CRUZARON LA LAGUNA ARCO IRIS PARA HUIR

Le robaron a un vecino y terminaron detenidos

Cuatro jóvenes de entre 20 y 25 años fueron detenidos por la Policía, luego de robar en una casa y destrozar dos vehículos. En el allanamiento, encontraron todo lo sustraído.

Por La Opinión Austral


Un curioso hecho de robo fue resuelto por el personal de la Seccional Quinta de Policía en horas del mediodía de ayer, luego de que se hiciera un allanamiento en una vivienda, y se encontrara la totalidad de lo denunciado como sustraído horas antes.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso La Opinión Austral, todo comenzó cerca de las seis de la mañana en una casa ubicada en Juan Carlos Oliva al 800 cuando un vecino despertó y se percató que personas habían entrado a su casa y se habían llevado un equipo de música, una soldadora y una caja de herramientas.

El hombre, al percatarse de lo sucedido, salió de su vivienda en busca de los malvivientes a bordo de su Ford EcoSport, mientras llamaba a la Policía. A unos metros vio a dos de los delincuentes que escapaban en dirección a la Laguna Arco Iris, a media cuadra de su casa.

En este momento, los ladrones lejos de entender que estaban acorralados, comenzaron a tirar piedras y le destrozaron la luneta a la camioneta. Por esto y, para que la situación no pase a mayores, el damnificado retornó a su vivienda.

Cuando apenas ingresaba a su domicilio, un segundo estallido se escuchó: los malvivientes esta vez le rompieron la luneta, pero de su Peugeot 408, según pudo consignar este medio a través de fuentes policiales consultadas.

Dos de los ladrones fueron detenidos tras romper la luneta de un auto

Este ataque fue crucial para detener a dos de cuatro delincuentes. Tras el llamado del damnificado, un patrullero viajó al lugar y dio con ellos cuando escapaban tras romper el Peugeot. Ellos, tienen 20 y 23 años y son conocidos por la Policía por contravenciones y delitos contra la propiedad.

Al momento de la reducción y detención, los ladrones no tenían lo denunciado como sustraído, por lo que las averiguaciones continuaron para dar con los otros implicados en el delito. Dos amigos de los delincuentes que también son conocidos por la Policía.

El allanamiento

El testimonio de un vecino de la zona fue fundamental para que la Justicia ordenara un allanamiento en la casa de los sospechosos. La misma está emplazada en la calle Juan Carlos Oliva y Dean Funes, apenas a una cuadra de la morada en la que robaron.

Según indicó el vecino a la Policía, él vio a los delincuentes cruzar por la plaza cuando los ladridos de un perro lo despertaron. El hombre señaló a la casa antes mencionada como el lugar donde los delincuentes escondieron lo robado.

Los malvivientes que faltaban, de 22 y 25 años, habrían creído que el robo había salido bien y que esta vez habían zafado. Lo que no sabían era que los agentes de la Quinta habían colocado una consigna policial invisible y los demoraron apenas salieron de la vivienda, momentos después.

Con todos los delincuentes tras las rejas, lo que faltaba era recuperar los objetos denunciados como robados. Cerca del mediodía, llegó la orden de allanamiento y finalmente los efectivos entraron a la morada en cuestión y encontraron todo.

Respecto de los delincuentes, se supo que una vez cumplidos los plazos legales el magistrado a cargo de la investigación ordenó que fueran excarcelados bajo caución juratoria y, posiblemente, en las próximas horas sean llamados a declarar.

En relación a los objetos, se supo que los mismos quedaron bajo resguardo de la Policía en la Comisaría Quinta y, en horas de la tarde de ayer, se esperaba que el damnificado se acercara a reconocerlos y, tras las actas de estilo, le serían entregados.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias