COVID-19

Se sumaron 380 profesionales al sistema de Salud de Santa Cruz durante la pandemia

Las contrataciones alcanzan las 380 personas, 66 de las cuales son médicos. El año pasado ingresaron al sistema 127, de las cuales 47 eran médicos. Aún hacen falta terapistas. Será uno de los primeros desafíos del nuevo ministro.

Por La Opinión Austral


La provincia lleva incorporadas este año 380 personas al sistema de salud pública, 66 de las cuales son profesionales médicos, mientras que 164 fueron las contrataciones de otros profesionales universitarios.

 

Los datos, a los que pudo acceder La Opinión Austral, demuestran que el sistema sanitario de Santa Cruz viene realizando un fuerte esfuerzo en la contratación de personal, en medio de una pandemia en la que todas las provincias pugnan por los mismos recursos humanos.

 

Asimismo, con una demanda importante de la Unidad de Terapia Intensiva, la mayor intranquilidad sigue siendo la del arribo de más terapistas, preocupación que ya recorre varios lugares de la Argentina.

 

 

 

Está claro que este año la gestión de Juan Carlos Nadalich hizo un gran esfuerzo en la contratación de personal. Pero uno de los desafíos más importantes que tendrá Claudio García, el nuevo ministro de Salud, será sumar profesionales a UTI.

Las altas en salud

Las incorporaciones de profesionales médicos al sistema público de salud en los últimos cuatro años (Ley 1.795), demuestran lo siguiente:

54 (2016); 24 (2017); 44 (2018); 48 (2019); 66 (en lo que va del 2020).

 

 

 

En cuanto a las contrataciones de profesionales universitarios no médicos, es decir, odontólogos, bioquímicos, farmacéuticos, enfermeros licenciados (Ley 1.795), etc. durante los últimos

años fue la siguiente: 99 (2016); 18 (2017); 33 (2018); 50 (2019); 164 (en lo que va del 2020).

 

 

 

 

Por su parte, en cuanto a los trabajadores de la ley 1.200 dentro de los que se encuentran los auxiliares de la medicina sin título universitario, las altas fueron estas: 75 (2016); 2 (2017); 14 (2018); 15 (2019); 57 (en lo que va del 2020).

 

 

Finalmente, el resto del personal incorporado, también de la Ley 1.200, pero en este caso considerado en la Ley 813 (ex Ley 591), como administrativos, mucamas, etc. fueron los siguientes: 27 (2016); 17 (2017); 7 (2018) 14 (2019); 93 (en lo que va del 2020).

 

 

El total del personal incluidos los primeros 8 meses de este año fue 380 trabajadores, contra 127 del 2019; 98 en el 2018; 61 en el 2017, y 255 en el 2016. Es decir, de un año a otro fue el triple de

ingresos.

 

 

Los terapistas

 

Estos números demuestran claramente que no hay falta de profesionales por una desidia del Estado, sino que los mismos se han ido incorporando. Los que faltan, y esto ocurre en todos lados, son terapistas.

 

 

 

 

De hecho, el Gobierno Provincial fue fortaleciendo el sistema de salud con personal y profesionales, en un momento en el que –además- hay mucha demanda de todas las provincias por el mismo grupo de gente.

 

 

En este último año, a partir de la gestión de Nadalich, es más notorio el crecimiento, pero si se observan los datos, la incorporación de profesionales se ha mantenido casi constante, sólo que ahora se ha

profundizado.

 

 

 

 

El principal problema es, como ya se dijo, la falta de personal profesional en la zona crítica. De hecho, el 12 de agosto pasado, la gobernadora Alicia Kirchner le expresó al presidente Alberto Fernández la necesidad de aumentar el número de médicos en terapia intensiva para Río Gallegos.

 

 

 

 

El presidente se comprometió a abordar la solicitud de la mandataria. La dificultad es que todas las provincias tienen la misma necesidad, por lo que la Nación tiene que ir administrando esa demanda. Desde el pedido de Alicia Kirchner a esta parte, según pudo conocer La Opinión Austral, han llegado a Santa Cruz 3 terapistas.

 

 

 

Adquisición de materiales

 

 

Otra pregunta recurrente es si Santa Cruz cuenta con los suficientes materiales para afrontar esta pandemia. La semana pasada, desde el Ministerio de Salud se refirieron al fortalecimiento del Sistema Sanitario Provincial a través de la adquisición de elementos y equipamiento para los hospitales de la provincia, como así también de la incorporación de personal en los mismos.

 

 

 

 

 

En ese momento, se habló de las acciones que llevan adelante desde el Gobierno Provincial a través de la Cartera Sanitaria desde que se manifestó la pandemia en el país y particularmente en nuestra provincia.

 

 

 

 

 

Se subrayó cómo se vino preparando el sistema y la labor que se viene realizando con cada uno de los trabajadores de salud en la provincia. Al respecto, se puso de manifiesto que el Gobierno -a través del Ministerio de Salud y Ambiente- adquirió:

Más de 50 mil camisolines;

Unos 40 mil envases de 200 ml de alcohol en gel;

52 respiradores;

90 bombas de infusión;

Alrededor de 1.600 termómetros infrarrojos y de mercurio que son personalizados;

y 500 oxímetros de pulso.

 

 

 

 

 

"Estos elementos e insumos fueron distribuyéndose e incorporándose en cada uno de los hospitales de la provincia en el marco del fortalecimiento de los mismos y del sistema de salud", remarcó en ese momento el secretario de Estado de Salud, Ignacio Suárez Moré.

 

 

 

 

 

En cuanto a la atención en el Hospital Regional Río Gallegos, el funcionario focalizó destacando la llegada de profesionales de Buenos Aires a los efectos de colaborar en la Unidad de Terapia Intensiva, como así también de médicos de las distintas localidades de la provincia, quienes están prestando servicio en dicho nosocomio.

 

 

 

 

 

"Para conocimiento de la comunidad no sólo el HRRG cuenta con la colaboración de profesionales, sino que también el sistema de salud ha incorporado alrededor de 200 profesionales en los hospitales de las distintas localidades. Se trata de enfermeros, médicos, y kinesiólogos que se sumaron a fin de fortalecer el Sistema de Salud desde que comenzó la pandemia hasta el momento", dijo en esa oportunidad.

 

 

 

El recurso humano con el que se quedará Claudio García es óptimo en la mayoría de los casos, aunque en el gobierno saben que están justos. Uno de los motivos es el contagio por Covid del personal, algo que también ocurre en otros lugares del país. Y, principalmente, la escasez de profesionales en UTI. Hacia ahí parece apuntarse desde la Cartera sanitaria como prioridad en recursos humanos.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias