Policiales

"Si no hay respaldo de la jueza, a mi hermana nunca la van a encontrar"

Por La Opinión Austral


Más allá de la actuación del abogado representante de la familia Chocobar, la policía detuvo la búsqueda del cuerpo y la familia de Marcela Chocobar  espera que la causa avance para poder allanar, después de dos años y nueve meses la Laguna Ortiz, donde se habría arrojado el celular de la joven asesinada el 6 de septiembre del 2015.

Las hermanas de la joven trans, Judith y Laura Chocobar expresaron - en diálogo con "Juntos y Re-Sueltos" su impotencia ante el no avance de la causa. En primer lugar, Judith expresó que "me duele mucho decir que no hay novedades, que estamos a la espera de un juicio" y que "han faltado muchos allanamientos por hacer, se citó a gente para ir a declarar y no fue", todos motivos que entorpecen el avance de la investigación del femicidio de Marcela.

En cuanto a los imputados, Ángel Ázolini fue trasladado a la localidad de Puerto San Julián; Oscar Biot estaba alojado en la Seccional Segunda de Rio Gallegos y en el último tiempo fue trasladado a la Séptima. Con respecto al tercer implicado, Judith detalló un cruce casual en la vía pública con Adrián Fioramonti donde "No me aguanté de decirle mi repudio. Me miró con mucho odio y salió corriendo como un perro."

Vale recordar que luego de la desaparición de Marcela, sólo se halló su cráneo. En su momento, Judith detalló que "Estaba solo el hueso. Por el tiempo que había pasado los investigadores creen que es difícil que se haya consumido así de forma natural. Es doloroso pensarlo, pero alguien se tomó el trabajo de quitarle la carne con un filo." Cuatro meses después del hallazgo del cráneo, Adrián Fioramonti fue acusado por vender el auto en el que Marcela fue vista por última vez. Éste quedó libre tras pagar 50 mil pesos de fianza y luego fue sobreseído por "falta de mérito".

Además, sostuvo que la joven dejó en claro que "quería dejar la prostitución y se iba a dedicar a trabajar como antes; ella tenía proyectos, quería poner una tienda o un spa" comentó Judith.

En este contexto y ante una nueva marcha por Ni Una Menos, la lucha del movimiento feminista contra la violencia de género que tantas víctimas se cobra por año, la otra hermana de la joven trans, Laura Chocobar señaló que "tenemos una justicia corrupta que apaña políticos, a gente de la justicia, de seguridad" y que "sabemos del trabajo de la DDI, estamos profundamente agradecidas, pero si no hay un respaldo de la jueza de los jueces que están en la Cámara para que se hagan los allanamientos a mi hermana nunca la van a encontrar."

Por último, pidió que se terminen con los privilegios para quienes se encuentran procesados en la causa porque "Hace dos años y nueve meses que estamos luchando por justicia."

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias