PREOCUPANTE ESCENARIO

El petróleo a precio bajo, ¿vino para quedarse?

Se esperaba que luego de los acuerdos de recorte de producción el precio del crudo volviera a posicionarse en torno a los USD 40. Pero no pasó. Por un lado siguen las dudas sobre si alcanzará con la merma de la oferta, y por el otro Arabia Saudita volvió a vender crudo en “oferta” para el mes de mayo.

Por Irene Stur


Este lunes los precios del petróleo se comportaron como una gran montaña rusa. Al principio de la rueda subió cerca de un 4%, luego bajó hasta un 10% y luego se fue recuperando paulatinamente, aunque al cierre de esta edición, el Brent, había logrado recortar la pérdida inicial para cerrar a valores similares a los del viernes.

Aunque los principales productores mundiales aceptaron reducciones en su nivel de producción consideradas "históricas", aún sigue sobrevolando el temor a la superabundancia del recurso, debido al freno total a la economía al que obliga la pandemia del coronavirus.

De esta forma los futuros del Brent, promediando la rueda para junio, cotizaban en torno a los 32 dólares.

"Será un camino largo y difícil" advirtió el presidente de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari, sobre la recuperación de Estados Unidos, hoy uno de los puntos críticos de la pandemia.

 

Los integrantes de la OPEP+ llegaron a un acuerdo para recortar en 9,7 millones de barriles diarios la producción de crudo durante los meses de mayo y junio, cifra que podría rondar los 20 millones de barriles si otros países se suman al compromiso.

Así, durante la jornada, el precio del Brent, crudo de referencia para Europa y Argentina, abrió con una subida cercana al 4%, luego bajó y al cierre de esta edición promediaba los 32 dólares por barril. Casi 2 dólares menos del pico que llegó a tener este lunes de 33,9 dólares y la misma distancia del piso que llegó a tocar (30,6 dólares).

 

¿Insuficiente?

Para Juan Carlos Higueras, profesor de EAE Business School, la rebaja pactada en la producción mundial es "insuficiente”. El especialista aseguró a EFE, que la demanda de crudo podría caer hasta un 30% en lo que queda de año. Con un descenso agudo este mes y el próximo.

“Para que viésemos una subida significativa (de los precios), tendríamos que ver un recorte de producción de al menos 30 millones de barriles diarios algo que es inviable porque no es sostenible para la gran mayoría de los países que conforman la OPEP+", explicó.

"Quitando Arabia Saudí y tal vez Rusia es muy complicado hacer eso. Además, no sólo unos meses, sino durante todo el año. Con lo cuál va a ser complicado ver subir el precio del barril de petróleo”, añade.

Rusia, precisamente, aseguró ayer que el compromiso alcanzado en el seno de la OPEP+ evitará que el mercado "caiga en el caos" y que mantenga unas dinámicas "más o menos estables" en cuanto a los precios del crudo.

 

"Lo consideramos importante. Es una confirmación de que los países productores de petróleo, los miembros de la OPEP+ y una serie de otros países, pueden alcanzar consensos, pueden llegar a un entendimiento para estabilizar los mercados energéticos", recalcó el portavoz presidencial, Dmitri Peskov.

 

Oferta Saudí

A contramano de lo esperado, Arabia Saudita anunció sus precios oficiales de venta de petróleo para mayo con un fuerte descuento para sus clientes de Asia, del orden de los 7,3 dólares por barril. Esto significa una baja de 4,2 dólares respecto del promedio de abril, según informó Reuters.

Aramco, la petrolera estatal saudí, mantendrá sus precios para Europa y los subirá para sus clientes de Estados Unidos.

Esto se dio, sólo 24 horas después de que dicho país junto a sus colegas de la OPEP + acordaron el recorte en la producción, con el solo objetivo de evitar una caída más profunda en el precio internacional.

 

 

Por la caída de la demanda no hay capacidad de almacenaje

 

Mientras las provincias esperan definiciones sobre el barril criollo, las empresas comienzan a advertir que la fuerte caída de la demanda de crudo, producto de la parálisis de la actividad económica las puso al límite de su capacidad de almacenamiento.

Argentina no escapa al derrumbe de la demanda de petróleo. La venta de combustible cayó cerca de un 80% y en consecuencia la necesidad de abastecerse de crudo por parte de las refinadoras cae en paralelo.

Esto afecta directamente la actividad en los yacimientos. Algunos más que a otros.

YPF, por ejemplo, cerró la mitad de su producción en Vaca Muerta y en general, todas las petroleras aprovecharon, la necesidad de aplicar protocolos de restricción de personal, para mermar la extracción en sus yacimientos.

“Cuando te sobra petróleo, el tema de los precios no es determinante” confió un alto ejecutivo de la petrolera estatal a Bae Negocios.

Eso explica en partes, porque el apuro que tienen hoy las provincias para fijar un barril de crudo en torno a los USD 50 dólares no es compartido por algunas petroleras, sobre todo las que tienen el negocio de la refinación incluido. “No hay demanda” simplifican en su definición.

Esto es coincidente con los dichos del secretario general de Jerárquicos, José Lludgar, quien afirmó a La Opinión Zona Norte, en su edición de ayer, que la falta de demanda de crudo es mucho más preocupante que el precio en sí mismo.

 Así informaba en su portada La Opinión Zona Norte, desde la semana pasada, sobre la crisis petrolera mundial.
Así informaba en su portada La Opinión Zona Norte, desde la semana pasada, sobre la crisis petrolera mundial.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias