CUPO LABORAL TRAVESTI - TRANS EN ARGENTINA

Walter Villaseca, primer trabajador trans de la UTN en Santa Cruz: "Mi vida tiene sentido por primera vez"

Pensar en acceder al trabajo es un sueño casi imposible para las personas trans pero gracias al cupo laboral, poco a poco se está haciendo realidad. La Opinión Austral entrevistó a Walter, el primer varón trans trabajador de la Facultad Santa Cruz de la UTN.

Por Belén Manquepi Gómez


El 9 de agosto de 2021 cuando Walter Villaseca pisó el edificio de la Facultad Regional Santa Cruz de la Universidad Tecnológica Nacional su vida cambió.

Nacido en Punta Alta hace 22 años, llegó a Río Gallegos cuando tenía seis junto a su mamá Sara y sus seis hermanos. Estudió en la Primaria N° 47 y en el Secundario, cuando inició su transición a varón, todo se complicó.

"Había mucho abuso por parte de profesores y alumnos. Me daba miedo, no podía acercarme a la puerta, me temblaba el cuerpo", cuenta a La Opinión Austral sobre porqué abandonó el colegio a los 15 años.

Durante esa etapa el colectivo LGBTIQ+ fue su contención. "Crecí como persona, fue mi familia, me entendían. Empecé a militar los derechos, a conocer gente más grande, con más experiencia y más voz".

Recuerda que en Río Gallegos "te insultaban en la calle, había discriminación en todos lados, la gente te señalaba. Hoy es otra cosa, podes ir tranquilo a cualquier lado sin que te estén señalando pero hace cinco años atrás, la gente no entendía y no quería entender".

Walter comenzó a buscar trabajo pero no lo conseguía. "No me tomaban en serio", recuerda.

 

 Walter trabaja desde agosto en la Facultad Regional Santa Cruz de la UTN. FOTO: LEANDRO FRANCO/LA OPINIÓN AUSTRAL
Walter trabaja desde agosto en la Facultad Regional Santa Cruz de la UTN. FOTO: LEANDRO FRANCO/LA OPINIÓN AUSTRAL

Fue este julio cuando la secretaria de Derechos Humanos de Santa Cruz, Nadia Astrada, le dijo que existía la posibilidad de que ingrese por la ley de cupo laboral travesti - trans.

La Marcha del Orgullo es el único espacio en el que me siento libre

Compartir

Pasaron algunas semanas hasta que su teléfono finalmente sonó. Lo entrevistaron un viernes y le pidieron que regrese al lunes siguiente. El 9 de agosto le dieron la bienvenida. "No lo podía creer. En dos horas tenía mi oficina, mi escritorio, todo el mundo me recibió muy bien, no entendía lo que estaba pasando".

Para su familia, cuenta, "fue una emoción tremenda, mis hermanos lloraban y me abrazaban, mi mamá estaba muy emocionada. Fue un momento muy lindo".

 Walter junto a su amiga Andrea en su primer día de trabajo. FOTO: GENTILEZA W.V.
Walter junto a su amiga Andrea en su primer día de trabajo. FOTO: GENTILEZA W.V.

Para él estar trabajando en el departamento académico era inverosímil. "Nunca en mi vida pensé que iba a trabajar. Esta oportunidad me cambió la vida, de un momento a otro siento que mi vida tiene sentido por primera vez".

En la universidad, su presencia también podría viabilizar actividades vinculadas a la diversidad. "Me interesaría muchísimo. Me gustaría que entiendan que es un ambiente en el que pueden ser quienes son y no tienen que esconderse", señala.

 Walter junto a su amigo Emmanuel en la Marcha del Orgullo 2019. FOTO: ARCHIVO JOSÉ SILVA/LA OPINIÓN AUSTRAL
Walter junto a su amigo Emmanuel en la Marcha del Orgullo 2019. FOTO: ARCHIVO JOSÉ SILVA/LA OPINIÓN AUSTRAL

En el marco del Día Provincial del Respeto a la Diversidad Sexual e Identidad de Género, el sábado pasado se realizó la Marcha del Orgullo sobre la que dice: "Es el único lugar, el único espacio y el único día en el año en el que me siento libre y no tengo miedo a ser quien soy. Es el mejor día del año, para mí es una tradición subirme a la camioneta con la bandera y estar delante de ellos, son libres y felices por una vez en el año, para mí es un momento".

 Marcha del Orgullo 2021. FOTO: LEANDRO FRANCO/LA OPINIÓN AUSTRAL
Marcha del Orgullo 2021. FOTO: LEANDRO FRANCO/LA OPINIÓN AUSTRAL

Además, el lunes en la FRSC se inauguró el Banco de la Diversidad, ocasión en la que Walter izó la bandera del orgullo y descubrió el banco. "Hace tres meses atrás estaba en mi casa lamentándome porque sentía que no iba a llegar a ser nadie en la vida y ahora estas personas estaban respetándome. Me gustaría que todas las personas como yo puedan sentir eso, el acto fue hermoso".

 El lunes pasado, Walter participó de la inauguración del Banco de la Diversidad en el ingreso a la Facultad Regional Santa Cruz. FOTO: UTN
El lunes pasado, Walter participó de la inauguración del Banco de la Diversidad en el ingreso a la Facultad Regional Santa Cruz. FOTO: UTN

En cuanto a qué falta para que más personas vivan la misma experiencia sostiene "compromiso. Que públicos o privados se comprometan a aprender e incluyan. Hay todavía muchas chicas en situación de prostitución que no tienen trabajo y son capaces. En la UNPA también puede entrar gente a trabajar".

Salgan, luchen y vivan porque nadie lo va a hacer por ustedes

Compartir

Hace dos meses, Walter se independizó. "De un momento a otro, tengo todo, fue un abrir y cerrar de ojos: trabajo, salud, mi casa, llego de trabajar y estoy en mi lugar, lo veía inalcanzable".

 En el Día Provincial del Respeto a la Diversidad Sexual e Identidad de Género, la bandera del Orgullo fue izada en el mástil de la Facultad Regional. FOTO: UTN
En el Día Provincial del Respeto a la Diversidad Sexual e Identidad de Género, la bandera del Orgullo fue izada en el mástil de la Facultad Regional. FOTO: UTN

Sin embargo, hoy aún hay un sector de la sociedad que ve al cupo como un privilegio y al respecto, él manifiesta "si lo fuera, estaríamos todos trabajando. Deberían ponerse en nuestro lugar, ver cómo son nuestras vidas, como nos trata la gente, cómo se nos niega todo. Si para ellos es un privilegio ser un ciudadano que trabaja y estudia, que lo vean así, pero me parece egoísta. Debería alegrarles que una persona trabaje y que no esté en la calle, se prostituya o se muera".

 'Trabajar me cambió la vida', contó Walter a La Opinión Austral. FOTO: LEANDRO FRANCO/LA OPINIÓN AUSTRAL
'Trabajar me cambió la vida', contó Walter a La Opinión Austral. FOTO: LEANDRO FRANCO/LA OPINIÓN AUSTRAL

 

 Para quienes hoy están realizando su transición de género, expresó "que no se rindan, que todo llega. La familia no te puede decir quién sos, quien vas a ser, no vivas engañándote, tenes que salir del clóset y decir 'soy un hombre', 'soy una mujer', hacelo, no te detengas. Hay que vivir, no se queden callados, salgan, luchen y vivan porque nadie lo va a hacer por ustedes".

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias