EN RÍO GALLEGOS

Detuvieron a un violento tras amenazar a su expareja con un arma

El acusado, un hombre de 60 años, quedó detenido en las instalaciones de la Comisaría Cuarta hasta que sea llamado a declarar. En un allanamiento, le encontraron un rifle y varias armas blancas.

Por La Opinión Austral


Un hecho de violencia de género se registró en las últimas horas, en Río Gallegos, y dejó como saldo a un hombre tras las rejas, una directiva impartida desde la Justicia, dos armas de fuego secuestradas y varios cuchillos incautados.

Tal como indican las estadísticas que maneja la Comisaría de la Mujer y Familia de nuestra ciudad capital, durante los fines de semana es cuando se registran más intervenciones de la Policía por este tipo de delitos, en los que un hombre atenta contra la integridad física o mental de una mujer.

En muchas oportunidades, las intervenciones policiales corresponden a violaciones de restricción de acercamiento, medidas dispuestas por el Poder Judicial en el pasado, y por las que los acusados quedan tras las rejas por el incumplimiento de la misma.

Este fue el caso que tiene como protagonista principal a un hombre de 60 años quien terminó detenido en la Comisaría Cuarta luego que lo encontraran caminando por las calles del Barrio Belgrano con un arma en sus manos.

De acuerdo a fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral, se pudo establecer que todo tuvo lugar entre las siete y las ocho de la tarde-noche del sábado, en el corazón del barrio antes mencionado, cuando un hombre fue hasta la casa de quien es su expareja y, tras amenazarla con la pistola desde el portal de ingreso a la morada, se retiró del lugar.

No fue la damnificada la que realizó la denuncia en un primer momento. La intervención policial se dio casi por casualidad ya que una autobomba de la Unidad Segunda de Bomberos volvía a su dependencia, tras un requerimiento, cuando se observaron al hombre deambulando por la calle estando armado.

Ante esa novedad, los bomberos dieron aviso a sus pares de la Seccional Cuarta, ubicada en la calle Posadas, al lado de la Unidad Segunda para que intervengan en la situación.

Los efectivos viajaron hasta el lugar donde encontraron al agresor. Él se encontraba en la esquina de las calles Juan de Garay y Cepeda y estaba retornando a su domicilio.

Tras una breve requisa, le encontraron el arma. Se trataba de un revólver calibre 22 con sus respectivas municiones, es decir que estaba cargada y, de manera preventiva, fue trasladado a la seccional más cercana.

Allanamiento

Recabando información sobre lo sucedido, se dio intervención al Juzgado de Instrucción Nº 2, de turno este mes y a cargo de Valeria López Lestón, quien dispuso un allanamiento en la casa del sospechoso en busca de más armas o de otros elementos de interés para la causa.

El procedimiento se hizo esa misma noche con el hombre aún tras las rejas. Los resultados fueron positivos, indicaron fuentes policiales consultadas, ya que los efectivos encontraron más municiones calibre .22, un rifle de aire comprimido y varias armas blancas que, si bien no tendrían relación con la causa prima, son peligrosas y podrían ser usadas en el futuro.

En la continuidad del caso, todas las armas fueron incautadas y puestas disposición de la Justicia, resguardadas en la dependencia policial que tomó el caso.

Se desconoce si el hombre cuenta con los permisos para portar armas de fuego o si cuenta con antecedentes por violencia de género contra su expareja, el magistrado dispuso que una vez cumplidos los plazos legales, el agresor no sea liberado sino que quede tras las rejas ante eventual indagatoria.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias