RÍO GALLEGOS

Confirmaron que el pescador muerto en Punta Loyola falleció por un ACV

Se trataba de Juan Guillermo Videla, un hombre de 47 años que fue encontrado por otro, en la tarde del domingo pasado. La Opinión Austral tuvo acceso a detalles del hallazgo de los restos.

Por La Opinión Austral


La noticia de un hombre que fue encontrado sin vida llamó la atención de Río Gallegos, cuando se supo que fue hallado a la orilla del mar, cerca de Punta Loyola.

Se trataba de Juan Guillermo Videla, un hombre de 47 años de edad, que había ido a las inmediaciones del Marjory Glen a probar suerte pescando, sin saber que un accidente haría que encuentre la muerte de forma prematura.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso La Opinión Austral, a través de diversas fuentes consultadas, se pudo establecer que todo tuvo lugar temprano el domingo, cuando Juan decidió subirse al Volkswagen Suran color gris que está a nombre de su esposa, para ir a pescar solo a Punta Loyola.

La jornada era normal hasta que en un momento, Juan se descompensó y no fue hasta las seis y media de la tarde cuando otro pescador lo encontró. Estaba en posición de cúbito dorsal y ya no tenía signos vitales. El hombre decidió no tocar el cuerpo, sino que dio aviso a las autoridades.

El primero en llegar fue un integrante de Prefectura Naval Argentina. El efectivo comenzó a hacerle maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar) al hombre pero ya era tarde. En paralelo, dio aviso a la Policía de Santa Cruz y solicitó una ambulancia para el traslado del cuerpo.

Una unidad de traslado llegó a Punta Loyola. Un médico certificó el deceso del pescador, pero se desconocía su identidad. Entre las pertenencia de Juan, no había nada que acreditara quién era.

Su cuerpo fue sometido al test de COVID que arrojó resultados negativos. Ya en horas de la noche, el Cuerpo Médico Forense realizó la autopsia correspondiente y se determinó que había fallecido por causas naturales, a raíz de un Accidente Cardio Vascular (ACV) y que no presentaba lesiones propias de un hecho de violencia.

Antes de eso, la Unidad Operativa de Chimen Aike comenzó con las averiguaciones con tal de saber la identidad del fallecido. Gracias a la patente del Suran, se pudo ubicar a la esposa para darle la triste noticia del deceso de su marido.

El auto había sido secuestrado de manera preventiva. Tras ser ubicada la mujer, los efectivos requisaron el interior del rodado en busca de más información para reconstruir las últimas horas de Juan. En el habitáculo encontraron sus documentos, su celular y unos 700 pesos.

Ángel Benegas, del Club de Pescadores de Río Gallegos, dialogó con La Opinión Austral y comentó: "No lo conocíamos, capaz que era un hombre que le gustaba salir a pescar solo. Por eso nos pareció raro, porque nadie había comentado", aseveró.

"Capaz es gente que llegó hace poco a Gallegos y fue a pescar. Por lo menos no era socio del club o no ha participado de los campeonatos que hacemos. Acá nos conocemos todos, aunque sea por apodos", concluyó Ángel

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias