ENTREVISTA EXCLUSIVA

Hablaron los hijos de Ida, la abuela golpeada en el barrio Belgrano: "Sin las cámaras Donaire estaría libre"

Luego de que la jueza Valeria López Lestón viera los videos publicados por La Opinión Austral y ordenara la recaptura de Rodrigo Donaire, el sujeto de 31 años que el pasado martes se metió en la casa de la abuela para golpearla y robarle, los hijos rompieron el silencio. "Mamá tiene mucho miedo, no puede dormir, llora y no quiere comer", contaron. "Quiero que haya una condena ejemplar", le pidieron a la jueza.

Por La Opinión Austral


La familia de Ida, la abuela brutalmente golpeada por Rodrigo Donaire, rompió el silencio luego de que su caso diera una serie de ribetes judiciales que terminaron con la detención del hombre que la atacó en el interior de su casa.

Lucía y Luis, los hijos de Ida se sentaron en el sillón en el que, hace una semana, ella intentaba tomar un respiro de la tortura.

Contaron cómo está ella y las secuelas que el violento hecho podría dejarles. "Mamá está muy mal, apenas pudo dormir, con cualquier ruido se despierta, tiene mucho miedo", dijo Lucía, enfermera de Medisur.

Testimonio exclusivo en La Opinión Austral

 

"No tiene hambre, apenas si toma un poco de leche, está conmocionada todavía, le quedó una pelada en la cabeza, cuando llegamos los mechones de pelo todavía estaban en el piso y sobre ella", contó Luis, lo que vieron cuando llegaron a la casa de Juncal.

"No entiendo como este desgraciado hizo lo que hizo, quiero que caiga todo el peso de la ley sobre él, que haya una condena ejemplar", exigió Lucía porque "en el Juzgado de López Lestón ninguna causa prospera", agregó.

"Cuando el médico revisó a mi mamá le dijo: '¿esto nomás tiene?' y no la reviso más", dijo Lucía. En paralelo, Luis exigió: "la jueza tiene que creer lo que dijo la víctima, ¿o va a inventar una película mi mamá? ella no va a mentir o decir algo que no fue".

 

"Sin las cámaras hoy Donaire estaría libre, lo que queremos es que la jueza se ponga en nuestros zapatos, es una vergüenza. Ahora que tiene las pruebas que actúe como debe", reclamó.

"Mi mamá tiene todo el cuello azul, por suerte no hubo sangre, gracias a Dios ahora tampoco sabemos si tiene coronavirus y que éste tipo la pudo haber contagiado", advirtió.

Acerca del hecho de que el padre del agresor haya entregada al hijo a la policía, Luis no dio tregua. "Lo fue a dejar porque si no lo llevaba él, lo iba a sacar la policía de los pelos", exclamó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias