Policiales

Cayó la bandita del Belgrano y destruyeron su "aguantadero"

Por Martín Muñoz Quesada


Dos conocidos delincuentes, integrantes de una "bandita" del barrio Belgrano, fueron arrestados por la Policía. Otro de sus cómplices estaría en Córdoba tras el robo a un empresario. El último de sus delitos -y por el cual cayeron detenidos- fue sustraer dinero y electrodomésticos en la casa de una funcionaria provincial. Los vecinos están indignados.


*Por Martín Muñoz Quesada


</figure>


Amarillo y Vidal, dos conocidos delincuentes del barrio Belgrano, quedaron a disposición de la Justicia luego de que la Policía les encontrara el dinero que, la noche anterior, le habían robado a un alto mando del Gobierno Provincial, en un allanamiento que se hizo ayer por la tarde.


Todo comenzó en horas de la madrugada de ayer cuando se pudo corroborar que personas, hasta ese momento desconocidas, forzaron el ingreso de una vivienda ubicada en Marcelino López al 600, a metros de la Seccional Cuarta, para apoderarse de lo que pudieran.


El botín constó de 30 mil pesos en moneda nacional, algunos perfumes y electrodomésticos, entre ellos un televisor, un parlante y otros elementos, indicaron fuentes policiales consultadas.


</figure>


La vivienda pertenece a una funcionaria provincial, quien realizó la denuncia tras constatar el faltante de elementos en su vivienda.


Del caso tomó conocimiento el personal de la Seccional

Cuarta y la Dirección de Investigaciones (DDI) local que, momentos después,

pudo dar con la punta del ovillo y comenzar a desentramar cómo habría ocurrido

el delito e identificar a los sospechosos.


Investigadores abocados al caso indicaron a este diario que las cámaras de seguridad fueron vitales para dar con los malvivientes. Si bien en uno de los registros fílmicos se pudo establecer la identidad de uno de los ladrones, fue precisa otra cámara para poder individualizar al otro sospechoso. Los exhaustivos trabajos de relevamiento de cámaras de seguridad fueron llevados adelante por los efectivos de la DDI.


</figure>


Se trataba de Vidal y Amarillo. Conocidos delincuentes del

barrio Belgrano que, de un tiempo a esta parte, se han visto involucrados en

otros delitos en nuestra ciudad capital. Incluso Amarillo ha tenido una activa

participación en el robo al dueño de una estación de servicio a principios de mes,

y el "aguantadero" donde se realizó el allanamiento de ayer en la vivienda, fue

el lugar donde la Policía encontró algo del dinero denunciado como robado.


El

allanamiento


En la tarde de ayer, se realizó un allanamiento en una casa

ubicada en la calle José Ingenieros al 1100. Es el famoso "aguantadero" donde

los delincuentes paran para pergeñar robos, para disfrutar del botín que

consiguen y otras yerbas.


Las actuaciones fueron encabezadas por el personal de la

Seccional Cuarta junto a sus pares de la DDI pasadas las tres de la tarde. El

procedimiento se realizó ante la atenta mirada de los vecinos que ya están

cansados de la cantidad de robos que se registran en la zona.


Además de verse involucrados en cuantiosos robos, la banda

de delincuentes también está sindicada de subir al techo de su vivienda, saltar

al de los vecinos y apoderarse de lo que haya en sus patios. Vecinos de la zona

indicaron a LOA que, hace unos días,

estos malvivientes se apoderaron de un asado que estaban haciendo.


Volviendo al procedimiento, la Policía ingresó al

domicilio, redujo a los delincuentes y procedió a esposarlos mientras

realizaban las diligencias de rigor en busca de los elementos denunciados como

robados.


De acuerdo a lo que indicó el director regional Zona Sur, comisario

mayor Juan José Pérez, a este medio, los resultados del allanamiento fueron altamente

positivos ya que se pudo encontrar casi la totalidad del dinero sustraído,

además de los perfumes y los electrodomésticos, antes de que fueran vendidos en

el mercado negro.


</figure>


Respecto de los malvivientes, se supo que se trataba de

Vidal y Amarillo, los delincuentes con frondosos prontuarios. Además, dentro de

la vivienda estaba la novia de uno de ellos que se encontraba con su pequeña

hija. Ellas no fueron demoradas, pero sí contenidas por los agentes mientras se

realizaba el procedimiento.


Si bien no trascendió dónde se encontraba el dinero, se

supo que el mismo fue contado en el lugar ante la mirada de dos vecinos que

hicieron de testigos y elevado al Juzgado hasta tanto determine nuevas

directivas.


Al momento de la salida de los malvivientes, los vecinos de

la zona se agruparon en las inmediaciones y, de manera pacífica, aplaudieron el

rápido accionar policial, mientras se escuchaban algunos tibios gritos que

pedían: "que los dejen presos, que siempre salen y vuelven a hacer lo mismo".


El problema vino después. La Seccional Cuarta cuenta con

pocos calabozos de detención y dos de ellos ya se encuentran ocupados por

delincuentes que, días atrás, quedaron alojados. Son Victoria y Picuntureo,

sujetos sindicados por un delito de "amenazas calificadas", por lo que la

Policía tuvo un dolor de cabeza a pensar dónde alojaba a los dos nuevos

demorados.


Lo cierto es que los dos delincuentes quedaron detenidos y,

al cierre de esta edición, el personal de la Seccional Cuarta aguardaba por

nuevas directivas del magistrado interviniente.


Vecinos

amenazaron con incendiar el "aguantadero"


Ya cerca de las siete de la tarde, vecinos de la zona se

comunicaron con este periodista para hacer conocer su descontento por el famoso

"aguantadero", donde estos delincuentes se juntaban.


<figcaption> Los vecinos rompieron los vidrios del 'aguantadero' y amenazaron con prenderlo fuego.  FOTO: JOSE SILVA</figcaption></figure></div>
Los vecinos rompieron los vidrios del 'aguantadero' y amenazaron con prenderlo fuego. FOTO: JOSE SILVA


"Estamos cansados, hasta la vecina del pool de al lado no los quiere porque siempre hacen qui?" indicó una preocupada vecina que, además, denunció que la casa en cuestión pertenecía a un abuelo conocido del barrio, que padecía de Alzheimer y además no tiene familiares en la ciudad.


"El viejito (por el abuelo) murió en diciembre, no sé si lo mataron o si él se dejó morir, pero unas semanas antes, estos (por la banda de delincuentes) venían, lo golpeaban, se quedaban acá, le pedían plata o empezaban a andar por los techos para robarnos a nosotros, por eso estamos cansados".


La detención de los ladrones no hizo calmar las aguas en el

lugar, sino que complicó aún más las cosas. Cerca de las siete de la tarde, los

vecinos comenzaron a destruir todas y cada una de las pequeñas ventanas de la

vivienda y amenazaron con prenderla fuego.


"No queremos que ellos estén acá, no queremos que, dentro

de un tiempo, anden vendiendo drogas, nosotros tenemos nenes chiquitos que no

pueden salir a jugar por culpa de estos", aseguraron.


En Córdoba


Uno de los delincuentes que integra la mencionada banda no se encuentra en Río Gallegos, pese a haber estado sindicado de participar en otro robo. Se trata de Parada. Él se encuentra en Córdoba. Los vecinos de la zona denunciaron que, tras robar en la casa de un empresario, con parte del botín, se fue a visitar a su suegra que reside en Córdoba.




Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias