Policiales

4 años de cárcel al sujeto que apuñaló a su pareja

Por La Opinión Austral


Se trata un hombre de apellido Serón, que reconoció haberle asestado una puñalada en la espalda a quien era su pareja el 18 de febrero del año pasado.

Esta mañana se llevó a cabo el juicio en que se conoció la sentencia para Mauricio Serón, un trabajador municipal de 31 años que fue sentenciado a 4 años de cárcel por violencia de género contra su pareja a quien, durante una pelea, terminó hiriendo en la espalda.

EL CALVARIO QUE VIVÍA LA VÍCTIMA

De acuerdo al testimonio de la joven madre de 22 años, estuvo relacionada unos cinco años con el acusado, y fruto de esa relación tuvieron dos hijos, uno de 6 y otro de 2 años. La familia vivía en la parte posterior de la casa de la abuela de Serón, vivienda en la que vivía un calvario.

Con una serie de moretones que cada tanto ocultaba a su familia o buscaba excusas sobre el origen de los mismos ?según el testimonio de una de sus hermanas durante el juicio del 08 de mayo-, CF ya había naturalizado los episodios de violencia que sufría a manos de su pareja.

Si bien la violencia parecía cuestión de todos los días, dos hechos solamente fueron denunciados en su momento en la Policía, uno tuvo lugar el 28 de octubre del 2016 y el restante el 18 de febrero del 2017.

En el primero de los hechos, la familia se encontraba cenando en la casa de la abuela de Serón, cuando la víctima decidió levantarse e irse junto a sus hijos a su propia vivienda. El hombre la siguió y comenzó una discusión que fue subiendo de tono. Fue allí que el sujeto terminó tomándola del cuello y dándole golpes de puño. Moretones que luego fueron certificados por el médico policial cuando la mujer se acercó a la dependencia más cercana, la Unidad Operativa Sexta.

En aquella oportunidad, CF decidió irse de la vivienda que compartía con el acusado, junto a sus hijos y se instaló en la casa de sus padres, pero una semana después regresaría junto a Serón a la vivienda familiar.

La violencia no cesó y tuvo su punto máximo la noche del 18 de febrero del año pasado cuando el acusado llegó ebrio a su vivienda y, tras una discusión para ver quién se quedaba durante la noche con los chicos y el otro salía, él terminó asestándole una puñalada en el costado derecho de la espalda.

Tras el ataque, la víctima tomó las llaves de su auto y se dirigió, por sus propios medios, al Hospital Regional, donde fue atendida y debió ser intervenida por un neumotórax. Previo a su llegada al centro asistencial, la víctima había alcanzado a llamar a su padre para comentarle el ataque que había vivido momentos antes y que se dirigía al nosocomio local

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias