¡HASTA SIEMPRE!

El Calafate, de luto: a sus 99 años, murió Aída Pantín Freile, pionera de Lago Argentino

La histórica vecina falleció ayer en El Calafate, ciudad que no había sido fundada cuando ella nació. Hoy será el velorio y sus restos se cremarán luego en Río Gallegos. El recuerdo de su última entrevista.

Por La Opinión Austral


Pura tristeza: a la edad de 99 años, murió hoy Aída Pantín Freile, una pionera de El Calafate.

Fue la décima hija del matrimonio entre José Pantín y Josefa Freile, quienes llegaron en 1913 y fundaron el hotel Lago Argentino. Su historia de vida y la de su familia están atadas a los orígenes y al crecimiento de la zona. Fue sobrina de Ramón Pantín que, teniendo sólo 17 años, fue uno de los obreros fusilados en estancia Anita en 1921.

Era nuera de Andreas Madsen, primer poblador de la zona que hoy ocupa El Chaltén, y fue esposa del primer guardaparque de la zona norte del PN Los Glaciares.

Toda la historia de su familia está recopilada en el libro "Hotel Calafate, de José Pantín y Josefa Freire (1913)", escrito por el periodista y docente Ángel Serra.

Aída era muy querida y reconocida en la localidad. Tuvo varios homenajes en los últimos años, organizados por distintas instituciones.

Este jueves sus restos fueron velados hasta la medianoche en la sala de la cochería Kemshash. Mañana, el velorio continuará de 08:00 a 11:00 hs. Se espera mucha presencia de la comunidad de El Calafate. Posteriormente, sus restos serán trasladados a Río Gallegos para su cremación.

En uno de los tantos homenajes, se destaca una entrevista en el auditorio de la Intendencia del PN Los Glaciares, en el marco de un ciclo llamado "El Calafate Honra", organizada por el grupo PeñAmarilla y realizada por el periodista Guillermo Pérez Luque, en 2018.

En la misma, con mucha lucidez, habló de cómo fueron los primeros años en el pueblo. "Fue una vida sacrificada. La gente no se quejaba tanto. No había horario y se trabajaba mucho", sostuvo y recordó que mientras los hombres iban al campo, ella junto a su suegra y cuñada se ocupaban de ordeñar vacas, para obtener leche y también producir quesos, los cuales después se sellaban y se vendían.

"Con las frutas, manzanas y peras se hacía mermelada. Trabajamos todo el día, sólo descansábamos un ratito", dijo.

También recordó el triste momento cuando falleció su pareja, el primer guardaparque. "Fue en el Cerrito, venía rápido. Cuando lo encontraron, dijo: 'Diganle a mi novia que me perdone', porque venía muy ligero".

"Estuve mucho tiempo ahí con su familia. Aprendí mucho. Mi papá me fue a buscar y yo le dije: 'No, yo no me voy de acá, estoy muy enamorada del lugar y de la gente'".

Para cerrar la entrevista, dejó un mensaje a la juventud: "Que sean honestos, que trabajen y estudien, que sean solidarios. Y que no anden en la noche haciendo macanas".

FOTO DESTACADA: AHORA CALAFATE


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias