POR AHORA NO HAY DEFINICIONES PARA JUDICIALIZAR

Santa Cruz atenta a los cambios en la liquidación del barril criollo

Los rumores de una liquidación que no acate el precio sostén que fijó el barril criollo para la venta de crudo suenan cada vez más fuerte. Sin embargo, en el Gobierno Provincial están tranquilos y buscarán una estrategia conjunta con Nación.

Por La Opinión Austral


El barril criollo, o precio sostén, fue uno de los reclamos más importantes de la administración de Alicia Kirchner durante el aislamiento social y obligatorio. Sucede que antes de que se iniciara la cuarentena la provincia venía de un derrotero de pérdidas de sus ingresos por coparticipación y regalías, en un contexto en el que las empresas no lograban levantar cabeza.

Tal como informó este diario oportunamente, las provincias productoras de petroleo recaudaron la mitad de lo que les correspondía durante el aislamiento y por eso la restitución del barril criollo, que fija un precio diferencial y funciona como estímulo para que las compañías no abandonen las operaciones.

El sostén del precio del barril de petróleo a US$ 45, en un momento en que el crudo está por debajo de sus valores históricos, llegó para mejorar las regalías en las zonas productoras, pero el viernes el ministro de Economía provincial, Ignacio Perincioli, reconoció que ahora habían caído a un cuarto.

Entre otros factores, todavía hay dudas sobre un precio de referencia más alto. Las empresas no están de acuerdo con los US$ 45, porque entienden que vender a un precio diferente al de sus operaciones reales no es aceptable y va en contra de la jurisprudencia de la Corte.

Según comenzó a trascender, las regalías reflejarán el impacto de los precios en que se hicieron las operaciones de venta de petróleo durante el mes pasado y por eso hay quienes estiman que el promedio de precios para abril oscilaría en los US$ 20, lo que significa un 35 por ciento menos que el promedio de precios de marzo, ubicado en 31 dólares.

Pero si bien el Gobierno santacruceño fue el vocero del reclamo por la restitución del barril, también es cierto que considera que esta es una medida de transición hasta que se reactive la demanda.

En este sentido, fuentes consultadas por este diario indicaron que si bien existe preocupación porque no se estén liquidando las regalías al precio establecido por el decreto, la idea es fijar una estrategia común con el Gobierno de Alberto Fernández y no judicializar el asunto de inmediato. No porque no tenga asidero, sino porque “las cosas ya no son como cuando estaba Macri. Ahora podemos discutir”, indicaron

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias