BARRIO 213 VIVIENDAS

Violencia de género: echó a su novia de la casa y la pateó en el piso

Por el caso, un joven de 17 años fue demorado por la Policía. Un vecino debió intervenir para que dejara de golpear a la chica. En otro caso, un hombre terminó tras las rejas por agredir a su pareja y destrozar un televisor, luego de llegar borracho a su casa.

Por La Opinión Austral


Entre la jornada del viernes y la tarde del domingo, el personal de la Comisaría de la Mujer debió intervenir en muchos casos y actuaciones internas, pero se destacaron dos hechos en los que mujeres fueron agredidas por quienes son sus parejas. En ambos casos, los violentos se encontraban en estado de ebriedad.

 

El más grave de los casos se registró en la madrugada del domingo y tuvo como protagonistas a un joven de 17 años de edad y a su novia de 18, a quienes tuvo que separar un vecino al ver como él le pegaba a ella en medio de la calle.

 

Todo se originó en una vivienda ubicada en Ángela Brunetti al 600, en el corazón del barrio 213 Viviendas, cerca de las cinco de la madrugada, donde la joven pareja compartía algunas bebidas alcohólicas.

 

En un momento determinado, el chico de 17 comenzó a discutir con ella y, por motivos que se desconocen, él la echó de la morada. Como la chica no quería retirarse, debió intervenir la madre del agresor para invitarla a retirarse.

 

Ya un poco más calmo, el joven decidió acompañar a la chica a su casa, ubicada en Juan Esteban al 800, pero cuando estaban por la calle John Rudd, volvieron a discutir.

 

El agresor la tiró al piso y comenzó a patearla. Por los gritos, un vecino salió a ver qué sucedía y, luego de llamar a la Policía, decidió intervenir para que el violento dejara de golpear a la chica.

 

Luego intervino el personal de la Comisaría Segunda, que encontró al joven a unas cuadras del lugar, antes de que ingresara nuevamente a su casa. Fue trasladado a la seccional para ser identificado.

 

La sobreviviente decidió no radicar la denuncia. De igual manera, los efectivos se trasladaron hacia su casa y la llevaron a la Comisaría de la Mujer, donde se le explicó que, si en algún momento quiere exponer su caso, puede hacerlo en la dependencia ubicada en la calle Mitre al 170 o en la Oficina de Violencia Doméstica.

 

Respecto al agresor, como se trata de un menor, debió intervenir el Juzgado Penal Juvenil, a cargo de Fernando Zanetta. El magistrado ordenó que el joven fuera entregado a sus padres.

Un mensaje

En la tarde del viernes, un hombre de 30 años salió de su vivienda para compartir bebidas alcohólicas con sus amigos. Cerca de las 11 de la noche retornó a su casa, ubicada en la calle Belgrano al 700, en estado de ebriedad y comenzó a discutir con su pareja de 25 años.

 

La familia está conformada por la pareja, un hijo que tienen en común y otro nene que la mujer tiene de una relación anterior.

 

Cuando el hombre arribó a la morada, la mujer le recriminó por su estado y empezaron a discutir. En un momento dado, el agresor le profirió golpes en el rostro y cuerpo a su pareja y, durante el forcejeo, destrozó un televisor.

 

En ninguno de los casos las sobrevivientes decidieron hacer la denuncia

 

Un vecino llamó a la Policía y el personal de la Comisaría Cuarta no tardó en llegar al lugar. El hombre fue esposado y trasladado a la seccional. En tanto que la mujer fue llevada a la Comisaría de la Mujer y estaba dispuesta a declarar, hasta que le llegó un mensaje a su celular.

 

Aunque no trascendió qué decía ese mensaje, se supo que la sobreviviente se levantó y se fue de la dependencia policial. En relación al acusado, el Juzgado de Instrucción, a cargo de Marcela Quintana, ordenó que le extrajeran un muestra sanguínea y, cumplidos los plazos legales, recuperó su libertad.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias