Piedra Buena

Una campaña para los más vulnerables durante la pandemia en homenaje a Jesica Minaglia

La maestra asesinada de Piedra Buena llevaba adelante un fuerte trabajo de asistencia con las familias de sus alumnos que se habían quedado sin ingresos durante al cuarentena por coronavirus. Hoy sus compañeras siguen ese acompañamiento.

Por La Opinión Austral


Desde la cuarentena, la EPP N° 93 donde trabajaba Jesica, realiza un fuerte trabajo con las familias de sus alumnos desde lo “pedagógico y lo emocional”.

La maestra, era parte fundamental de ese acompañamiento, que sacó a la luz que muchos padres y madres de los niños y niñas estaban en vulnerabilidad social y económica porque el aislamiento obligatorio impidió a muchos trabajadores informales “ganarse el mango”.

La directora del establecimiento, Alejandra Montiel, contó que están trabajando fuertemente y ayudando a estas familias con alimentos no perecederos y todo lo que está a su alcance, en una especie de “homenaje” a Jesica, quien amaba a sus alumnos. “Su frase siempre era si pudiera llevarme todos a casa, me los llevo”, recordó.

Montiel contó que Jesica en 2019 era asistente pedagógica en un primer grado y que en 2020, dado su perfil “empático, carismático y solidario”, arrancó con este mismo grupo ya en segundo.

“Era muy cariñosa, pero además muy empática. Si algún alumno vivía en una situación difícil de su hogar trataba de contenerlo y ayudar”, destacó, al subrayar que si bien estaba todo el tiempo alegre y con una sonrisa, era una persona con mucha personalidad y “muy abierta a decir todo lo que pensaba”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias