IMÁGENES SENSIBLES

Crudo invierno en Santa Cruz: el temporal congela hasta a los guanacos y las ovejas deben ser alimentadas

Este año, el frío azota como no lo hacía hace años en Santa Cruz y la Patagonia en general. La población oriunda de esta región coincidirá en que se trata de un invierno "como los de antes", tanto por las bajísimas temperaturas como por las grandes nevadas que hace tiempo no se registraban. En el campo, las tareas son más arduas en este contexto y los animales que viven en la intemperie sufren las fuertes heladas.

Por La Opinión Austral


En la zona rural de Santa Cruz, la situación para aquellos que viven o trabajan en las estancias ha sido compleja y hasta en algunos casos peligrosa durante este invierno, ya que la abundante cantidad de nieve ha dejado algunos lugares aislados por completo. Los animales de campo, por otra parte, también sufren las consecuencias del penetrante frío.

 

El presidente de la Federación de Instituciones Agropecuarias de Santa Cruz (FIAS), Miguel O'Byrne, envió un video a La Opinión Austral para ilustrar la labor de los productores de la meseta del Lago Buenos Aires, al norte de Santa Cruz, donde la nevada fue mucho más copiosa que en el resto de la provincia.

 

Allí, los trabajadores tuvieron que enfrentarse a las heladas para, por ejemplo, llevar comida a las ovejas.

“Hacer patria”

El vicepresidente de Electroingeniería, que integra la UTE Represas Patagonia, Gerardo Ferreyra, mostró a través de redes sociales un video que retrata la dureza del clima en Santa Cruz, donde se puede visualizar el trabajo de productores de la zona rural que “luchan” contra un temporal de nieve intenso para poder llevarles alimentos a las ovejas.

La descripción de Ferreyra señala: “En la estepa patagónica austral el espeso manto de nieve acumulado cubrió el alimento de ovejas y pone en riesgo su vida. Productores y trabajadores de campos aledaños a las centrales NK y JC, en construcción, luchan a brazo partido para llevarles alimento. ¡Eso es hacer patria!”.

Las crudas imágenes ilustran a la perfección la intensa labor de los productores de la meseta del lago Buenos Aires, al norte de Santa Cruz, donde la nevada fue mucho más copiosa que en el resto de la provincia.

 

“Casi congelado”

Por otro lado, La Opinión Austral tuvo acceso a otro video, de personal de Vialidad Provincial, en el que se alerta que muchos guanacos, choiques y demás animales salvajes de la zona se están muriendo de frío. En este último registro se ve cómo un trabajador intenta, casi sin éxito, levantar a un guanaco que se encontraba tirado, en un claro estado de vulnerabilidad, sin poder ponerse de pie.

En el intento, el cuadrúpedo se reincorpora, pero su debilidad es tal que no logra pararse completamente y vuelve a tirarse.

La desoladora imagen refleja lo que viven miles de animales de la estepa patagónica, que luchan, como un humano más, contra la nieve y el frío del sur.

 

Otro video llegó a LOA los últimos días, en donde se ve la triste imagen de un zorro silvestre que quedó completamente congelado en medio de la intemperie del campo.

 

Los rescates

Durante las últimas semanas, personal de la Policía de Santa Cruz y de Vialidad Provincial debió desplegar operativos de rescate en estancias donde las fuertes nevadas dejaron a las personas totalmente a la deriva.

Uno de los casos más destacados, que conllevó un impresionante trabajo de logística y esfuerzo del personal actuante, fue el de Félix Fernández y Olga Llaneza, la pareja de abuelos rescatada en su estancia “Piedra Grande”, a 250 kilómetros de Perito Moreno.

Con un prismático y un mapa bajo el brazo, Carlos Somoza, jefe distrital de Vialidad de Perito Moreno, lideró el megaoperativo de rescate que organizó en menos de una hora. Tardaron un día y medio en llegar al lugar. "El operativo requirió mucha coordinación. A veces no entendíamos: viajábamos con cuatro camionetas y la motoniveladora y amanecía andando y oscurecía andando", había recordado Somoza en un emocionante relato en el aire de LU12 AM680 Río Gallegos.

Otro fue el de “Pichona” Basterra, la mujer de la estancia “La Cuca”, a quien ser radioaficionada “la salvó” y así pudo pedir auxilio y recibir ayuda.

 

 

Además, otra pareja pasó una situación similar días después. Se trató de Adriana del Campo, de 63 años, y Rodolfo Panisini, de 66, que se encontraban varados desde el inicio de la pandemia, sin contacto posible con otras personas. Completamente solos y aislados, la nieve los sorprendió y tampoco pudieron comunicarse para pedir auxilio. Se estaban quedando sin comida y la leña se les acabó. Hasta que la ayuda llegó de la mano de Germán Reynoso, subcomisario de Operaciones Rurales de Perito Moreno.

Otro caso se sumó el pasado martes 21 de julio, cuando se asistió a una pareja que se encontraba aislada en su estancia y con la urgencia de que su pequeño hijo de cinco años, asmático, se había quedado sin medicación hacía varios días.

En tal tarea actuaron la División Operaciones Rurales (DOR) de Gobernador Gregores, Vialidad Provincial y personal del hospital local. Fueron hasta la estancia “Oasis”, ubicada a unos 120 kilómetros de la ciudad.

Mientras tanto, las temperaturas bajo cero están lejos de mejorar en los próximos días para las localidades de Santa Cruz, y este invierno será recordado como uno de los más fríos de la década

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias