Policiales

Un almacén y una panadería fueron asaltados a mano armada

Por La Opinión Austral


En los delitos contra los locales comerciales, en muchos casos, la Policía no pudo dar con los autores. En la noche del jueves se replicaron en comercios de los barrios 499 Viviendas y Belgrano. En uno de ellos, los ladrones se alzaron con un botín cercano a los 15 mil pesos.


El delito de "moda" este verano en Río Gallegos parece

ser el de los violentos asaltos que se registran en horas de la noche en los

comercios de distintos puntos de la ciudad. En esos robos, los delincuentes

actúan casi siempre con la misma modalidad, con armas blancas o de fuego,

amedrentan a los presentes, se apoderan de lo que haya en la caja registradora

y se alejan.


La hora elegida por los delincuentes no parece ser al

azar, en la noche se hacen los cierres de caja y la recaudación se pone a

resguardo. Los malvivientes, conociendo eso, se acercan y cometen los violentos

robos.



En la noche del jueves se registró uno en una tradicional

panadería ubicada en uno de los límites del barrio 499 Viviendas con el APAP.

Se trata de la "Imperial". Allí, cerca de las 23 horas, tres ladrones

encapuchados ingresaron e hicieron que una empleada que estaba limpiando se

apartara a un costado para apoderarse del dinero de la caja registradora. El

hecho quedó filmado en las cámaras de seguridad con las que cuentan los

propietarios. Tras el delito los delincuentes desaparecieron de la escena para

usar la oscuridad de la noche como refugio.

Fuentes investigativas consultadas por La

Opinión Austral indicaron que se encuentran en las primeras averiguaciones

para poder dar con los delincuentes, incluso se sospecha que uno de ellos sería

trabajador comunal ya que vestiría una campera de Tránsito Municipal, o al

menos eso es lo que se ve en el registro fílmico. Las tareas se encuentran a

cargo del personal de la Seccional Tercera y de la DDI.


En

paralelo


Casi en simultáneo y con la misma modalidad, un almacén

del barrio Belgrano fue escenario de un delito similar, donde los malvivientes

se apoderaron de unos 15 mil pesos. Se trata del "Jemima", emplazado en la

esquina de Deán Funes y Vilcapugio. Allí, delincuentes con pasamontañas

encañonaron a la empleada que estaba con su hija y se alzaron con el botín

antes mencionado.


Las averiguaciones sobre este último delito están a cargo

del personal de la Seccional Cuarta y, al igual que el otro robo, no hay sospechosos.


Fuentes policiales consultadas por este medio indicaron

que, en ambos delitos, el personal del Gabinete Criminalístico realizó las

diligencias de rigor y levantó indicios que darían cuenta de la identidad de

los delincuentes, asimismo, se supo que los videos están siendo peritados en

busca de alguna pista que permita dar con ellos.


Como los robos se registraron casi en paralelo, se

presume que no se trataría solamente de una banda que actúa, sino que serían

varias asociaciones ilícitas que estarían delinquiendo con esta modalidad.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias