POR ORDEN DE ENARGAS

Apareció Camuzzi en el barrio Alta Vista: "Hace nueve años que te estábamos esperando"

Vecinos del barrio Alta Vista celebraron que finalmente, después de nueve años, Camuzzi llegara para hacer la cotización por la conexión de gas. Lejos de dormirse en los laureles, adelantaron que el próximo reclamo será por las cloacas.

Por La Opinión Austral


La idea de que las garrafas comiencen a ser parte del pasado para familias de un barrio de Río Gallegos comenzó a hacerse realidad en la mañana del viernes, luego que empresarios se acercaran a la zona para hacer las primeras inspecciones.

Tal como lo informó La Opinión Austral, se trata de las 28 familias del barrio Alta Vista, que desde hace años a sido invisibilizado y que, según indicaron algunos vecinos, ha estado en el “olvido total”, tanto para políticos como para el resto de la comunidad.

Luego que el Gobierno impulsara a ENARGAS y que este finalmente intimara a Camuzzi Gas del Sur, en horas de la mañana de ayer, finalmente representantes de esa empresa llegaron al barrio para hacer las primeras inspecciones y ver cual sería el costo de las operaciones. En su momento, se hablaba de unos cuatro millones, de los cuales los vecinos no tendrán que poner ningún peso de sus bolsillos.

Según las autoridades, la obra consta de unos tres mil metros en cañería de gas.

La obra consta de unos 3.000 metros de cañería y las empresas que en la jornada de ayer caminaron por las calles del Alta Vista y licitarán por la conexión de gas son: Chimen Aike, GS Ingeniaría, Diego Rodríguez y Eduardo Rossi.

Quien también estuvo en el lugar fue el móvil de exteriores de LU12 AM680 y FM Láser Río Gallegos, que pudo entrevistarse con algunos vecinos que salieron a ver cómo, por fin, un reclamo que duró unos nueve años comienza a materializarse. Por mala fortuna, el móvil no tuvo buen trato de los representantes de las empresas, que fueron muy escuetos en sus declaraciones.

De igual manera, esto no afectó al ánimo de los vecinos que amablemente hablaron con LU12. Una de ellas fue Roxana, la vecina que hace unos años había tenido un accidente casero cuando el humo hizo que casi se asfixiara cuando intentaba calefaccionarse junto a sus hijos, y que hoy es una de las vecinas que se puso el reclamo al hombro.

Ella comentó que, durante las inspecciones, los empresarios tampoco le contaron mucho, aunque el representante de Camuzzi sí. “Hablamos con Ariel Pérez, un chico al que siempre le hacíamos las presentaciones donde él trabaja y lo conocemos hace años, él nos comentó que las tareas de hoy (por este viernes) correspondían para hacer la cotización, pasar el presupuesto para decirlo en criollo”.

Los representantes de las empresas y de Camuzzi llegaron a las once de la mañana y cerca de la una de la tarde se retiraron con las primeras impresiones. Este lunes, se reunirán con vecinos de la zona, pero el lugar y el horario todavía no han sido confirmados, debido a que algunos trabajan hasta tarde y todos quieren estar presentes en la audiencia.

Ya en la tarde de ayer, La Opinión Austral se comunicó con Roxana para saber cómo estaba el ánimo en el barrio luego del paso de los empresarios, y ella, muy animada, indicó: “Estamos llenos de felicidad, muy alegres, por fin vamos a dejar de estar en el olvido total, después de años de haber sido invisibilizados, vamos camino a ser el barrio con el que siempre soñamos”, indicó.

 “Estamos muy contentos, por fin vamos a dejar de estar en el olvido”, Roxana
“Estamos muy contentos, por fin vamos a dejar de estar en el olvido”, Roxana

Por otro lado, destacó el trabajo de Distrigas: “Si fuera por ellos, las máquinas ya estarían trabajando en el barrio, me voy a comunicar con Raúl Melo (de Dristigas) y vamos a ver el tema de la reunión”, adelantó.

Roxana además indicó el impacto económico que tendrá la conexión a la red de gas en el bolsillo de los vecinos: “Va a ser muy bueno para todos los vecinos”, indicó. Cabe recordar que hay personas que no se pueden calefaccionar con carbón debido a problemas respiratorios, y gastan hasta 15 mil pesos por mes en garrafas.

Olga, la precursora del reclamo allá por el 2011, también dialogó con este medio y mostró su felicidad: “Después de mucho tiempo y presentaciones por fin vamos a tener un servicio esencial que tienen que tener todas las personas, estamos muy contentos, sin dividir a los barrios, siempre nos molestó que los barrios de alrededor tengan gas pese a ser más nuevos que el nuestro”, aseguró, recalcando que el Alta Vista tiene 60 años de edad.

 “Nos molestaba que otros barrios tengan gas y nosotros no”, Olga
“Nos molestaba que otros barrios tengan gas y nosotros no”, Olga

El jueves, cuando este medio llegó a la casa de Olga, se había sacado una foto encendiendo una hornalla y apoyando una olla sobre la misma. Ella se comprometió a cocinarle al equipo de La Opinión Austral una vez que tenga gas natural.

Lo que viene

El servicio de gas no es lo único de lo que carece el Alta Vista, en paralelo, continúan con otros reclamos y esperan que las autoridades los escuchen: Tanto Olga como Roxana coincidieron en que la próxima lucha es por el agua y las cloacas.

Según indicó Roxana, hay un caño a unos trescientos metros del barrio que podría hacer que ellos cuenten con el suministro del agua, aunque desconocía cuánto puede llegar a costar esa obra. De igual manera, se harán las presentaciones a las autoridades.

Otro de los problemas es que, hace unos tres años, se cerró uno de los accesos al barrio, por la calle García, “que se ingresaba por la San Martín y que hoy está cerrada, a ese reclamo lo presentamos en el Concejo Deliberante”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias