INTERVINO INFANTERÍA

Tensión en la Comisaría Primera: presos quisieron quemar con agua hirviendo a la policía

Nueve internos alojados en esa dependencia protagonizaron un intento de motín e intentaron atacar a los efectivos policiales. Tuvo que intervenir el personal de Infantería para sofocar el conflicto. ¿Cuáles fueron los motivos?

Por La Opinión Austral


Esta madrugada, un grupo de presos alojados en la Comisaría Primera de la ciudad de Río Gallegos encabezó un momento de extrema tensión. Todo comenzó cerca de las 4.30 de la mañana, cuando los internos comenzaron a golpear violentamente la puerta de ingreso al pabellón.

Al respecto, el jefe de esa dependencia, comisario Gabriel Andrés Sepúlveda, explicó lo sucedido a LU12 AM680.

"Los internos de esta dependencia estaban alterados y golpeando la puerta de ingreso al pabellón. Personal policial intentó entrevistarse con ellos y casi son agredidos", explicó.

En esa línea, el comisario detalló: "La puerta tiene una ventanilla donde uno observa el interior. Desde ahí un interno intentó agredir a un efectivo con la varilla de un calefactor. Allí, se cerró esa ventanilla, pero los internos intentaron derribar la puerta".

Más tarde se supo que la persona que intentaron agredir era una sargento primero, quién estaba como jefa de Guardia en esos momentos.

Además, Sepúlveda sostuvo que los presos quemaban papeles y rompían elementos que se encontraban dentro del sector. "Los efectivos fueron amenazados con ser quemados con agua hervida y agredidos con elementos de un calefactor", explicó el comisaria.

Ante este panorama, tomó conocimiento el Juzgado de Instrucción N° 1 que determinó dar intervención a personal de Infantería y se pudo contener el incipiente motín.

Una vez contenida la situación, se requirió la presencia del médico policial para examinar a los internos y se les extrajo sangre para analizar si estaban bajo el efecto de alguna sustancia. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos.

Por último, señaló que fue un solo interno el que inició el incidente, y el resto se fue acoplando a medida que la situación se iba agravando.

Al ser consultado respecto a los posibles motivos de la trifulca, el comisario indicó que hay "superpoblación" en el pabellón del conflicto.

"Estamos superpoblados, el pabellón tiene lugar para 6 detenidos y tenemos 9 en estos momentos", detalló Sepúlveda.

Incluso, indicó que uno de los internos había manifestado sus intenciones de ser alojado en otra dependencia, aunque no hizo las presentaciones formales.

"Se está tratando de ver el alojamiento en otras dependencias. Cuatro de ellos van a ser alojados en distintas dependencias de la localidad y los otros cinco que quedan esperan destino", concluyó.

 

 

 

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias