PUERTO DESEADO - PESCA

Viotti: “El mayor desafío, hoy, es el sostenimiento de la paz social”

El secretario de Trabajo, Sergio Viotti, se refirió a las intensas negociaciones para llegar a un acuerdo con los trabajadores pesqueros. Y es que el reclamo salarial dejó otras consecuencias: los despidos. “Los conflictos dejan más heridas que soluciones”, dijo.

Por La Opinión Austral


Hasta este miércoles a la tarde, la actividad pesquera en Santa Cruz no había regresado a la normalidad a pesar de que el Ministerio de Trabajo de la Nación selló el acuerdo salarial entre el SOMU y CAPECA el pasado fin de semana. Dos días después hizo lo propio aquella cámara con STIA en audiencias ante la autoridad laboral provincial.

 

 

 

 

La Opinión Austral supo que el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación continuó bloqueando -desde el domingo último- la planta de Pesquera Santa Elena (Puerto Deseado) por un conflicto anterior a la paritaria salarial acordada.

 

 

 

 

El secretario de Trabajo y Empleo de Santa Cruz, Sergio Viotti, indicó que la compañía adeudaba una quincena salarial y el aguinaldo. “El personal no volvió a trabajar y la empresa decidió este miércoles despedir siete empleados. Santa Elena jamás volvió a la normalidad”, repasó. Mientras tanto, el resto de las ocho plantas de procesamiento de alimentos habían retomado sus labores.

 

 

 

 

 

Tras dialogar con las partes en conflicto -buscando encauzar el debate-, Trabajo dictó la Conciliación Obligatoria, en la tarde de ayer. Se retrotrajeron las cesantías, y hoy a las 4:30 horas se produjo el primer ingreso en Santa Elena.

 

 

 

 

Así, desde el Estado Provincial esperan que las pesqueras desarrollen su actividad normal para evitar “grandes pérdidas económicas”. No es para menos, de ella dependen 3 mil puestos de trabajo.

Paz social

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, dio continuidad al DNU N° 329/2020 que establece la prohibición de suspender y despedir en el marco de la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social establecida por la Ley N° 27.541.

 

 

 

 

 

Con la mirada puesta en las audiencias próximas entre STIA y Pesquera Santa Elena, Viotti, aseguró que la autoridad laboral provincial se “apoyará en estas medidas que también fueron adoptadas en Santa Cruz bajo la decisión de la gobernadora, Alicia Kirchner”. Para provincia, “el mayor desafío es el sostenimiento de la paz social y el trabajo”.

 

 

 

 

“Estamos en una situación especial con esta pandemia, todos debemos adecuarnos a la realidad que nos toca. Cada mesa de diálogo que se lleve adelante, debe tener como horizonte la buena fe en la negociación y la comprensión”, detalló el funcionario en sus declaraciones.

 

 

 

 

Tras recordar que “el domingo se firmó el cierre de la paritaria de STIA y quedó resuelta hasta marzo del 2021”, hizo hincapié en que “quedaron pendientes 70 despidos de Pesquera Veraz”.

 

 

 

Observó que esta discusión terminará en el ámbito judicial, “hay planteos de inconstitucionalidad. El debate pasará si hubo una justa causa o no, siempre buscando la reincorporación”. Mientras, “seguimos monitoreando el sector con el jefe de Gabinete (Leonardo Álvarez), la ministra de Producción (Silvina Córdoba) y el ministro de Trabajo (Teodoro Camino) buscando la manera en que Veraz retome los despedidos”.

 

 

 

 

El funcionario cree que la reincorporación será posible “cuando la industria se active y haya materia prima”. A favor, Trabajo tiene antecedentes en este tipo de arbitrajes. “Pesquera Santa Cruz accedió a retomar 20 personas que deben presentarse en sus puestos este viernes”, explicó.

 

 

 

 

Aprender de los errores

En otro orden, el ex concejal y secretario de Gobierno de Puerto Deseado, puntualizó que la economía de la localidad se basa en la pesca, más allá de la alternativa que trajo la minería.

 

 

 

Somos una comunidad netamente portuaria pesquera, en todas estas semanas hubo una cooperativa que procesa materia prima y no trabajó. Se vieron perjudicadas unas 250 personas”, subrayó.

 

 

 

 

Por su parte, la estiba superó los 20 días sin trabajar, al igual que el resto del encadenamiento productivo, como los camioneros. “La comunidad perdió un montón ante el daño económico”, insistió el funcionario.

 

 

 

“Estos conflictos generan heridas difíciles de tapar, el 20 de julio de 2007 se quemaron las plantas pesqueras y esa herida está latente aún”, “hay una larga historia con actores que tomaron malas decisiones, entre los cuales está la falta de resoluciones judiciales”.

Así, afirmó que más que “celebrar soluciones” es necesario “aprender de los conflictos para no cometer los mismos errores”. Recordó que en una intensa labor de provincia se logró que Puerto Deseado triplique la cantidad de alimento procesado, por lo que advirtió que “estos conflictos más que soluciones nos traen nuevos conflictos a resolver”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias