RÍO GALLEGOS

Cinco demorados en allanamientos por el robo de 400 mil pesos a un kiosco que funciona las 24 horas

Esta mañana se realizaron operativos en cinco viviendas en busca de elementos relacionados al robo ocurrido el pasado 23 de enero en el Drugstore ubicado Paso de los Arrieros al 1300.

Por La Opinión Austral


Se realizaron cinco allanamientos simultáneos en distintos puntos de la Río Gallegos por el robo de una importante suma de dinero al kiosco "Drugstore 24 hs". Hast el momento hay cinco personas demoradas.

En la mañana del miércoles, cinco viviendas fueron allanadas por efectivos de la Comisaría Segunda y la División de Investigaciones, por un robo de 400 mil pesos al kiosco ubicado en Paso de los Arrieros al 1300.

Los operativos se realizaron en viviendas ubicadas en la calle Angela Brunetti al 500, Defensa al 200, Potosí 25, y dos monoblock del Barrio 400 departamentos.

Por el hecho hay cinco personas demoradas.

El robo de 400 mil pesos al Drugstore 24hs

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo 23 de enero en el Drugstore 24 horas que funciona en la calle Paso de los Arrieros al 1300, a metros de la Autovía 17 de Octubre y de una conocida cancha de alquiler.

Allí, tres delincuentes encapuchados llegaron al lugar y al grito de “dame la plata”, redujeron a los dos empleados del kiosco para apoderarse de lo que tuvieran a mano. Además de la caja registradora, se llevaron una caja que contenía la recaudación de varios días. En total, unos 400 mil pesos.

Tras cartón, además del dinero por el que habían llegado a robar, aprovecharon la ocasión para dar lugar a sus vicios: se llevaron algunas botellas de bebidas alcohólicas y cigarrillos para luego escapar en dirección a una conocida estación de servicio ubicada en la zona, cruzando la autovía.

En el caso intervino en primer momento el personal del Comando Radioeléctrico y de la Comisaría Segunda. Llegaron tras el llamado de los empleados que, tras intentar alcanzar a los delincuentes, decidieron recurrir a las autoridades para dar aviso del violento hecho.

Cuando los policías arribaron, dieron cuenta que ninguno de los empleados había sido lastimado aunque un dato cambió todo: uno de los trabajadores aseveró que, al menos uno de los malvivientes, portaba un arma, posiblemente una calibre 9 mm.

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias