PREPARATIVOS Y ENCENDIDO DE LUCES

Varios barrios ya lucen los primeros árboles de Navidad del 2020

Ya son varias esquinas y plazas de Río Gallegos que ornamentan el paisaje con un árbol navideño. Como cada fin de año, las juntas vecinales proponen el armado y algunos invitan al encendido. En pandemia, algunos optaron por no hacerlo para evitar congregar personas.

Por La Opinión Austral


Como todas las primeras semanas de diciembre, la ciudad comienza con los preparativos para celebrar la Nochebuena.

 

Días atrás, la Municipalidad de Río Gallegos amaneció con el reno de Papá Noel estacionado en su fachada, con la compañía del hombre rojo a su lado.

 

 Multitudinario encendido del árbol municipal en rotonda Samoré.
Multitudinario encendido del árbol municipal en rotonda Samoré.

 

En tanto, a las 12 de la madrugada del lunes, la comuna encendió el enorme árbol navideño que decora la plazoleta de la Rotonda Samoré de nuestra ciudad.

 

Al evento acompañaron cientos de personas que circularon por el lugar en sus vehículos y otros que eligieron el círculo central de la Rotonda. Se trata de una gran estructura con luces, que acompaña un tradicional pesebre a escala real.

 

La fecha es esperada tanto por adultos como por niños y anticipa la inminente llegada de las fiestas.

 

Es una práctica que ya traspasó las barreras de lo religioso y se instaló como un evento que se expande alrededor del mundo.

 

 Enrique Mancilla trabajó en el árbol del Natividad.
Enrique Mancilla trabajó en el árbol del Natividad.

 

Como símbolo de la Navidad y de alegría que busca contagiar, la ornamentación alcanza a comercios, esquinas, plazas, edificios y fachadas de instituciones públicas o privadas.

 

En paralelo, y en sintonía con la fecha, varios barrios de la capital santacruceña hicieron lo propio y ya dejan ver algunas de las creaciones que realizan entre vecinos.

 

Algunos todavía no comenzaron a armarlo, pero ya lo tienen pensado, como la Junta Vecinal Valentín Fielberg del 499.

 

Desde el área de Participación Ciudadana del municipio, Vanesa Low contó a La Opinión Austral que la comuna otorga un aporte económico a algunas de las Juntas Vecinales para poder asistirlos y que logren ornamentar.

 

Entre los que ya lucen sus árboles están los barrios San Benito, Natividad, Ayres Argentinos, mientras que otros optaron por no realizar árbol este año, como el caso del PROCREAR que tomó la decisión de no decorar, considerando que puede llegar a aglomerar personas.

 

Otros organizaron y prepararon todo con anticipación, sin descuidar ningún detalle.

 

 Ayres Argentinos, otro de los que decoró.
Ayres Argentinos, otro de los que decoró.

 

“Compré unas luces led, tipo manguera, fue un trabajo espectacular. Ya hicimos la prueba de encendido y vamos a traer un proyector para reproducir algunas imágenes”, adelantó a La Opinión Austral horas previas al encendido el vecino Enrique Mancilla, desde el barrio Natividad.

 

Contó que la iniciativa la pensó con anticipación y al cierre de esta edición se esperaba la participación de vecinos para el formal prendido de las luces.

 

Además, el vecino mismo se encargó de pintar el árbol “para que todo se vea prolijo y en condiciones”, detalló y resaltó que el área de Espacios Verdes del municipio limpió la zona. “Impecable”, cerró.

La historia

En Argentina la costumbre de armar el arbolito comenzó en 1807, cuando un irlandés trasladó este hábito al país decorando un pino en una plaza pública.

 

El universo, la prosperidad, la vida, siembra y cosecha son otros de los significados que se le atribuyen al pino. Lo que hoy son los adornitos, originalmente eran manzanas que recuerdan el paraíso donde Adán y Eva cometieron el pecado original.

 

A través del tiempo, la estética fue mutando y a las bolas se le sumaron guirnaldas y luces. Para coronar, la estrella de Belén.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias