PARA SER INDAGADO

Trasladaron al acusado de los abusos en Tres Lagos a El Calafate

Se trata del trabajador municipal que, desde el mes pasado, había sido denunciado en cuatro oportunidades. La abogada querellante en el caso, en declaraciones a La Opinión Radio, dio detalles sobre la continuidad del mismo.

Por La Opinión Austral


Luego de una cámara gessell practicada a una presunta víctima de abuso, la pequeña ciudad de Tres Lagos, en el interior de la provincia, gran parte de la comunidad festejó ya que el Poder Judicial resolvió ordenar la detención de un acusado.

Quien quedó tras las rejas, es un hombre de unos 45 años de edad, trabajador de la comuna que se desempeñaba en la única estación de servicio de la ciudad, sobre quien, desde octubre de este año, comenzaron a denunciarlo por presuntos abusos sexuales a, al menos, cuatro menores de edad (siendo dos de ellas ahora mayores).

Tal como lo informó La Opinión Austral, el pasado 15 de noviembre se hizo una segunda cámara gessell a una de las menores de edad y, el día después, el Juzgado de Instrucción de El Calafate, a cargo de Carlos Narvarte, ordenó la detención del acusado.

La noticia fue celebrada por las familias denunciantes que, desde principio de noviembre, hicieron movilizaciones en la pequeña localidad de un poco más de 300 habitantes pero, se sumó un nuevo reclamo: tras la detención del trabajador comunal comenzaron a pedir por su "expulsión" de Tres Lagos.

Por ello, realizaron una movilización alrededor de la Unidad Operativa Tres Lagos de la Policía pidiendo por su traslado a otra localidad. Finalmente, en horas de la mañana del jueves, ésto se transformó en realidad cuando el Poder Judicial ordenó que el acusado fuese llevado a El Calafate para que preste declaración indagatoria.

En paralelo, Nancy Martínez, abogada querellante de tres de las cuatro familias, fue entrevistada en el programa La Opinión Radio, que se emite por LU12 AM680 y por el Facebook de La Opinión Austral y dio a conocer detalles sobre la continuidad de la causa. Además, dejó la puerta abierta a que, posiblemente, haya más sobrevivientes a los abusos.

"El imputado fue trasladado a calafate para que brinde su declaración indagatoria, a partir de ahí comienzan los diez días para resolver la situación procesal. Todo empezó con la denuncia de una mamá de una de las menores y, desde ahí salieron nuevos casos. En esas denuncias hay dos mujeres que son mayores pero que cuando ocurrieron los abusos eran menores" comenzó diciendo.

Sobre la tardanza en la detención del hombre, Martínez explicó: "los tiempos procesales son lentos. En las primeras dos denuncias eran casos excarcelables (por abuso simple), usualmente no se los retiene, lamentable. En la de la última semana hubo resultados positivos pero con agravantes. Además, todavía faltan pericias de la última de las denuncias. En estos casos se revictimiza a las víctimas exponiéndolas a estas situaciones" aseveró la letrado.

"Hay patrones comunes de conducta de este hombre" indicó Martínez a la Decana de la Patagonia sobre el presunto modus operandi del acusado y agregó: "después de la primera denuncia, salieron a la luz otros casos pero eso no quita que sean las únicas, por eso yo digo que hay que escuchar a los niños, ellos no mienten. Hay que creerles. A veces están amenazados y no es fácil que cuenten lo que están pasando", dijo la abogada.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias