CRIMEN DE EL CALAFATE

Caso Fabián Gutiérrez: Facundo Zaeta y Pedro Monzón, cara a cara ante el juez para destramar la verdad

El principal imputado en el homicidio del empresario y el judoca que lo incrimina como el autor material del asesinato e intelectual del robo. Ambos se sentarán este jueves ante Carlos Narvarte en un careo, con sus abogados.

Por La Opinión Austral


El Juzgado de El Calafate continúa trabajando en el marco de la causa que investiga el homicidio de Fabián Gutiérrez, acaecido entre la noche del jueves 2 y la madrugada del 3 de julio.

El juez Carlos Narvarte ya ha procesado a los tres responsables por su asesinato, pero aún no está del todo claro quién mató al empresario y quién fue el autor intelectual del robo que “se le fue de las manos”.

Facundo Zaeta (19), Facundo Gómez (20) y Pedro Monzón (18) están detenidos e imputados por “homicidio doblemente calificado por ensañamiento y alevosía”. El hermano del primero, Agustín Zaeta, recibió la falta de mérito por el magistrado, quien entendió que no participó del crimen. Hoy, es el único libre.

En la continuidad de la causa, la semana pasada hubo una serie de allanamientos ordenados por la Justicia. Uno de ellos aportó elementos de interés que pueden estar relacionados con el homicidio y se aguarda por pericias genéticas que así puedan confirmarlo para avanzar aún más en ese aspecto.

Se trata de ropa con manchas rojizas y un teléfono celular secuestrados en la casa de Miguel Franco, un hombre de la comunidad zíngara que tenía una relación de amistad con Fabián Gutiérrez.

 

 El empresario asesinado, Fabián Gutiérrez.
El empresario asesinado, Fabián Gutiérrez.

Paralelamente, se intenta determinar si este individuo poseía vínculos con Facundo Gómez y la agencia de vehículos automotores que posee su familia, dado que -según consta en la causa- el gitano también se dedica a la compra y venta de autos.

Por lo pronto, este jueves se avanzará con el careo que se venía anticipando tras la declaración indagatoria -a través de un escrito- de Facundo Zaeta.

El joven pidió sentarse cara a cara con Fabián Monzón y esto ocurrirá finalmente este jueves al mediodía, confiaron fuentes judiciales a La Opinión Austral.

El joven de 19 años, el más comprometido en la causa (está como autor del homicidio), estará acompañado por su abogado, el Dr. Carlos Telleldín.

En tanto que Pedro Monzón lo hará junto a su abogada, la Dra. Carolina Scamperti.

Es de recordar que el último nombrado es quien “se quebró” ante el juez y declaró que había participado del crimen, señalando precisiones sobre cómo fue el hecho y dónde habían dejado el cuerpo de Fabián Gutiérrez.

Con el correr de los días, sus testimonios fueron contradiciéndose. Casi en el mismo tenor en que se diferencian las indagatorias de Zaeta y Gómez, amigos que se acusan entre sí de ser el autor material e intelectual del homicidio y el robo perpetrado.

La defensa de Facundo Gómez está a cargo de los doctores Tomás Rodríguez y Ricardo Camutti, quienes pidieron un careo con Facundo Zaeta.

Reconstrucción

Lo que también se concretará en estos días es la reconstrucción del homicidio en la casa de Fabián Gutiérrez, en Perkic 124 de El Calafate.

Es una de las medidas pedidas por la querella, representada por los doctores Sandro Levín y Gabriel Giordano y a la que el juez Carlos Narvarte dio el visto bueno.

Se buscará determinar cómo fueron los hechos confrontando las declaraciones de cada uno de los imputados, con lo que marcó el informe de la autopsia y el resto de las pericias y testimoniales que constan hoy en el expediente.

Según pudo conocer este diario, aún las defensas de los imputados no confirmaron la aprobación para que los jóvenes estén presentes cuando se realice esta “puesta en escena” del hecho.

Contradicciones

El juez, a quien lo acompaña la fiscal Natalia Mercado en la causa, ha avanzado significativamente en el esclarecimiento del crimen de Fabián Gutiérrez. En menos de 48 horas los sospechosos estaban tras las rejas y se halló el cuerpo de la víctima.

Pero aún resta profundizar en lo que respecta a la autoría. Es decir, quién fue verdaderamente el autor material del homicidio. Hoy el Juzgado de Instrucción ha apuntado a Facundo Zaeta como el homicida, basándose en las acusaciones de los otros acusados.

 

 El juez Carlos Narvarte.
El juez Carlos Narvarte.

Por su parte, Gómez y Monzón fueron considerados co-autores del homicidio.

No hay pruebas concretas que incriminen a uno de los jóvenes como quien ahorcó hasta la muerte a Gutiérrez. Todos ellos estuvieron en el lugar y participaron de la golpiza y el maniatado, pero ninguno se acredita haberlo asesinado.

Gómez y Monzón aseguran que fue todo un plan de Zaeta, quien sedujo a Gutiérrez por su cuenta para robarle dinero.

Zaeta, en tanto, declaró que fue idea de Gómez. Aseguró que su amigo se aprovechó de él para poder ir en búsqueda del “dinero de la corrupción”.

Ahora los dos amigos se culpan mutuamente de la autoría del crimen. Zaeta dijo que Gómez lo mató con una piedra, golpeándolo en la cabeza, mientras que la contraparte marca que fue él quien cometió el asesinato, ahorcándolo.

Quien también coincide en que fue Zaeta el asesino de Gutiérrez es Monzón. Estos dos no tenían relación y según consta en el expediente, nunca se habían visto antes.

Fue Gómez quien introdujo al joven judoca en el “plan”, dado que se conocen hace años y Monzón trabaja para él en la agencia de vehículos que posee su familia.

Facundo Zaeta asegura que “todo el tiempo la situación era controlada por Gómez”, pero los otros dos amigos, declararon que “planeamos un robo, fue idea de Zaeta” (dijo Gómez) y que todo el tiempo “me obligaba y me amenzaba” (dijo Monzón).

Lo que está claro para el juez es que Monzón intentó desligarse de su participación en la golpiza y modificó su declaración conforme a las pruebas fueron apareciendo y que, además, intentó encubrir a Gómez.

Su “amigo”, le envió mensajes escritos en unas cartas en la comisaría, pidiéndole que incrimine a Zaeta. “Pensá las cosas antes de hablar, no me incrimines”, lo amenazó.

¿Fue un simple robo?

Por otro lado, se está intentando hallar si existe algún tipo de evidencia que dé lugar a la investigación de cierto trasfondo en el crimen investigado, y si detrás de un “robo que salió mal” se ocultan otros intereses, que habrían jugado un rol preponderante en el asesinato del empresario, a quien algunos amigos señalan que en el último tiempo, se había metido en el “mundo de la compra y venta de automotores”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias