"PAPELITOS DE COLORES"

Día de las personas sordas: presentaron el libro homenaje a Jesica Minaglia en lengua de señas

"Papelitos de Colores", el libro que rinde homenaje a la docente de Piedra Buena y víctima de femicidio, Jesica Minaglia, también se puede disfrutar en lengua de señas.

Por La Opinión Austral


En el Día del Maestro, se realizó la presentación del libro "Papelitos de Colores", un homenaje a la docente de Comandante Luis Piedra Buena Jesica Minaglia, víctima de femicidio.

 Así era Jesica en su día a día dedicado a la docencia.
Así era Jesica en su día a día dedicado a la docencia.

El libro de autoría de la escritora y docente Verónica Lamberti se convirtió en un proyecto conjunto. Lamberti le ofreció el libro a Alejandra Montiel, directora de la EPP N° 93 -ex Escuelita del Río-  como “una historia para niños y niñas que no pudieron despedir a su maestra”.

</div>

Ella contactó a Viviana Miranda, profesora de arte de la escuela y muy amiga de Jesica, quien se encargó de las ilustraciones del libro.

Para la edición contactaron a Mauricio Rebolledo, de Editorial Zorro ColoradoLorena Pérez, se encargó de la narración y musicalización del cuento con “La Novena” de El Chaltén”. También colaboró la imprenta Servigraf.

Luego de la presentación del libro, realizada el 11 de septiembre y transmitida por laopinionaustral.com.ar, Nélida González, madre de Jesica expresó a LU12 AM 680 de Río Gallegos "fue una maestra con todas las letras. Amaba su trabajo y a los niños. Sus alumnos la querían muchísimo”.

Sobre el trabajo de Verónica Lamberti, dijo que fue “brillante” y que la propia directora le llevó el libro de regalo a su domicilio. “Es un hermoso homenaje y aparte un recuerdo muy lindo para su hijo”, expresó.

Miriam Innocenzi, interprete público de Lengua de Señas Argentina, también puso su conocimiento a disposición y hoy es posible que el libro esté al alcance de las personas sordas o hipoacúsicas. En You Tube se pueden encontrar dos versiones, una exclusivamente con lengua de señas y otra, que combina la lengua de señas con las imágenes del libro.

Justamente este 19 de septiembre en Argentina es el Día Nacional de las Personas Sordas, conmemorando la creación de la escuela "Bartolomé Ayrolo", primera escuela de sordos del país.

La fundación de la primera escuela

Brasil fue la primera nación sudamericana que se ocupó de instruir a los niños sordos y Argentina, la segunda. En 1870, José Facio comienza a educar a su hijo sordomudo, no tardarían en concurrir otros niños a su casa con idéntico fin, reseña el sitio web de la hoy Escuela de Educación Especial Nº 28 "Dr. Bartolomé Ayrolo".

En 1881/82, el Ministerio de Instrucción Pública lo incluyó en el presupuesto general como establecimiento del Estado con la denominación de Instituto de Sordomudos de la Capital. Más tarde, por sugerencia del doctor José A. Terry, el ministro de Instrucción Pública, doctor Wilde, nombró una comisión para examinar la escuela de Facio. La comisión presentó un informe acompañando el proyecto de reglamento, programa de estudios, entre otros puntos, e indicando la conveniencia de contratar profesores especializados de Europa y crear un nuevo instituto ya que el existente no ofrecía suficientes elementos para servir de base para su organización.

En 1883, Wilde con la firma del presidente Julio A. Roca, remite al Congreso de la Nación el proyecto de ley para levantar el edificio destinado al Instituto de Sordomudos, autorizando su instalación transitoria en un edificio ya existente y la contratación de maestros en el extranjero. Dos años más tarde el Congreso dictó la correspondiente ley.

El primer director de la institución fue Abate Serafín Balestra, traído de Italia, lo sucedió Facio con la colaboración de sus dos hijos. Al jubilarse se nombró director a Molfino.

A partir del 25 de octubre de 1894, el profesor Bartolomé Ayrolo ocupó ese cargo, siendo el primer director argentino y en su homenaje la escuela lleva su nombre.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias