CONSTERNACIÓN EN ZONA NORTE

La casa del horror y la muerte de Puerto Deseado: cómo fueron las últimas horas de Rocío Trigo y Jesús Coitiño

Seres queridos se acercaron a la sala velatoria Cerdá de la localidad para despedir los restos de la joven asesinada. Cámaras de seguridad de la zona ubican a ella y a Jesús Coitino en la morada. ¿Que decía el último mensaje que le mandó a su madre?

Por Martín Muñoz Quesada


Puerto Deseado sigue conmocionado tratando de entender el nivel de brutalidad con el que una joven fue asesinada a golpes de puño por parte de un amigo que, luego, se quitaría la vida con una cortiña de baño.

Se trata del caso de Rocío Trigo, una chica de apenas 21 años años que se había juntado a jugar a las cartas con Jesús Coitiño, un hombre de 31 años, marinero, oriundo de Corrientes pero que desde hace años estaba radicado en el norte de Santa Cruz.

Desde la noche del jueves, cuando se encontraron los cuerpos de ambos, dentro de una casa ubicada en la calle Lago Argentino al 1600, propiedad de un amigo de Coitiño, la localidad está conmocionada.

 La cuadra donde está ubicada la casa donde ocurrió el horror. (FOTO: DESEADO NOTICIAS)
La cuadra donde está ubicada la casa donde ocurrió el horror. (FOTO: DESEADO NOTICIAS)

Con el pasar de las horas, se van conociendo más detalles respecto de los protagonistas. Por ejemplo, Coitiño tenía una pareja y un hijo de 11 años. Aquella relación terminó hace 9 años cuando la mujer decidió cortarle por "violento". Además, el marinero tenía problemas de adicciones, indicaron algunas de las testimoniales tomadas en la causa instruida por el juez Oldemar Villa.

Respecto de Trigo, se sabe que era una joven que trabajaba en una empresa de servicios. A través de las redes sociales, desde ese ente despidieron a la joven. "Estamos atónitos ante tan triste situación, nuestros compañeros que compartieron con ella, la recuerdan como una persona extraordinaria, llena de energía y buena gente", expresaron.

 Rocío Trigo trabajaba en una empresa de servicios. (FOTO: LA OPINIÓN AUSTRAL)
Rocío Trigo trabajaba en una empresa de servicios. (FOTO: LA OPINIÓN AUSTRAL)

Rocío era integrante del gremio UOCRA, su madre es delegada de ATE, mientras que su padre es director técnico de futbol de uno de los clubes más conocidos de la ciudad.

En la mañana del sábado, la sala velatoria Cerdá Servicios Sociales fue el escenario en el que seres queridos y familiares de Rocío se acercaron para darle el último adiós. Por otro lado, los restos del femicida fueron despedidos en su domicilio, indicaron fuentes consultadas por este diario.

Pese a que no hay personas imputadas porque el femicida se suicidó tras el hecho, el juzgado busca establecer las circunstancias en las que se produjo el deceso. Una de las pericias fundamentales fueron los resultados preliminares de la autopsia practicada a los protagonistas de este triste y conmocionante hecho.

 El frente de la sala donde seres queridos dieron el último adiós a Rocío Trigo. (FOTO: DESEADO NOTICIAS)
El frente de la sala donde seres queridos dieron el último adiós a Rocío Trigo. (FOTO: DESEADO NOTICIAS)

Tal como se presumía, Coitiño murió por asfixia por ahorcamiento autoinfligida, en tanto que la causa de muerte de Rocío fue por un traumatismo grave cerrado de tórax, es decir la mataron de un golpe de puño a la altura del pecho.

Reconstruyendo las últimas horas de ambos, se pudo saber que ambos se habían juntado en la casa que un amigo le había prestado a Coitiño para que se junte con Rocío. Compartieron bebidas alcohólicas y cocaína y en un momento dado, él la agredió hasta asesinarla. Luego le enviaría un mensaje a un ser querido para contarle lo que había pasado: "amigo, me mande una cagada, me voy a matar", una frase que quedará marcada a fuego en la comunidad.

Antes que suceda eso, Rocío le había mandado un mensaje a su mamá: "Ma, me quedó en lo de un amigo a jugar a las cartas, voy a llegar tarde" pero nunca volvió a su vivienda.

 Jesús Coitiño tenía 31 años y tenía problemas de adicciones. (FOTO: LA OPINIÓN AUSTRAL)
Jesús Coitiño tenía 31 años y tenía problemas de adicciones. (FOTO: LA OPINIÓN AUSTRAL)

Tal como lo adelantó La Opinión Austral, uno de los testimonios más importantes era el de un remisero que había llevado a Coitiño. En la tarde del sábado le tomaron testimonio y dijo no haber visto nada raro y que había trasladado al hombre desde 12 de Octubre y Piedra Buena a Lago Argentino al 1600, en la madrugada del jueves.

Ésto fue ratificado a partir de las cámaras de seguridad de la zona que fueron revisadas por los efectivos de la Dirección de Investigaciones (DDI) y dieron cuenta de la presencia del rodado de alquiler y la llegada de Coitiño.

Lo cierto es que la investigación sigue su curso con el fin de determinar las circunstancias en las que ocurrió el hecho, pese a que no hay personas imputadas ya que, como se dijo más arriba, no se insta la acción penal contra personas fallecidas.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias