FALSA DENUNCIA

Estuvo preso un año y medio por una violación que no cometió: "Perdí todo, tengo que reconstruir mi vida"

Juan Pablo Pérez sostuvo siempre su inocencia, pero las mentiras, las falsas declaraciones y las pruebas plantadas lo mantuvieron 18 meses tras las rejas. Se quedó sin trabajo y tiene que empezar de cero.

Por La Opinión Austral


El 10 de febrero será para siempre una fecha memorable en la vida de Juan Pablo Pérez, un trelewense de 37 años que terminó preso por una falsa denuncia de abuso sexual de su ex pareja. Ese día, la Justicia lo absolvió. El hombre que hoy debe empezar de cero su vida pasó un año y medio en la cárcel por un delito que no cometió.

 

“Me destruyó la vida. Perdí todo: lo material y el trabajo. También tengo deudas”, reveló en una entrevista concedida a Diario Jornada. "Perdí trabajo, auto y no tengo medidor de luz. Tengo que pagar como $ 35 mil de luz de un inquilino anterior que se fue. Conviví en la cárcel con gente que sí es culpable de otros delitos. Fue muy difícil".

 

"Todos mis amigos y familia me creyeron que no soy capaz de pegarle a una mujer o abusarla. En la Justicia nadie me creía, sólo mi gente. El resto no. Ni los policías de adentro, ni los abogados, todos decían que yo era culpable. Hasta mi propio abogado de ese momento quería que me haga cargo para que me disminuyan la condena. Pero yo le dije que no lo iba a hacer porque yo no hice nada. Yo soy inocente", relató.

 

La Justicia absolvió a Juan Pablo Pérez luego de una cruda batalla legal en la que su ex pareja hizo declaraciones falsas y contradictorias e incluso plantó pruebas en su propio cuerpo para apuntalar la mentira. "Cuando se le hace la pericia ginecológica a la mujer le habían extraído de su cavidad genital un preservativo. Nos llamó la atención porque el preservativo estaba cerrado, no estaba desplegado", explicó Martín Castor, abogado defensor de Pérez. "Nuestro asistido dijo que no se había protegido en el acto, no lo había usado".

 

"Decía que la habían atado, todo esto hacía que se tratara de un hecho muy difícil para trabajar, máxime la consideración de no tener elementos probatorios para ofrecer. Había una pericia telefónica que fue importante para resolver el caso y se falla a favor de Juan Pablo", explicó luego.

 

"Ella decía que luego no tuvo más contacto, que él quería seguir teniendo vínculo y ella no, cuando en realidad los mensajes no señalaban lo mismo. Fuimos al debate y luego de 5 días pudimos demostrar que Juan Pablo es inocente. Que la denuncia que había realizado la expareja era inconsistente y se contradecía en varias oportunidades, ella hizo la denuncia en la Comisaría, declaró en una audiencia y posteriormente en debate oral. Esas tres etapas fueron contradictorias con elementos probatorios", aclaró.

 

En el mismo orden, Castro fue contundente respecto al fallo de la Justicia. "Quedó demostrado que tuvo relaciones. Que había sido un despecho de ella. Él no quería continuar con la relación y el preservativo habría sido voluntariamente colocado. Había pericia genética pero no había ADN dentro del preservativo, sí en el cuerpo porque las relaciones existieron y en ese marco pudimos demostrar la inocencia. Él siempre dijo que era inocente".

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias