#TOMEMOSCONCIENCIA

Santa Cruz volvió a detectar casos de coronavirus luego de 33 días

Cuando la provincia se encontraba en una nueva etapa de flexibilización y distanciamiento social, después de más de un mes sin nuevos contagios, este sábado sorprendió la noticia de cuatro casos de COVID-19 en Río Gallegos.

Por La Opinión Austral


Hace poco más de un mes ocurrió algo similar en Santa Cruz, tras semanas sin registrarse nuevos contagios, una vez más lo test dieron positivo, y el Gobierno encendió la alarma en la comunidad, con el objetivo de evitar una posible propagación del virus entre los vecinos y vecinas.

En esta oportunidad, se debió a la irresponsabilidad de cuatro trabajadores de una empresa de comunicaciones, que llegaron de Ciudad de Buenos Aires, para reparar una antena de Movistar en la sede de Gendarmería Nacional.

Los cuatro hombres, de 24, 26, 48 y 51 años, llevaron adelante una vida normal, hacían las compras en el supermercado y circulaban por la ciudad, sin realizar la cuarentena obligatoria que debe llevar adelante cualquier persona que ingresa a la provincia, durante 14 días.

Hasta que uno de ellos se presentó en el Hospital Regional de Río Gallegos con síntomas avanzados compatibles con coronavirus. Inmediatamente el personal sanitario realizó el hisopado correspondiente y confirmó el contagio.

Ahí comenzó el rastreo de contactos estrechos, y se supo que el paciente convivía con tres compañeros de trabajo, en un casa alquilada cerca del barrio Fátima y 400 departamentos. Al ser analizadas sus muestras, también resultaron positivas.

Así, después de 33 días consecutivos en los que Santa Cruz no registraba el virus y los test venían dando negativo, la provincia pasó a sumar 55 casos de COVID-19.

Cuando este sábado las autoridades santacruceñas tomaron conocimiento de lo ocurrido, comenzaron a ejecutar las medidas pertinentes, entre ellas el cierre preventivo de la sucursal ubicada en calle Corrientes de La Anónima y su posterior desinfección, como también se dispuso el aislamiento de todo el personal de dicho supermercado.

Además, se solicitó a los vecinos y vecinas que realizaron sus compras allí, entre los días 26 de junio y 3 de julio, que estén atentos a los síntomas respiratorios y ante la menor duda llamen al 107 para poder ser estudiados.

Por último, y mientras continúa el rastreo de posibles contactos estrechos con los nuevos contagiados, se pidió a la comunidad en general reforzar las medidas de prevención: distanciamiento, uso de tapabocas e higiene respiratoria, debido a que estas personas no cumplieron con la cuarentena y pusieron en riesgo a todos y todas en Río Gallegos.

FOTO: MIRTA VELASQUEZ. 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias