Las Heras

Definen la situación procesal de los acusados del homicidio de Torres

Por La Opinión Austral


Esta semana se resuelve la situación procesal de los acusados del homicidio de Luis Alejandro Torres. Se trata de un padre y su hijastro, que hoy serán llevados desde la Comisaría Segunda de Pico Truncado al Juzgado de Instrucción Nº 1 de Las Heras. Ya han declarado y, si bien uno habría confesado, el magistrado deberá evaluar todas las pruebas antes de tomar una determinación.

El pasado sábado 7 de abril, Luis Alejandro Torres (27) murió en el Hospital Distrital "Dr. Benigno Fernández" de la ciudad de Las Heras, tras recibir una herida corto punzante en la zona abdominal izquierda. Fue intervenido quirúrgicamente de urgencia y no soportó la magnitud de la herida sufrida horas antes.

Tuvo lugar en el barrio 1º de Mayo de la localidad norteña, en calle El Chaltén, y por el hecho dos sujetos fueron puestos bajo detención. Se trata de un padre y su hijastro, conocidos por sus iniciales JDF (56 años) y JCZ (52 años). En la noche del viernes y primeras horas del sábado, se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas junto a Torres.

Estas dos personas son las únicas acusadas de haber cometido el homicidio del joven de 27 años. Ambos fueron puestos bajo detención y ya han declarado ante el Dr. Eduardo Quelín, en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Las Heras. Trascendió que el hijastro se habría atribuido el crimen, diciendo que tras una discusión entre él y Torres, "se le fue la mano".

Este último sería el más complicado, ya que también, al momento de su detención, presentaba manchas rojizas -que serían de sangre- en sus prendas de vestir. Aún así, y a pesar de sus dichos, la Justicia deberá certificar a través de pruebas concretas si efectivamente fue él el autor material del homicidio de Luis Torres.

Citados nuevamente por el juzgado

Fuentes consultadas por La Opinión Austral indicaron que ambos sujetos continúan detenidos en calidad de comunicados en la Comisaría Segunda de Pico Truncado, y que hoy serán trasladados al Juzgado de Las Heras.

En tanto, esta semana se cumplen los diez días hábiles con los que cuenta el magistrado para determinar el grado de implicancia de los acusados. En base a las pericias de la investigación y testimonios, se resolverá la situación procesal de cada uno.

Se estima que a uno se le dicte el procesamiento con prisión preventiva y que el restante recupere su libertad, quedando ligado a la causa, aunque esto se conocerá en los próximos días.

La investigación

Tras el hecho y el deceso de Torres, se libró un oficio para desarrollar un allanamiento en el inmueble donde se generó la gresca y posterior homicidio de Torres. En este procedimiento se secuestró un cuchillo con manchas rojizas y se constataron varias cajas de vino sobre una mesa.

Personal de la División Criminalística está a cargo de estas pericias sobre el arma blanca. Los resultados serán posteriormente entregados a la Justicia y determinantes en la causa. A Torres, también se lo encontró en poder de un cuchillo de campo con vaina en el hospital, mientras estaba siendo atendido.

A su vez, en este mismo procedimiento se incautaron varias prendas de vestir con manchas de sangre, las que también son parte de los trabajos periciales.

Además, Torres vivía a unas tres cuadras de donde fue encontrado inconsciente y con la herida de arma blanca en su abdomen. La autopsia a su cuerpo, realizada en la Morgue Judicial de Caleta Olivia, arrojó como resultado que falleció por un shock hipovolémico, es decir, una pérdida severa de sangre que hizo que su corazón fuera incapaz de bombear sangre suficiente a su cuerpo.

Otro elemento que forma parte de la investigación del caso fue lo acontecido el pasado viernes por la madrugada, en la casa donde habría ocurrido el homicidio de Torres, ubicada en El Chaltén 1100. Allí, se produjo un incendio de origen intencional que consumió gran parte de la estructura del inmueble.

De acuerdo al informe de la Brigada de Pericias, se determinó que se rompieron tres ventanas de la vivienda (una en el living, una de la cocina y una en uno de los dormitorios) y que se arrojó algún líquido inflamable que dio origen a distintos focos ígneos.

La Policía investiga este hecho. Se ratificó que fue un acto intencional y el informe detalla que ningún vecino vio "movimientos extraños o sospechosos" antes del incendio.

Hay dos hipótesis: la primera de ellas correspondería a conocidos de Torres que, en un gesto de venganza, incendiaron la vivienda. En tanto que la otra -un poco menos probable- señalaría a conocidos de los dueños de la vivienda que iniciaron el incendio para eliminar posibles pruebas que, hasta el momento, no se habían recogido

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias