EL RELATO EN PRIMERA PERSONA

Incendio en el Madres a la Lucha: "Una desesperación horrible, mi hijo estaba ahí adentro"

Aurora Subelza, la trabajadora del Hospital Regional, cuyo hija perdió todo cuando las llamas se apoderaron de su vivienda, dialogó con La Opinión Austral. Dijo que se quedaron sin nada. "Justo ayer había cobrado y había traído toda mi platita a casa y la consumió el fuego".

Por Martín Muñoz Quesada


El incendio que se registró en una precaria vivienda en horas de la noche del viernes dejó a una familia de seis integrantes sólo con lo puesto. Tal como lo informó La Opinión Austral, el hecho se registró en una casilla ubicada en la manzana "C" del barrio Madres a la Lucha, cerca de las 10 de la noche y debió intervenir el personal de la Comisaría Quinta y de la Unidad Segunda de Bomberos.

Pese al esfuerzo de los bomberos, de la casilla no quedó nada. Las pérdidas fueron totales y la familia salió de la vivienda con lo poco que llevaban encima.

Aurora Subelza, es la madre de la familia y trabaja como auxiliar de limpieza en el Hospital Regional de Río Gallegos, pese a la tristeza que la inunda por estas horas, entre  lágrimas, dialogó con La Opinión Austral para comentar cómo fueron los minutos previos al incendio, el siniestro en cuestión y el día después.

 

 El fuego arrasó con todo el interior de la casa. (FOTO: JOSÉ SILVA/LA OPINIÓN AUSTRAL)
El fuego arrasó con todo el interior de la casa. (FOTO: JOSÉ SILVA/LA OPINIÓN AUSTRAL)

 

En un estremecedor relato desde donde estaba ubicada la casilla de su hija Sandra Guerra, Aurora contó que en la casa viven seis personas, cuatro mayores y las dos hijitas menores de edad. Ella había salido un momento antes con ellas y cuando retornó a su vivienda vio lo peor: "Fue una desesperación horrible, mi hijo estaba durmiendo ahí adentro".

"No supe que hacer, los vecinos estaban apagando el fuego con baldes, otros sacaron a mi hijo arriesgándose a que les pase algo, les agradezco muchísimo. Fue todo en cuestión de segundos" dijo la mujer de 50 años y que, desde hace 18, vive en nuestra ciudad capital.

El hijo de Aurora, de 21 años, fue trasladado de urgencia al Hospital donde, justamente, ella trabaja. "Hoy me dijeron que ya esta fuera de peligro, que está dentro de todo bien", aseveró la mujer. Según pudo saber este medio, él presentó lesiones en su cuero cabelludo y manos pero está estable.

 La precaria vivienda. (FOTO: JOSÉ SILVA/LA OPINIÓN AUSTRAL)
La precaria vivienda. (FOTO: JOSÉ SILVA/LA OPINIÓN AUSTRAL)

"La ambulancia tardó una hora en llegar, además, cuando vinieron los bomberos no tenían agua", reveló la madre de familia, casi al borde del llanto mientras algunos vecinos se acercaban para hacerle donaciones.

"No nos quedó nada, justo ayer había cobrado y había traído toda mi platita a la casa porque sabía que hoy se iban a llenar los cajeros. Y se lo comió el incendio. Le pido a la gente, por favor, que nos den una mano con ropa con lo que sea", fue el pedido desesperado de la mujer que también había sido llevada al centro asistencial porque había tenido un pico de presión tras ver como las llamas se apoderaban de su casa

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias