HOY ASUME GARCÍA EN SU LUGAR

Los motivos de Juan Carlos Nadalich para presentar la renuncia a Alicia Kirchner

Estaba cansado y con problemas personales, dijeron desde el Gobierno de la provincia de Santa Cruz. Juan Carlos Nadalich, un hombre de extrema confianza de la gobernadora, llegó a la cartera de salud para cubrir la vacante que dejó Rocío García y estuvo 265 días a cargo, la mayoría durante la pandemia por coronavirus. Se fue en medio de un brote en la capital y con el principal hospital de la provincia saturado.

Por La Opinión Austral


El ministro de Salud de Santa Cruz Juan Carlos Nadalich, presentó su renuncia al cargo y de inmediato fue aceptada por la gobernadora Alicia Kirchner, que ya nombró a su reemplazante, Claudio García, quien venía ocupando el rol de subsecretario de Salud Colectiva.

 

 

La salida de Nadalich fue sorpresiva, ya que si bien en los últimos dos meses habían surgido rumores de su posible alejamiento, nada hacía presagiar que dejaría el cargo en el peor momento del brote que vive la capital.

 

 

 

 

Casi de improviso, el Gobierno comunicó de manera oficial que si bien Nadalich renunciaba al cargo de ministro, seguiría colaborando, aunque desde otro rol. Además, explicaron que motivos personales fue lo que llevaron al funcionario a alejarse del cargo que había asumido el pasado 10 de diciembre. Sin embargo, también la decisión encierra otras razones que fueron evidentes en los últimos días.

 

 

 

 

Se supo que ayer, el ahora ex ministro, “agradeció a la gobernadora, ministros y ministras la confianza y el acompañamiento en esta etapa”.

 

 

Según pudo saber La Opinión Austral, Nadalich venía -además de los motivos personales- sufriendo un gran desgaste en su tarea de contener el brote de coronavirus desatado en Río Gallegos. Incluso se dice que le “costó” armar un equipo dentro del ministerio.

 

 

 

Había centrado la primera parte de su gestión en una fuerte campaña de prevención del Covid-19 algo que surtió efecto hasta el 14 de julio, fecha en la que empezó el brote con epicentro en esta capital.

 

 

 

Dos semanas más tarde, al Gobierno no le quedaba otra que reconocer, en base a los datos epidemiológicos, que se había ingresado en la etapa de contagio comunitario, lo cual generó -como era de esperarse- una mayor cantidad de casos.

 

 

 

Nadalich fue, desde el comienzo de su gestión, >muy persistente en la idea del aislamiento y después del distanciamiento social y con cumplir con todas las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación. Esa dureza le valió en más de una oportunidad la crítica de algunos sectores comerciales que estaban impedidos de trabajar. Incluso llegaron a pedirle la renuncia.

 

 

 

Con el paso de los meses, fue un poco más flexible en sus recomendaciones sanitarias y hasta llegó a manifestar que, como comunidad, teníamos que asumir que íbamos a convivir con el virus por un largo tiempo y hasta que era aceptable comprender que debíamos cuidarnos, sin que eso significara encerrarnos en nuestras casas.

 

 

 

 

Este diario lo advirtió en más de una publicación. Fue Nadalich quien se opuso a la idea de reabrir los comercios en medio de las protestas llevadas adelante por un sector.

En las últimas semanas se hizo cada vez más notoria su ausencia pública. De hecho, la mayoría de los informes realizados por el Ministerio de Salud estaban siendo comunicados por Ignacio Suárez Moré, Ana Cabrera y el propio Claudio García.

 

 

 

El quiebre con el HRRG

 

 

 

Pero hay un hecho que no se puede dejar pasar por alto. Es que en los últimos días se produjo el quiebre definitivo en la relación con las autoridades del HRRG (Hospital Regional de Río Gallegos). Fue después que trascendiera el listado del cobro del aporte extraordinario, que incluía a directivos de ese nosocomio.

 

 

 

Uno de los directores del mismo, Javier Lerena, no dudó en cargar las culpas acusando al Ministerio de Salud de haberlo incluido en ese listado sin su autorización. Esto lo hizo público en una asamblea de trabajadores donde le pidieron respuestas por esta situación.

Además, se había dejado trascender que los directivos del HRRG habían contado con el apoyo de varios directores de hospitales del interior provincial.

 

 

 

 

i bien puede que no haya sido el principal tema concluyente por el que Nadalich dejó el cargo, es posible que esa situación haya sido el detonante de una renuncia que ya venía barajando, sumado, por supuesto, al desgaste natural por tantos meses de pandemia y su situación personal.

 

 

 

Quién asume

 

 

El Gobierno informó que asumirá hoy mismo el actual subsecretario de Salud Colectiva. Claudio García es médico cirujano y se desempeña actualmente en el Ministerio de Salud y Ambiente. Además, fue diputado provincial hasta el 10 de diciembre. Será el propio Nadalich quien lo pondrá en funciones

 

 

“Todos y todas sus campañerxs de trabajo valoraron la tarea realizada en este contexto y mostraron su acompañamiento a Nadalich, quien en estos meses llevó adelante un gran trabajo para poner a punto al sistema de salud en una crisis a nivel global que afecta a todo el mundo”, se manifestó oficialmente.

 

 

 

 

Finalmente, se expresó que la gobernadora agradeció al ministro y recordó que su gabinete es “un equipo de trabajo en donde todos y todas cumplen un rol importante en el marco de un proyecto político de inclusión”.

 

 

 

 

Por lo que pudo saber La Opinión Austral, el resto de los cargos en el Ministerio de Salud se mantendría como hasta ahora

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias