Las 14 víctimas en 2020

El 82% de los accidentes de tránsito fatales ocurrieron fuera de la cuarentena: los casos uno por uno

A pesar de la caída del número de muertos en siniestros viales en Argentina y la provincia de Santa Cruz preocupa que la actitud de los conductores al volante no haya cambiado. Es más se agravó. "Nos ponemos alcohol en gel a cada rato pero el cinturón de seguridad no", advirtió María Sanz, titular de la Agencia Provincial de Seguridad Vial. Todos los detalles.

Por La Opinión Austral


La cantidad de muertos en accidentes viales registrados durante el 2020 no representan una muestra las pocas medidas de seguridad que toman los conductores a la hora de salir a la calle o a la ruta. Bajaron un 45% con respecto a 2019 a nivel nacional, pero eso no significa que hay mayor seguridad al conducir.

 

 

La drástica reducción de circulación desde el 20 de marzo de 2020, con niveles de consumo de combustibles que se desplomaron en todas las estaciones de servicio, marcó la baja en la cantidad de fallecidos, pero seguimos conduciendo sin tomar medidas de precaución.

 

 

"Nos ponemos alcohol en gel en las manos a cada rato, pero seguimos siendo incapaces de ponernos un cinturón", cuestiona María Sanz, presidenta de la Agencia Provincial de Seguridad Vial de Santa Cruz, desde Ramón Santos, el puesto que une el territorio santacruceño con Chubut, desde donde llevan adelante la Campaña Verano Vivo que marca mucha presencia en la ruta para persuadir y concientizar a los conductores. "Marca la diferencia", asegura Sanz a La Opinión Austral.

 

De otra forma, con poca o mucha circulación, los accidentes siguen ocurriendo porque las medidas preventivas no se toman. No se trata de habilidad al volante, sino de saber manejar. El año pasado, a pesar de la restricción para salir, en la provincia de Santa Cruz hubo 121 siniestros viales, 73 ocurrieron dentro de las ciudades santacruceñas y en la ruta, 48.

 

 DIANA CONTRERAS, MARIA SANZ Y LEANDRO SILVA EN EL PUESTO RAMÓN SANTOS.
DIANA CONTRERAS, MARIA SANZ Y LEANDRO SILVA EN EL PUESTO RAMÓN SANTOS.

 

 

Allí hubo 142 personas que salieron con lesiones leves y 23 que terminaron con lesiones graves, internados en el hospital público.

 

 

En 11 de esos accidentes se produjeron 14 muertes. Hubo de todo: en camiones, en motos, en choques frontales; dentro y fuera de la ciudad, cuatro y siete casos respectivamente, según el informe preliminar de la Agencia Provincial de Seguridad Vial de Santa Cruz, al que tuvo acceso La Opinión Austral. El año anterior hubo 32 fallecidos, al igual que en 2018, un 56% menos.

 

 

La estadística marcará el descenso de casos, pero no mostrará la necesidad de continuar reforzando la concientización para que las personas se suban al auto sin haber tomado alcohol, con los elementos de seguridad a punto, se pongan el cinturón y no se distraigan mientras conducen con el celular, por ejemplo.

 

En noviembre pasado, Sanz dijo a La Opinión Zona Norte que notaba una actitud exacerbada en en los conductores por las medidas epidemiológicas. “Están más violentos, enojados y quieren salir", y recordó que cualquier accidente de tránsito recarga el sistema sanitario, colapsado por la atención de pacientes con COVID-19.

 

 La Campaña Verano Vivo apuesta a la marcar presencia y apelar a la responsabilidad de los conductores.
La Campaña Verano Vivo apuesta a la marcar presencia y apelar a la responsabilidad de los conductores.

 

La cuarentena mostró que para que no haya muertos en accidentes viales prácticamente no debe haber autos en las calles. Sólo en enero, febrero, marzo y diciembre, meses sin restricción de circulación o con gran flexibilidad, ocurrieron el 82% de los accidentes fatales.

 

En enero hubo 4, en febrero 2 y en diciembre hubo 3. Marzo fue la excepción con cero accidentes fatales a pesar de la que la cuarentena se decretó en los últimos días. Pero el resto de los meses del año hubo dos casos más, uno en abril y otro en septiembre.

 

Enero, el mes con más casos

El domingo 5 de enero de 2020 fue el primer accidente de tránsito del año con víctimas fatales. Carlos Monllor y Lucía Arce, ambos de 25 años, iban a bordo de un Fiat Siena hasta que chocaron de frente con una Toyota Hilux a 13 kilómetros de Caleta Olivia. Lucía falleció horas después del siniestro en el Hospital Regional Padre Pedro Tardivo, mientras que 8 días después Carlos falleció por el fuerte golpe en la cabeza. Ninguno de los dos llevaba puesto cinturón de seguridad.

 

 

El 15 de enero una turista polaca murió en la Ruta Provincial 39 cuando mordió una piedra y cayó de la moto mientras se dirigía a Lago Posadas. La turista de 45 años y de apellido Matwijewicz se dio un fuerte golpe en la cabeza y murió en el lugar. Un hombre la acompañaba en el viaje.

 

 LA TURISTA POLACA SUFRIÓ UN FUERTE GOLPE Y FALLECIÓ EN EL ACTO.
LA TURISTA POLACA SUFRIÓ UN FUERTE GOLPE Y FALLECIÓ EN EL ACTO.

 

El 18 de enero a las 23.20 horas Jorge Orfelino Chaiquen de 69 caminaba ebrio por la calle José Ingenieros casi 13 de Julio de Río Gallegos cuando fue embestido por un hombre que conducía una camioneta Toyota Hilux.

 

 

 Una cámara de seguridad capta el momento justo en que la camioneta embistió al peatón.
Una cámara de seguridad capta el momento justo en que la camioneta embistió al peatón.

 

La muerte del vecino generó una gran conmoción e el barrio 240 Viviendas y hubo polémica luego de que la Justicia liberara al conductor, de quien se sospechaba que estaba inhabilitado de conducir.

 

 

El siniestro quedó registrado por la cámara de seguridad de una vivienda.

 

 

 

El 1 de febrero a las 21.40 horas colisionaron de frente un Fiat 500 y un Chevrolet Corsa a 75 kilómetros del puesto policial de Güer Aike. Un el accidente murió Cristian Damián Gordillo, un licenciado en teatro de 31 años que trabajaba en el Polivalente de Arte de la ciudad de Río Grande, provincia de Tierra del Fuego.

 

Gordillo regresaba de sus vacaciones en Córdoba con cachorros de perros dentro del Corsa. En el otro vehículo viajaba una familia de Río Gallegos de los cuales uno de ellos quedó con un fuerte golpe en la cabeza y fue trasladado al Hospital por un vehículo particular.

 

 

El 6 de febrero a las 4 de la madrugada murió un dirigente de la UTA al embestir un caballo en la ruta 3 y volcar cerca de Piedra Buena.

Julio Navarro iba a bordo de una camioneta Chevrolet Blazer junto con otras dos personas cuando impactó contra un equino suelto a 10 kilómetros al norte de la localidad de Piedra Buena. Los acompañantes salieron despedidos del vehículo mientras que el conductor quedó atrapado y falleció. Navarro era miembro de la comisión directiva del gremio de los transportistas de Santa Cruz y Tierra del Fuego.

 

 

 

El primer fallecimiento en un accidente vial en Santa Cruz durante las restricciones de circulación ocurrió el 2 de abril, 13 días después del decreto nacional. Omar Darío Favaron, un camionero de Río Gallegos de 52 años, murió al volcar el vehículo que conducía camino a la localidad de 28 de Noviembre. Llevaba mercadería para una sucursal de un supermercado de la Cuenca Carbonífera.

 

 

 

Cinco meses después, el jueves 10 de septiembre a las 18 horas, el sub oficial mayor retirado, Héctor Omar Negrón, de 58 años, perdió la vida cuando se quedó sin frenos en el camión Mercedes Benz que conducía y volcó en la rotonda de ingreso a Puerto Santa Cruz. El conductor quedó atrapado en la cabina del camión y murió en el lugar.

 

 

El 5 de diciembre falleció en la ruta otro trabajador esencial. Héctor Andrés Díaz, un joven de 28 de Noviembre de 33 años, licenciado en Bio imágenes y radiólogo del Hospital SAMIC perdió la vida mientras conducía su vehículo en el acceso a El Calafate.

Su auto despistó de la Avenida del Libertador y quedó encajado a la vera del camino. Díaz, que conducía el Volkwagen Fox cayó a la banquina cerca de la oficina de Turismo y falleció en el lugar mientras que su acompañante de 28 años sólo tuvo lesiones y fue asistido en el Hospital.

 

 

El jueves 10 de diciembre a las 16.10 horas murió otra persona en la ruta cerca de Gobernador Gregores. Sobre este hecho no hubo mayor información pero La Opinión Austral pudo saber que se trató de un hombre mayor de edad que murió en el Hospital 4 días después de haberse accidentado con su hijo.

 

Teresa Saucedo, una trabajadora del Hospital de Las Heras de 50 años de edad, murió en el nosocomio de esa localidad luego de un brutal choque en la esquina de la avenida Urquiza y calle Río Turbio ocurrido a las 23.35 horas del 13 de diciembre de 2020.

 

 

Un auto, en el que iban 3 jóvenes a gran velocidad, impactó en el lateral del acompañante donde viajaba Saucedo junto con su familia. Los vehículos quedaron a 10 metros de distancia tras la colisión.

 

 Teresa Saucedo tenía 50 años y trabajaba en el Hospital Distrital. FOTO: FACEBOOK
Teresa Saucedo tenía 50 años y trabajaba en el Hospital Distrital. FOTO: FACEBOOK

 

La mujer fue intervenida quirúrgicamente en el Hospital pero las lesiones fueron tan graves que no pudo superar el trauma y falleció en la madrugada. Su familia pide justicia

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias