pasado, luego del tiempo que pasó, los encargados del establecimiento rural radicaron la denuncia en la comisaría de la ciudad.

El 8 de agosto pasado fue la última vez que el encargado vio a Elías Pailán

El peón es conocido por la gente de Operaciones Rurales de la Policía y, en diversos controles preventivos, él había sido identificado. Desde esa división indicaron a LOA que Pailán es un “gran conocedor de la zona”, por lo que resulta extraña su desaparición, aseverando también que, pese a su edad, no parece de 80 años, “es guapo”, dijeron. Asimismo, se supo que cuenta con una hermana y un sobrino que residen en Gregores, pero ellos tampoco lo han visto.

El último contacto que tuvieron los trabajadores de estancia Santa Clara con el hombre se dio el 8 de agosto pasado y, como pasaron muchos días, decidieron recurrir a las fuerzas de seguridad y a la Justicia para dar con el peón de 80 años.

Son hectáreas y hectáreas donde buscan al trabajador rural. Debido a esto, la comisaría de Gregores solicitó apoyo a otras divisiones: entre ellas, obviamente, Operaciones Rurales, la División Canes, la de Búsqueda y Rescate de Zona Centro y Bomberos de San Julián.

La comisión viajó durante el fin de semana y se juntó un total de 20 efectivos de diversas áreas. Ya en la jornada de ayer, los agentes de San Julián retornaron a la localidad, sin mayores novedades sobre el paradero de Pailán.

El clima en la zona es un tema aparte. Durante los últimos días se registraron temporales de nieve y en la zona en la que está el campamento de Pailán, la misma llega al metro y medio, hecho que dificultó aún más las tareas de búsqueda de la Policía y Bomberos que, en algunos casos, debieron palear el manto blanco en búsqueda de eventuales indicios.

De igual manera, las averiguaciones continúan hasta tanto se pueda saber qué pasó con el hombre. Durante los rastrillajes realizados por los agentes de San Julián, se utilizaron canes especializados en búsquedas en grandes áreas.

En un rastrillaje hecho a metros del campamento, encontraron una lona con pertenencias del peón

En una de las inspecciones cerca del campamento, la Policía encontró una lona que tenía pertenencias de Pailán, pero no mucho más que ello. Debido a las condiciones climáticas, estiman que posiblemente, cuando la temperatura mejore y la nieve se vaya, surgirán novedades. La causa está en manos de la jueza de Puerto Santa Cruz, Noelia Ursino.

Los no resueltos

La zona centro de la provincia ha sido escenario de varias desapariciones de personas que han quedado inconclusas y las averiguaciones para dar con ellos han sido frenadas hasta tanto surjan nuevos indicios. Con los rastrillajes que se realizan en busca de Pailán, puede surgir alguna punta de ovillo para reactivar otras búsquedas.

Pailán fue visto por última vez en la estancia Santa Clara. Casualmente, sin tener en cuenta las rutas, el establecimiento rural queda en la mitad de camino entre San Julián y Lago Posadas. En diciembre de 2018, un empresario llamado Juan Romero había salido de la ciudad portuaria con destino a la segunda localidad mencionada, pero nunca llegó.

En esa oportunidad, las fuerzas de seguridad de San Julián realizaron varios rastrillajes, pero nada fue encontrado. En ese caso intervino el juzgado de la ciudad portuaria, a cargo de Ludovico Pío Pala, que luego desactivó las averiguaciones hasta tanto surjan nuevos indicios.

El caso de Mario Aguerre tuvo lugar a unos 100 kilómetros al noroeste de donde fue visto por última vez Pailán. Al igual que el hombre de 80 años, Aguerre también es un hombre de campo y está prófugo de la Justicia de El Calafate por el cruento homicidio de Ricardo Andrade, delito cometido en junio del año pasado en la estancia Chacabuco, establecimiento cercano a Lago Posadas.

El paradero de Aguerre todavía es un misterio. Luego de conocer que la Policía lo buscaba, tomó una pistola calibre 38 y se adentró en el campo. Nunca se encontraron indicios ni covachas donde pudiera haberse escondido.

 

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias