Policiales

Cuatro federales detenidos por confuso tiroteo en el barrio 366 Viviendas

Por La Opinión Austral


Un policía federal en evidente estado etílico efectuó al menos diez disparos en inmediaciones del barrio 366 Viviendas de nuestra ciudad. Por el hecho, él y tres efectivos más fueron detenidos por sus pares de la Policía Provincial. En horas del mediodía de ayer recuperaron su libertad. La PFA los apartó de la fuerza y les inició un sumario administrativo.

 La inspección ocular estuvo a cargo del gabinete de Criminalística.
La inspección ocular estuvo a cargo del gabinete de Criminalística.

Los agentes de la delegación riogalleguense de la Policía Federal, Agustín Lisardo Domínguez, Daniel Domínguez y Jonathan Monasterio y el sargento Hugo Mule fueron detenidos en horas de la noche del sábado por sus pares de la Policía Provincial, luego de un confuso episodio que tuvo lugar en las inmediaciones de la vivienda de uno de ellos.

De acuerdo a la información oficial proporcionada por el Comisario Juan Rojas, jefe de la Seccional Tercera, La Opinión Austral pudo saber que todo comenzó cerca de las 11 de la noche del sábado cuando, a raíz de un llamado telefónico por parte de los vecinos asustados del barrio, se tomó conocimiento de una riña que incluyó al menos 10 detonaciones de armas de fuego en cercanías al complejo habitacional ubicado en el pasaje Alvarez, a metros del Centro Integrador del barrio.

Ante esta situación, una comisión de las fuerzas de seguridad provincial conformada por agentes del Comando Radioeléctrico, del puesto 31 y de la Seccional Tercera arribaron al lugar para verificar el hecho.

Para sorpresa de los agentes, se encontraron con tres efectivos de la Fuerza Federal aún con sus uniformes en la puerta del complejo quienes, al ver llegar a la Policía se entregaron sin ofrecer resistencia. Los aprehendidos, que se encontraban en evidente estado etílico, contaron a los efectivos provinciales que había un federal más en el tercer piso que también estaría implicado en el hecho, sujeto que también fue detenido.

Posteriormente, se dio intervención a las autoridades de la PFA sobre el hecho que habían protagonizado momentos antes sus subordinados y su traslado, por disposición de la jueza de Instrucción Roxana Suárez, a la dependencia más cercana.

Si bien existen varias versiones sobre el hecho en cuestión, la oficial dio cuenta que hasta el momento se investigan los detalles sobre cómo se desarrollaron los hechos, aunque este medio pudo saber por testimonios de vecinos que todo habría comenzado cerca de las 11 horas cuando los cuatro federales comenzaron una discusión en el pasaje, luego de comprar alcohol y que uno de ellos (Agustín Domínguez) sacó su arma reglamentaria y descargó su cargador apuntando a distintas direcciones y, afortunadamente, no hubo personas lesionadas.

Dos balas impactaron a un Ford Fiesta que pertenecería a uno de los policías y una más a una casa cercana al lugar del hecho.

Otra de las versiones que circulan durante las últimas horas sería que el efectivo que realizó los disparos hace unos días presentó su desafectación de la fuerza, porque se encuentra atravesando un cuadro de depresión y querría volver a la provincia de la que es oriundo, situación que no habría sido alertada por sus superiores.

En horas del mediodía de ayer, la jueza a cargo del caso dispuso que los sujetos recuperen su libertad después de fijar domicilio.

Inspección ocular

Respecto de la investigación solicitada por la Dra. Suárez para determinar fehacientemente las causas en las que se generó el hecho, tras la detención de los policías se procedió a secuestrar tres de las cuatro armas de los mismos e instó a realizar una inspección ocular en inmediaciones del lugar, para luego terminar en la puerta del departamento.

Fue minutos antes de la 1 de la madrugada cuando el Gabinete de Criminalística llegó al lugar del hecho y encontró, entre otros elementos de interés para la causa, al menos 10 vainas servidas en cercanías del complejo.

Ya durante la jornada de ayer, el magistrado interviniente dispuso que se realice un allanamiento en el interior de la vivienda donde se secuestraron entre otras cosas, prendas de vestir, y un plomo encamisado, es decir lo que recubre las balas, además del arma de fuego con la que se habrían efectuado los disparos.

Al mismo tiempo, se secuestró el Ford Fiesta y fue trasladado al Cuartel Central de Bomberos, lugar donde se realizaron pericias para determinar cómo fueron los dispararon que impactaron contra la carrocería.

En la continuidad de las investigaciones solicitadas por Suárez se pudo saber que los cuatro policías fueron sometidos a muestras de sangre, orina y los guantes de parafina con el fin de determinar si tenían restos de pólvora en sus manos y si habrían consumido algún estupefaciente.

Según informaron desde la Seccional Tercera, la primera carátula puesta por la Policía es Tentativa de homicidio, daños a la propiedad privada y violación de homicidio agravados por ser funcionarios públicos.

Separación de la fuerza

La noticia no cayó muy bien en la Policía Federal a nivel nacional y en la tarde de ayer ,se emitió un comunicado de prensa en el que se expresa al hecho como "una incidencia por problemas personales", entre los cuatro policías "por la que, con inusitada violencia el primero de los nombrados agredió con disparos de arma de fuego a sus pares. El efectivo fue reducido por personal de la Policía Provincial y si bien todos resultaron ilesos, fueron puestos a disposición de la Justicia encontrándose detenidos preventivamente, para conocer los motivos del enfrentamiento y el grado de participación que tuvo cada uno de ellos en el mismo".

El jefe de la Policía Federal Argentina ordenó la separación de la fuerza de los involucrados y la instrucción de un sumario administrativo por parte de Asuntos Internos, indicando que "cualquier desviación, tanto en la labor como en la vida personal de los uniformados que implique un quebrantamiento de la ley, habrá de ser considerada como una falta gravísima con la consiguiente generación de responsabilidades tanto penales como administrativas" y concluyó indicando que "la actual Jefatura de la PFA no va a tolerar ningún acto delictual ni de indisciplina de los integrantes de la institución"

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias