Editorial

PARA EL ANALISIS

Por La Opinión Austral


La media sanción 

fue girada al Senado 

La Cámara de Diputados luego de aprobar a media mañana del jueves el proyecto lo envió al Senado de manera inmediata. Los legisladores lograron dar media sanción al proyecto de legalización del aborto, y ahora será la Cámara Alta la que lo deba convertir en ley.

El debate fue maratónico e histórico y su resultado se mantuvo con final abierto durante más de 23 horas de sesión, para definirse en los últimos momentos a favor de la iniciativa por 129 votos contra 125 por la negativa. 

La sesión fue seguida desde el exterior por miles de personas, en su mayoría mujeres, que se instalaron a los costados de la plaza del Congreso, unas embanderadas con el pañuelo verde a favor del aborto y otros con el celeste que lo rechaza, y palpitaron minuto a minuto las proyecciones que llegaban del recinto.

Para los diputados que trabajaron en pos de la aprobación del proyecto el triunfo tomó mayor valor, ya que hasta hace un día los sondeos marcaban una derrota de 122 a 118 con 15 indecisos.

Desde el comienzo del debate, a las 11:30 del miércoles, comenzaron a achicar la brecha, llegando a estar empatados en 125; aunque horas después las definiciones de legisladores indecisos transformaron ese posible resultado en 128 a 126 en contra de la legalización del aborto hasta la semana 14 de gestación.

Llantos y abrazos en

festejo multitudinario

"¡Vamoooos!", gritaron las cientos de personas que esperaron la votación en la esquina de Rivadavia y Callao al escuchar que el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, anunciaba la aprobación por apenas cuatro votos de diferencia.

"Tengo mucha emoción, estuvimos muy tensas, pero juntas con las compañeras apoyando esta ola enorme que está creciendo desde hace años", le dijo a Télam Florencia, mientras otra chica que pasa festejando grita "¡Este es nuestro Mundial!".

"¡Y ya lo ve, y ya lo ve, para los machos que lo miran por TV!", cantaba otro grupo entre los restos de la noche que quedaron esparcidos por Callao.

Entre gente que deambulaba envuelta en frazadas y esquivando lo poco que quedaba de las fogatas de la noche, los que apoyaron la ley seguían cantando "¡aborto legal, en el hospital!". Mezclados entre mujeres y adolescentes, varios hombres no tuvieron ningún pudor en sumarse con lágrimas de emoción.

La tendencia verde 

contagia a la región 

La votación sobre la despenalización del aborto en Argentina volvió a instalar el debate en los países de América Latina y el Caribe, una de las regiones con mayores restricciones al acceso legal a la interrupción voluntaria del embarazo, pese a tener las tasas anuales más altas del mundo, según señaló un estudio reciente.

Más del 97 por ciento de las mujeres en edad reproductiva en la región viven en países que penalizan el derecho al aborto, según el último informe del Instituto Guttmacher, dedicado a investigar cuestiones vinculadas a la salud reproductiva en el mundo.

Si bien América Latina avanza lentamente hacia la despenalización del aborto, la creciente fuerza que está tomando el movimiento Ni Una Menos en la región vuelve a instalar la temática en las agendas gubernamentales.

Tres a dos fue el voto 

de los santacruceños

De los cinco legisladores santacruceños, tres se pronunciaron de manera positiva y dos lo hicieron negativamente. Algunos argumentos sobre posturas encontradas, el debate y los tiempos del Senado.

No hubo unanimidad. Por el Frente para la Victoria, Máximo Kirchner y Juan Vázquez votaron a favor de la media sanción, al igual que su par por Cambiemos Roxana Reyes (pese a algunas especulaciones que anticipaban que lo haría de manera negativa). Por el contrario, Nadia Ricci y Antonio Carambia, también de Cambiemos, se pronunciaron en contra de la aprobación. 

En ese contexto, el diputado Kirchner afirmó que "este derecho es poner voz a muchas que callaron por miedo: miedo a morir en hospitales, miedo a morir de tristeza, a morir en la clandestinidad o morir en el silencio. Si se aprueba la ley, es dejar entrar luz para salir de la oscuridad que tanto nos pesa. Es sentir que pertenezco, que soy", enfatizó. 

"Estamos buscando proteger a las mujeres y resolver el problema", remarcó y reconoció luego que "quizá no sea esta la solución ideal; es la posible, la que tenemos a mano. Es la que les podemos brindar a las miles de mujeres que están afuera, que este Congreso no les mira la nuca".

Tal como lo había adelantado, Ricci votó en contra de la media sanción. "Creemos que es posible un trabajo de prevención que realmente incluya a todos y no tomar una decisión definitiva sin haber hecho el esfuerzo. Se trata de que pensemos en un Estado presente, nos vamos a unir todos a partir de este momento". 

"Creo profundamente que hay un camino previo y muy grande que debemos transitar todos los argentinos antes que despenalizar el aborto" afirmó. 

Aunque no habló en el recinto, el diputado Juan Vázquez sostuvo que "Argentina dio un paso adelante". Sostuvo que "fue una decisión muy difícil" y que "se dice que hay lugares o estados (provinciales) conservadores, pero creo que los hombres somos conservadores", es por eso que el diputado se preparó y capacitó durante estos meses para poder votar con conocimiento y fundamentos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias