Policiales

Violento choque entre auto y camioneta: un lesionado grave

Por La Opinión Austral


Un joven de 28 años sufrió la fractura de una clavícula cuando la camioneta en la que viajaba por la avenida San Martín embistió a un Volkswagen. Se secuestró la camioneta porque el conductor estaba bajo los efectos del alcohol.

Fue cerca de las 6 de la mañana de ayer cuando tres vecinos de nuestra ciudad debieron ser trasladados de manera preventiva tras haber salido con diversas lesiones de un choque que tuvo lugar en inmediaciones de la sede central del Boxing Club.

Minutos antes, el personal de la Seccional Primera tomó conocimiento, a partir de un llamado telefónico desde el Comando Radioeléctrico, de una violenta colisión entre un auto y una camioneta en la esquina de la avenida San Martín y Provincias Unidas.

Fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral dieron cuenta del siniestro indicando que fue protagonizado por un Volkswagen Gol Power, conducido por un joven de 22 años que era acompañado por su novia de 21, y una camioneta Toyota Hilux guiada por un muchacho de 28 años.

Tras el arribo de los agentes de las fuerzas del orden, se procedió a solicitar una ambulancia para el traslado preventivo de los involucrados, siendo el conductor de la camioneta el más grave, quien aducía un fuerte dolor en uno de sus hombros.

Las primeras versiones indicarían que ambos rodados circulaban por la avenida San Martín cuando el conductor del Gol frenó en el semáforo y el conductor de la camioneta no lo habría visto, embistiendo al auto de menor porte en su parte trasera y arrastrándolo a unos 20 metros.

Tras el choque el Gol quedó completamente destruido sobre la vereda, a metros de la sede del Boxing. Metros atrás quedó la camioneta con daños menores.

Según se pudo saber, tras una serie de chequeos médicos, desde el Hospital Regional indicaron que afortunadamente la pareja que viajaba en el Gol resultó sin lesiones, más que algunos moretones producto del choque.

Por otro lado, al conductor de la camioneta se le certificaron lesiones graves ya que, por el fuerte impacto, terminó con una clavícula fracturada. En horas de la noche se esperaba que fuera intervenido quirúrgicamente.

Otro de los datos que trascendieron fue que el test de alcoholemia practicado al conductor de la camioneta arrojó resultados positivos, por lo que la Hilux debió ser secuestrada por el personal de la División Tránsito de la Policía.

Previo al secuestro de la unidad, la División Accidentología Vial realizó las diligencias de rigor en la zona del choque para determinar, fehacientemente, las causas que lo generaron. Aunque se presume que el alcohol al volante y la alta velocidad fueron los desencadenantes del siniestro.

Al tratarse de un choque con lesiones graves, desde el Juzgado de Instrucción N° 2, a cargo de la Dra. López Lestón, se libró una causa de "oficio" y todas las pruebas documentadas por la Policía deberán ser recibidas por el magistrado de turno.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias